El cuerpo sin vida de Don Naza apareció la mañana del 14 de abril de 2022. La policía investiga su muerte. 


Desde mediados de 2021, el nombre de  Miguel Ángel Nazareno Castillo, más conocido como Don Naza, se convirtió en tendencia no solo redes sociales y medios de comunicación, sino para la justicia ecuatoriana.

La mañana del 14 de abril de 2022, el cuerpo de Don Naza fue hallado sin vida en la parroquia de Amaguaña, cerca del sur de Quito. La policía investiga su muerte.

Don Naza era el gerente de la supuesta entidad financiera  llamada Quevedo Inversiones-Big Money que en dos meses de 2021 logró que miles de ecuatorianos le entregaran su dinero porque ofrecía pagar el 90% de interés en ocho días. Big Money tuvo entre 5 y 50  mil depositantes.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Antes de morir, Don Naza tenía un juicio por captación ilegal de dinero, y un juez le dictó medidas alternativas para evitar que vaya a prisión como presentarse periódicamente ante un juez. Sin embargo, nunca se presentó y la justicia perdió su rastro hasta el 7 de abril que reapareció en el Ministerio de Defensa, en el sur de Quito, pero evadió todos los protocolos de seguridad de esta institución y volvió a huir sin dejar rastro.

Don Naza, un supuesto hombre de “negocios”, se presentó el 25 de junio de 2021 en un medio de comunicación como: “Soy Miguel Nazareno, descendiente de esmeraldeño, radicado en Quevedo hace más de 33 años, y soy gerente propietario de Big Money”. Agregó “soy del pueblo y vengo del pueblo” y por eso, dijo, entendía las circunstancias de sus clientes. 

Miguel Ángel Nazareno fue cabo de las Fuerzas Armadas hasta el 15 de junio de 2021, fecha que dejó de ir al cuartel porque el 7 de ese mismo mes solicitó “cambiar la situación laboral” de activa a pasiva —casualmente cuando comenzó el escándalo por la dudosa procedencia de la empresa de captación de dinero. 

Nazareno aseguró en la misma entrevista que Big Money había hecho “muchas cosas en cuestión de inversiones en cuatro ejes: madera, consumo masivo, tecnología y línea blanco” y que buscaba personas que depositen una cantidad de su dinero y Big Money le pagaba un interés por ese dinero y “es así como nosotros le damos vuelta a ese dinero”. 

Don Naza aseguraba que “las inversiones son de ellos, nosotros les trabajamos el dinero”.

Nazareno se ganaba la voluntad de sus depositantes, que en su mayoría eran personas de bajos recursos, por medio de la entrega de dádivas como canastas de alimentos cuando las familias pasaban por crisis económica. En un vídeo que circuló en redes sociales se ve a estas personas abrazándolo y agradeciéndole por su ayuda. En el fondo del video se escucha una canción que supuestamente cuenta la historia de este hombre que dice: esta es la historia de un caballero, el ingeniero Miguel Ángel Nazareno, esto es pa’ don Naza, saludos pa’ Don Naza. Me compré una moto, mi carro y mi casa con el Nazareno, bacano se pasa.

Después de que se descubriera que esta entidad no estaba regulado por la Superintendencia de Bancos, cientos de personas lo defendieron. Incluso hubo caravanas en la provincia de Los Ríos que salieron a las calles para mostrarle su apoyo; entre las consignas decían que Nazareno está con los pobres.

Cuando los señalamientos en contra de Don Naza salieron a la luz, varios periodistas de otras provincias del país fueron hasta Quevedo a cubrir la historia y se encontraron bloqueos y violencia por parte de quienes lo defienden. La investigación ¿Quién obliga a la prensa de Quevedo a callar lo que debería gritar? de la periodista Diana Romero retrata esta situación.  El 23 de julio de 2021, un equipo de Diario La Hora vivió momentos tensos cuando uno de sus periodistas, un fotógrafo y un chofer del diario fueron apuntados con un arma desde otro vehículo al regresar de una cobertura cerca de Quevedo por publicar reportajes de las actividades de Big Money.

Una periodista contó que en el camino de regreso de su cobertura, un auto se les atravesó y se les colocó de frente. Ahí pudieron ver que desde dentro del vehículo un hombre les apuntaba. “Yo vi el arma y me agaché en la parte de atrás. El chofer aceleró, dio la vuelta y salimos”, recuerda. La destreza del conductor logró que pudieran esquivar el vehículo.

Las investigaciones a Big Money

Big Money, fundada por Don Naza, es una red de captación de dinero que presuntamente pagaba el 90% de interés semanal sobre los depósitos que le hacían miles de personas. Sin embargo, no es una empresa legalmente constituida ni está autorizada por la Superintendencia de Bancos. Funcionaba en Quevedo, un foco comercial y agrícola de la provincia costeña de Los Ríos. 

Después de que la Superintendencia de Banco anunciara que esta supuesta empresa no estaba registrada, el 30 de junio de 2021, la Fiscalía hizo tres allanamientos en Quevedo. El operativo se llamó Verde Fortuna e incluyó: 

  • El Comercial Nazareno, que sería el domicilio de Miguel Ángel Nazareno.
  • El Tennis Club Quevedo, en donde se habría  captado el dinero. 
  • Un lugar donde se presume que se almacenaba el dinero. 

La Fiscalía investiga a Big Money por el presunto delito de captación ilegal de dinero. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) ecuatoriano dice que este delito se sanciona con cárcel de cinco a siete años. Según el COIP, lo comete la persona que “organice, desarrolle y promocione de forma pública o clandestina actividades de intermediación financiera sin autorización legal destinadas a captar dinero del público ilegalmente en forma habitual y masiva”.

La Fiscalía ha continuado con la investigación. El pasado 28 de julio, la institución dijo que había encontrado ropa con logotipos y distintivos de la Policía Nacional en un allanamiento relacionado con la investigación a Big Money. Además, la Fiscalía dijo que encontró matrículas de vehículos, municiones, cartuchos de armas de fuego y uniformes de otras instituciones de la localidad. 

El 1 octubre, la Fiscalía le formuló cargos por captación ilegal de dinero a Miguel Ángel Nazareno. Otras dos personas fueron también procesadas por el mismo delito en la provincia de Los Ríos. Una de ellas era su esposa y la otra una trabajadora que se encargaba de realizar la promoción de los “servicios financieros que ofrecía la red”. En la audiencia de formulación de cargos en el Complejo Judicial de Quevedo el juez aceptó los argumentos de la Fiscalía con lo que se dio inicio al proceso penal. 

El juez Carlos Bowen decidió que los procesados tengan medidas sustitutivas y que se presenten una vez por semana en el juzgado. Don Naza nunca cumplió con la orden. Además, el juez dictó prohibición de salida del país y la enajenación de bienes de los tres implicados. La instrucción fiscal durará noventa días.  

No se sabe qué pasará con el proceso judicial contra Don Naza tras su muerte.

Captura De Pantalla 2021 04 08 A Las 18.43.57 E1663876942101 150x150
Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR