La escena fue desoladora: Camila* yacía en el piso del parque La Carolina, en el norte de Quito, mientras su ex pareja, intentaba clavarse un cuchillo en el pecho. Segundos después, la apuñaló hasta que otro hombre intervino, golpeándolo con un palo, neutralizándolo con su pie sobre la cabeza hasta que llegó la Policía. El ataque —que ocurrió la mañana del viernes 15 de abril de 2022, durante el feriado por Semana Santa— fue grabado por el abogado Felipe Rodríguez, quien lo viralizó en redes sociales. Horas después, la Fiscalía anunció el comienzo de una investigación contra el agresor por tentativa de femicidio

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El reporte preliminar de la Fiscalía dice que el agresor había citado a Camila en el parque La Carolina de Quito para, según él, conversar sobre temas relacionados a sus hijos, que aún permanecían bajo la custodia del hombre. Varias personas, que rindieron su versión en calidad de testigos, contaron que, luego de una discusión entre ellos, él la agredió con un cuchillo. Después, intentó suicidarse. 

PUBLICIDAD

Pero mientras algunos ciudadanos grababan el ataque —en un país donde una mujer es asesinada cada 38 horas por la violencia machista—, Joel Eduardo Padilla, un joven migrante hondureño, intervino para evitar que Camila fuera víctima de femicidio. Ella ahora se encuentra estable en un hospital. Su ex pareja también fue trasladado a un centro de salud. 

En la audiencia de formulación de cargos —que se instaló la madrugada del 16 de abril y fue catalogada como de delito flagrante, pues el agresor fue descubierto en pleno ataque— el fiscal Cristhian Fierro expuso varios elementos de convicción. Entre ellos, el parte policial de detención, el informe médico de las evaluaciones practicadas a Camila, y también al hombre procesado, además de las versiones de testigos presenciales. 

La jueza Janeth Chaví, de la Unidad de la Flagrancia de la Fiscalía, dictó prisión preventiva contra el agresor, mientras avanza la investigación por tentativa de femicidio, que, además, anunció la institución, tiene dos agravantes: el hombre habría intentado restablecer una relación de pareja con la víctima y la existencia de un vínculo entre ellos. 

La Secretaría de Derechos Humanos, liderada por Bernarda Ordóñez, dijo que había tomado contacto con la familia de la mujer agredida y se comprometió a brindarle protección integral. 

La violencia machista no para; la intervención salva vidas 

El mismo día en el que se conoció del intento de femicidio contra Camila, que logró sobrevivir, también se supo de otro ataque contra una mujer, en la provincia costera de El Oro. 

Las cámaras de seguridad de un estudio jurídico registraron cómo un hombre, que sujeta a la fuerza a su víctima, golpea su rostro, la patea y la insulta, frente a dos personas que deciden no intervenir. Una de ellas se acerca para hablar, pero el agresor sale, mientras la mujer permanece en el suelo, asustada. 

Ecuador es un país donde seis de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencias: física, psicológica, sexual y patrimonial. La sobrevivencia de Camila —a quien intentaron asesinar en pleno espacio público, frente a decenas de personas, como ocurrió con una Diana, en Ibarra, en 2019— fue posible gracias a que Joel Eduardo Padilla sí decidió actuar para evitar que fuera asesinada. 

Padilla es un hombre hondureño que estaba de visita en el país. Ayer, 16 de abril, fue homenajeado por la Policía Nacional, que lo reconoció como un “héroe”.

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.