En Ecuador, la captación ilegal de dinero es un fenómeno constante. El 16 de abril de 2022, la Superintendencia de Bancos presentó nuevas denuncias contra un esquema de captación ilegal de dinero.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Sucede a pocos días de la muerte violenta de Miguel Ángel Nazareno, fundador de la red ilegal denominada Big Money, que ofrecía exorbitantes rendimientos a quienes depositaban, ilícitamente, sus fondos. Ahora, la Superintendencia de Bancos, máxima autoridad regulatoria del sistema financiero, ha denunciado al llamado grupo Renacer, que operaría una red similar

PUBLICIDAD

Las alarmas saltaron luego de que en redes sociales se difundieran una serie de videos en el que dos hombres entregan una gran suma de dinero a varias personas —incluyendo a un presunto miembro de la Policía Nacional. Las denuncias fueron presentadas en la Fiscalía y en la Unidad de Análisis Financiero (UAFE). 

La Superintendencia, además, remitió a las dos entidades un informe técnico en el que se da cuenta de cómo operaría la presunta captación ilegal de dinero de Grupo Renacer. Según la institución, sería una de las ocho redes u organizaciones identificadas solo en 2022 con actividades sospechosas. La Superintendencia de Bancos registra al menos 128 operaciones de captación ilegal de dinero en el Ecuador. Hasta la mañana de este domingo 17 de abril, la Fiscalía no se había pronunciado aún sobre la denuncia.

En el Ecuador, solo pueden captar dinero las instituciones debidamente autorizadas por el Estado para hacerlo. Cualquier otra operación, es un delito. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) ecuatoriano dice que lo comete la persona que “organice, desarrolle y promocione de forma pública o clandestina actividades de intermediación financiera sin autorización legal destinadas a captar dinero del público ilegalmente en forma habitual y masiva”. Hacerlo conlleva una sanción de cárcel de cinco a siete años.

¿A partir de qué comenzó la denuncia? 

Las redes sociales se han convertido en un instrumento clave para la expansión de estos delitos, aunque también para detectarlos. 

Desde el 14 de abril, en Twitter y en Facebook comenzaron a aparecer —de a poco— varias imágenes en las que aparecía un hombre con el uniforme de la Policía Nacional, en el asiento del copiloto de un vehículo, mientras recibía una gran cantidad de dinero. Otro hombre, en el asiento posterior, graba la escena. 

Hay un primer video en el que se observa cómo el conductor cuenta decenas de billetes de 20 y 100 dólares para irlos separando de diez en diez. Luego, los va entregando al hombre, vestido de policía, que agradece a quienes serían los líderes de Grupo Renacer: alias Dieguito y alias Marquito

“Aquí están mil, aquí están cinco mil”, así dice el conductor, hasta que completa diez mil dólares. 

“Esto es el grupo Renacer. Este es el esfuerzo —o la bendición— de Don Marquito y Don Dieguito. Pues mire, esto es real, para la gente que me observa”, dice el presunto policía. “Nuevamente les agradezco, Don Dieguito, Don Marquito, Dios le pague por abrirme las puertas. Ahí estaré al pie del cañón, en el barco suyo”, reitera. 

Más adelante, el hombre cuenta que tuvo la oportunidad de conocer la casa del hombre identificado como “Dieguito”. “Les conté a mis hijos, quedaron sorprendidos. Dios le bendijo con eso, y no cualquiera lo hace de llevar a su casa”, dice. Entonces, quien sería Dieguito, cuyo rostro no aparece en el video le responde: “Chévere, Marquito, gracias por creer”. 

En otro video, el rostro del conductor sí puede distinguirse: es un hombre de al menos cuarenta años, con el cabello entre negro y canoso, con lentes. Al parecer, le gusta presumir de su operación: hay videos de él contando otras decenas de billetes de 20 con una chequera celeste. 

El presunto policía no es el único que habría recibido ese dinero. En otro video un hombre, identificado como Diego Torres por uno de los hombres que entrega el dinero, agradece la entrega de diez mil dólares. 

PUBLICIDAD

En las imágenes, el conductor le dice: “te vamos a pagar en efectivo el cheque que te había pagado”. Nuevamente entrega diez mil dólares y allí, el supuesto Diego Torres, dice: “Dios le pague por ese corazón que tiene. Le agradezco a Dios por ponerle en mi camino, así podré cumplir mis sueños, mis metas”. Luego, el conductor lo invita a compartir su experiencia. Torres cuenta que ese es el segundo “pull’ de dinero que recibe. Ha ganado ya más de veinte mil dólares, entregando diez mil en dos momentos.  Y la dinámica es simple: da cinco mil dólares y duplica lo entregado. No son las únicas imágenes difundidas. De a poco se van haciendo públicas otras decenas de fotografías en las que se ve a otros hombres y mujeres con sus bolsos repleto de dinero.

Karol Norona 150x150
Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.