Todas las personas que usan o tienen acceso a internet están expuestas a la violencia de género digital. Esta violencia aunque no se ve puede afectar y tener graves consecuencias en la vida de las personas que son víctimas. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

La violencia digital es toda forma de discriminación, acoso, explotación, incluyendo los abusos y todas las agresiones que se producen al usar redes sociales, correo electrónico, o cualquier medio dentro de las tecnologías de la información y de la comunicación. 

PUBLICIDAD

En concreto, la violencia de género digital puede ocurrir cuando una persona siente afectada su integridad o seguridad por comentarios en las redes sociales o mensajes anónimos.

“Es importante tomar en cuenta que este tipo de comunicación tiene afectaciones a nivel físico, psicológico, sexual e incluso económico”, dijo en enero de 2022 a GK, Priscilla Purtschert, coordinadora del programa Navegando Libres por la Red, una iniciativa de la organización ecuatoriana Taller de Comunicación Mujer —dedicada a defender los derechos de las mujeres y personas LGBTI. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

La experta dijo que es importante comprender que lo que ocurre en los espacios virtuales es real y tiene consecuencias tan reales como las violencias que ocurren en los espacios no virtuales.

¿Qué tipos de violencia de género digital hay?

  • El acoso digital: amenazas, lenguaje violento, llamadas insistentes.
  • La violencia sexual digital: difusión de imágenes o vídeos íntimos sin consentimiento. 
  • El doxing: La difusión de información privada, como datos personales, con el fin de hacer daño a una persona.
  • El discurso de odio y expresiones discriminatorias: son expresiones despectivas y repetitivas de estereotipos y roles de género.
  • Los ataques a la libertad de expresión: son limitaciones al discurso libre y pueden darse por el Estado u otros agentes sociales con poder de censura. 
  • El acceso no consentido a dispositivos y cuentas: es la entrada ilegal, no consentida, a un aparato o cuenta ajena. Puede darse mediante un hackeo o sin él, a través de engaños o suplantaciones de identidad. 

¿Cómo prevenir y lidiar con la violencia de género digital?

La antropóloga Priscilla Purtschert explica que es importante fortalecer las redes de apoyo con amigas, amigos o familiares. 

En caso de una amenaza de difusión de imágenes íntimas, si tienen esa red, quien es víctima de esa forma de violencia, puede enfrentar la situación de mejor manera pues tiene un apoyo emocional. Estas redes también permiten hacer una denuncia masiva para que las plataformas de Facebook, Instagram o Youtube eliminen esas imágenes o suspendan las cuentas desde donde proviene el ataque. 

Por otro lado, hay que estar pendientes de cosas extrañas en nuestros celulares y nuestras redes sociales. 

Una alerta para prevenir ataques, pueden ser constantes mensajes de inicio de sesión que la persona no haya hecho. En ese momento es importante cambiar la contraseña de esa red social.  Purtschert recomienda cambiar las contraseñas de los perfiles de redes sociales una vez al año y mantener perfiles privados. Otros expertos en seguridad dicen que el cambio debe ser semestral, en especial si la persona es una figura pública.

En este último caso, también es importante tener dos cuentas: una para las actividades públicas y otra para sus amigos o familiares más cercanos, que debe estar con la configuración privada (es decir, con “candadito”). 

Algunas consecuencias de la violencia digital:

  • Las mujeres o personas LGBTI que viven violencia de género pueden sentir miedo e inseguridad para salir a la calle o de seguir en las redes sociales. 
  • Pueden vivir depresión o ansiedad. 
  • Dolores físicos como los dolores de espalda. 

La violencia digital de género en cifras 

Según cifras de la Fiscalía General del Estado, de 2014 a 2019, hubo 7,631 denuncias por violación a la intimidad. Stefany Guillén, especialista en género, violencia y derechos humanos, dice en su tesis, que el 73% de las mujeres han experimentado ciberviolencia. Guillén apunta también que que las mujeres entre 18 a 24 años son más vulnerables a sufrir los ataques en redes sociales o espacios virtuales. 

Los casos de ciberviolencia no se denuncian, dice Guillén, porque una de cada 5 mujeres usuarias de internet viven en países donde es poco probable que se castigue el acoso y el abuso

¿Es la violencia digital un delito?

En el Ecuador, el Código Orgánico Integral Penal (COIP) castiga varias conductas que son formas de violencia de género digital. 

Entre ellas: 

  1. El grooming
  2. La difusión de imágenes sin consentimiento, 
  3. El hackeo,

Sin embargo, en Ecuador algunos fiscales ni jueces no están sensibilizados para procesar estos casos o darles la importancia para su investigación. Por ejemplo, el caso de Isabella Nuques, sobre violencia sexual, hasta ahora no ha recibido una sentencia.

Mayuri Castro
Periodista de GK. Cubre educación, migración interna y los derechos de las mujeres. En 2021 ganó la Mención de Honor en Acceso a la Salud del Premio Roche por el reportaje El consuelo de un país en crisis recae en sus estudiantes de psicología. Fue parte del equipo de Mongabay Latam y GK nominado al premio Gabo 2021 en la categoría texto con el especial Mujeres en la Amazonía: lideresas indígenas que están cambiando el rumbo de sus comunidades.