Las clases presenciales en Guayaquil continuarán suspendidas, dijo hoy, 23 de enero de 2022, en un tuit la alcaldesa de Guayaquil, Cinthya Viteri. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

La alcaldía de la gran ciudad portuaria no acatará las nuevas medidas que anunció el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, la tarde de ayer, que recomiendan la asistencia voluntaria de los alumnos a clases presenciales.

PUBLICIDAD

Uno de los argumentos esgrimidos por Viteri para tomar esta medida fue que en el ciclo escolar correspondiente a la costa está a tres semanas de terminar, por lo que según ella es un riesgo innecesario. Sin embargo, no existe evidencia que relacione altos números de contagio de covid, ni siquiera con la variante Ómicron. Datos mostrados ayer por la ministra de Educación, María Brown, muestran que el índice de contagios en los alumnos es del 0,14%; entre profesores, es del 1,53%.

Solo el 8% de los contagios en el Ecuador son de personas menores de 18 años. Aún así, la evidencia no ha sido suficiente para que el municipio guayaquileño permita que los niños regresen a las aulas. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Otro de los  argumentos que aduce Viteri para insistir en el encierro de los niños es el alto contagio que hay en esa ciudad costera. Según el último reporte en esta ciudad se detectan alrededor de 1.181 casos diarios de covid. Viteri asegura que la mortalidad también se ha incrementado “por cuatro”, en comparación a la última semana de diciembre y ha llegado a 18 muertes diarias. 

En la misma rueda de prensa de ayer, la ministra de Salud, Ximena Garzón, explicó que el brote de la variante Ómicron está pasando. La tercera semana de enero, hubo 10 mil contagios menos que en la segunda del mes. El pico de contagios se dio el 16 de enero; desde entonces, las cifras solo caen. 

La alcaldesa dijo que existen 54 niños hospitalizados y 8 de ellos están en las unidades de cuidados intensivos. Sin embargo, no se conocen las edades de estos niños y si estaban vacunados o no. En Guayaquil, 762 mil alumnos asisten a escuelas privadas y públicas, según el Ministerio de Educación

Cinthya Viteri argumentó que para garantizar que se cumpla  la decisión que ha tomado la alcaldía de Guayaquil se realizarán operativos de control, desde mañana 24 de enero. Las escuelas y colegios que no acaten esta medida deberán pagar una multa por el concepto de fomentar la “presencialidad”. Esta sanción económica será de siete salarios básicos unificados, es decir 2.975 dólares, y el cierre de la institución durante treinta días. 

El 18 de enero la Alcaldía de Guayaquil tomó la desmedida sanción de clausurar un colegio por incumplir con la resolución de que las clases presenciales estaban suspendidas. En el colegio había 12 estudiantes.

Guayaquil, en amarillo

En la resolución del COE nacional del 22 de enero se ubica a Guayaquil en semáforo epidemiológico amarillo, es decir de riesgo medio. 

En esta ciudad se podrían aplicar las medidas para que las medidas que recomienda en el caso de las instituciones educativas son: 

  • Asistencia presencial voluntaria con aforo máximo de 2,25 metros cuadrados por persona en todos los grados y cursos. 
  • Pueden dividir a los estudiantes por grupos u horarios diferenciados. 

¡La educación presencial es insustituible! Cerrar las instituciones educativas no es un mecanismo de control para disminuir contagios. Cumplimos los protocolos de bioseguridad para brindar una educación de calidad. ¡La presencialidad es voluntaria!”, dijo María Brown, ministra de Educación, en su cuenta de Twitter el sábado 22 de enero. Existe amplia evidencia de los daños al aprendizaje, la socialización y la salud mental de niñas, niños y adolescentes por no volver a sus colegios y escuelas. 

Además, Brown también compartió un video en el que se explica que volver a la presencialidad es importante porque durante las clases virtuales algunos preocupantes indicadores han aumentado. Entre ellos, el embarazo infantil en niñas de 10 a 14 años, el suicidio infantil se convirtió en la segunda causa de muerte para este grupo etario. Se estima, además, que también se incrementaron los casos de violencia infantil, aunque se aclara que son casi imposibles de detectar.

La alcaldesa Viteri  pretende capear estos graves problemas con los servicios de la Dirección de Inclusión Social del Municipio de Guayaquil que, según dijo la alcaldesa en un tuit, brindan atención psicológica y psiquiátrica a niños y jóvenes de 9 a 16 años que sufren de ansiedad y depresión

Según la publicación, se han atendido a 277 niños y adolescentes. Pero el retorno a clases sería mucho más beneficioso y  masivo: no solo ayudaría a los niños con problemas  de salud mental sino que mejoraría su educación, pues varias encuestas y estudios han revelado que han aprendido menos en la educación virtual. 

 

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.