Para las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes, los riesgos digitales son una constante en su vida. Eso ha hecho que muchas decidan alejarse de las plataformas en línea —en especial, de las redes sociales. “Tengo ideas que estoy apunto de escribir pero me cierro y me pongo a pensar que puedo recibir críticas o acosos”,  dice Samy, una adolescente de la provincia de Bolívar y participante del Taller Nacional del Movimiento Por Ser Niña. En una encuesta hecha por Plan International, una organización dedicada a la promoción de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres en todo el mundo, el 47% de las entrevistadas dijo que fueron atacadas por sus opiniones. Esa violencia, muchas veces las silencia. Que esto cambie, y que ellas puedan navegar libres en Internet, es fundamental.


Este texto es parte de una alianza con:


flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Según el Pew Research Center, un think tank con sede en Washington D. C. el acoso en línea se expresa en: “insultos ofensivos”; “vergüenza intencional”; “amenazas físicas”; “acoso sostenido”; “acoso sexual” y “acecho”. Es una agresión repetitiva de uno o más individuos en contra de una persona, utilizando la tecnología. La mayoría de los casos de ciberbullying tiene en común el anonimato, la falta de percepción del daño causado y la presencia de roles digitales imaginarios. 

Para lograrlo, el 14 de marzo de 2022 Plan International presentó la Guía para Navegar Seguras en el Espacio Digital. En ella, se recopilan herramientas útiles para que niñas y mujeres jóvenes identifiquen y respondan a la violencia digital y puedan navegar libres en Internet. 

Estos son 5 los consejos de seguridad para niñas y adolescentes en Internet de la guía, que contiene también otros mecanismos y recomendaciones para lidiar con la violencia digital.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Para leer la guía completa, descárgala aquí

Proteger tu privacidad 

Es importante decidir lo que subes a redes y quiénes pueden verlo. 

Las configuraciones de privacidad de las redes sociales permiten establecer distintos tipos de contenido y de accesibilidad. 

Deshabilitar los comentarios, mantener las cuentas en modo privado y tener cuentas diferentes —una para realizar activismo, otra para la vida privada personal— pueden aumentar la privacidad. 

Ten cuidado con el robo de identidad en redes sociales

Debes estar atenta a la gente que intenta suplantar identidades en Internet con fines fraudulentos, conocida como “phishing”. 

Este engaño se hace pasar por personas y sitios de confianza (como bancos, tiendas, escuelas, entre otras) para estafar o robar información sensible, como por ejemplo contraseñas. 

Debes estar atenta a las características de cada cuenta. Si se trata de una organización, las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter utilizan un ícono azul de verificación. 

Si crees que tu perfil es alto, puedes solicitar que sea verificado por la red social. Hay parámetros que cada una de ellas tiene para aprobar un ícono de certificación y no siempre las otorgan, pero es importante que conozcas esta posibilidad. 

El reporte de Plan International de 2021 señala que, en el caso particular de las mujeres activistas, el riesgo radica en que podrían ser contactadas por alguna causa a través de correos electrónicos para suplantar su identidad y publicar información que podría poner en riesgo su credibilidad.  

También es importante que revises frecuentemente qué información está vinculada a tu nombre en la red.

 Denuncia y bloquea cuentas de acosadores 

Si una persona acosa, te hace comentarios irrespetuosos o te causa incomodidad malintencionada en redes, bloquea su perfil. 

En algunos casos no basta con esto y es necesario denunciar las cuentas según los términos de cada red social.  

Niñas y adolescentes son particularmente vulnerables frente a estas amenazas. Así lo demuestra El Estado Mundial de las Niñas, un informe realizado por Plan International, una ONG que trabaja por los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas.

El informe se basó en una investigación realizada en 31 países, uno de ellos Ecuador, en la que participaron más de 14.000 niñas y mujeres jóvenes. El objetivo del reporte fue comprender las experiencias que las niñas y las mujeres jóvenes tienen en línea, qué plataformas usan, por qué motivo, en qué medida enfrentan situaciones de violencia y cual es la naturaleza y efecto de estas agresiones.

En los países encuestados, más de la mitad de las niñas y mujeres jóvenes dijeron que han enfrentado algún tipo de acoso o violencia en las plataformas de medios sociales. En el 76% de estos casos, los perpetradores eran hombres, lo que demuestra que la violencia digital es una forma de violencia de género. 

Es una paradoja contemporánea: plataformas como Facebook, Instagram o Twitter son hostiles para niñas y adolescentes, pero a menudo son espacios seguros para acosadores. El distanciamiento y el anonimato de la virtualidad desinhiben tendencias agresivas. Estas condiciones afectan al debate público y al desarrollo de la sociedad.

Entre la verdad y la mentira, otro reporte realizado por Plan International en 2021, investigó los riesgos que enfrentan las niñas y mujeres jóvenes cuando participan en temas políticos y sociales a través de las plataformas digitales. El informé se basó en encuestas y entrevistas realizadas a 26000 niñas y mujeres jóvenes en 26 países, uno de ellos Ecuador. 

El reporte reveló que a menudo se encuentran con mentiras y estereotipos sobre sobre sus cuerpos y los roles que ‘deben’ cumplir. La información falsa limita sus posibilidades de tomar decisiones informadas, sobre todo relacionadas con su sexualidad y sus derechos sexuales y reproductivos; y de involucrarse en debates públicos sobre temas que les interesan. Esto se complica porque al 70% de entrevistadas nunca se les enseñó cómo identificar la información errónea y la desinformación. 

Las niñas y mujeres jóvenes enfatizaron en que los rumores que se difunden sobre mujeres públicas como deportistas, políticas y artistas limitan el deseo de seguir sus pasos y de abrirse al mundo para transformarlo. Por este motivo, 1 de cada 4 siente menos confianza de compartir sus opiniones y 1 de cada 5 dejó de participar en temas políticos y sociales.  

Infórmate sobre las formas de violencia digital

La hostilidad en internet se expresa de distintas maneras y con fines van desde la intimidación hasta el chantaje pasando por el insulto, la calumnia y el encubrimiento

Tienen nombres particulares para el internet. Por ejemplo, el acoso en línea se conoce como cyberbullying

Otro delito digital es el grooming. Se trata de un engaño pederasta para contactar y abusar de niñas, niños y adolescentes. A menudo ocurre a través de redes sociales, chats o juegos en línea. 

Para el engaño se produce un vínculo de confianza entre la niña, niño o adolescente y el acosador. Este intenta aislar poco a poco al menor generando un ambiente de secretismo e intimidad. 

Estos solo son algunos ejemplos de los muchos tipos de violencia digital que existen. Como señala la antropóloga Priscilla Purtschert, estos ataques pueden generar miedo, ansiedad y depresión. Para quienes quieran utilizar internet de manera segura, existen algunos principios de protección 

Ninguna de estas formas de violencia es legal. Intimidar, acosar, suplantar una identidad o chantajear con divulgar información privada (incluyendo fotos y videos) son delitos en el Ecuador. 

Lo que sucede en Internet tiene consecuencias, a diferencia de lo que muchas personas piensan. El caso de Isabella Nuques, una adolescente ecuatoriana, se ha convertido en un referente sobre cómo la violencia digital es particularmente destructiva. 

Durante siete años, su expareja, repartió sus fotos íntimas y chantajeó a Isabella para no publicarlas. En agosto de 2019, el sujeto fue detenido mientras extorsionaba a Isabella desde su celular.

Isabella dice que los largos años de acoso que sufrió le hicieron sentir inservible, indigna de recibir amor y que, en suma, casi la“aniquilan”. Como señala Priscilla Purtschert, coordinadora del programa Navegando Libres por la Red, lo que ocurre en los espacios virtuales tiene consecuencias reales. 

Hay otras formas de violencia que afectan especialmente a menores de edad, y especialmente a mujeres.

Exígele a las autoridades que actúen 

La guía de Plan International tiene otros consejos clave para navegar seguras. 

Sin embargo, es importante que las autoridades nacionales y locales se involucren para evitar el acoso y la violencia en espacios digitales. El caso de Isabella Nuques tenía que resolverse el 11 de enero de este año pero hasta la fecha se sigue dilatando. 

Es urgente y necesario que haya una acción estatal y social. Se estima que a inicios del 2022, más del 60% de la humanidad era ya usuaria de internet. Es una tendencia que no se detendrá. Por ello, es cada vez más urgente que haya políticas públicas encaminadas a lidiar con la violencia digital. 

GK Studio
La división de GK que produce contenidos de alta calidad para marcas, productos y organizaciones sociales.