Guillermo Lasso negó que hubo un pacto entre la bancada del oficialismo y la del correísmo, UNES, en la Asamblea Nacional para que la nueva ley tributaria entrara en vigencia. “Nosotros no pactaríamos jamás con quienes han afectado la confianza del pueblo ecuatoriano”, aseguró el Presidente en una entrevista con los periodistas Miguel Rivadeneira y Milton Pérez la mañana de hoy, 8 de diciembre de 2021. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El presidente también habló sobre la Ley para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal. Contó cuándo estará listo el reglamento y explicó cuáles son algunos de sus beneficios. Además, habló sobre el proyecto de ley laboral que pretende presentar a la Asamblea, y sobre la crisis del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. 

La nueva ley tributaria

PUBLICIDAD

Además de negar que hubo un pacto entre el gobierno y UNES para que la nueva ley tributaria se aprobara por el ministerio de la ley, el presidente Lasso explicó que lo que sucedió con esa ley fue “simplemente un procedimiento legislativo” amparado en la Constitución. 

Al ser cuestionado sobre enviar un proyecto de reformas de esa ley, el Presidente negó que haría algo así porque “tendría la misma suerte que el proyecto original” —el del proyecto de la ley tributaria que tuvo que entrar por el ministerio de la ley. Lasso además dijo que las reformas no son necesarias porque no hay errores en la nueva ley. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Según el Presidente, “en caso de existir errores, que yo no acepto, el reglamento [de la ley] es una oportunidad” para corregirlos. Este reglamento, aseguró, será el instrumento que pondrá en orden algunos aspectos determinantes de la Ley. Pero no detalló cuáles son esos aspectos. 

El reglamento estaría listo pronto: de acuerdo al Presidente probablemente en 30 días. “No deberá demorar más”, dijo y explicó que la ley se aplicará “tal cual” fue aprobada por el ministerio de la ley, es decir, sin observaciones ni reformas. 

En la entrevista, el Presidente también respondió cuestionamientos sobre la posibilidad que están buscando algunos asambleístas de derogar la ley. Sobre eso, Lasso dijo que no se va a poder derogar  porque se ha cumplido con todas las formas que requiere según la Constitución. Además, dijo que entiende que hay inconformidad por parte de algunos sectores pero que eso no implica que el gobierno esté preocupado porque la ley deje de estar vigente. 

Los puntos importantes de la nueva ley, según Lasso

El presidente Guillermo Lasso volvió a hacer énfasis en que la base imponible establecida en la nueva ley no afecta a la clase media. El Presidente dijo que la ley afecta solo al 3,6% de la población ecuatoriana, que según él, “es la población con más recursos económicos del Ecuador”. Usando el ejemplo de la persona que gana 2 mil dólares al mes, dijo que esta persona tendrá que pagar entre 16 y 20 dólares mensuales y “creo que es una cantidad muy modesta”.

Lasso no respondió la pregunta sobre las personas que se verán afectadas por la ley tributaria y desvió la conversación sobre el pago de impuesto a la renta de las personas naturales para hablar de los que considera los beneficios más importantes de la ley. Según el Presidente, uno es la eliminación  del 2% de impuestos para las microempresas. 

También recordó que la nueva ley elimina impuestos que tienen que ver con la canasta básica familiar, como los productos de higiene femenina y los pañales. 

El presidente dijo además que hay un artículo que le permite al Presidente de la República reducir los impuestos de los consumos especiales, como los que tienen plataformas digitales, como Netflix y Spotify. Según él, ahora existe una manera mucho más ágil de bajar el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) sin necesidad de presentar primero una ley en la Asamblea Nacional. Ahora se podrá bajar este impuesto por Decreto Ejecutivo. 

Según Lasso, la ley también es relevante porque permitirá la creación de grupos financierosasociaciones de intermediarios que se dedican a inversiones, seguros, administración de fondos de retiro. Su creación, explicó Lasso, se derivó de una exigencia de México como parte de la negociación del tratado de libre comercio con este país. Según Lasso los grupos financieros son importantes porque van a permitir que el país pida su admisión a la Alianza del Pacífico —un sistema de integración regional en el que están Chile, Colombia, México y Perú, que busca generar mayor crecimiento y competitividad económica entre sus miembros.

La ley laboral

Lasso también habló sobre el proyecto de ley laboral que está pendiente después de que se negara la Ley Creando Oportunidades.

El presidente dijo que el proyecto de ley para la reforma laboral sí va a suceder pero que primero se buscará crear un “debate en la sociedad civil” para que no haya discusiones sobre una presunta violación de derechos. El Presidente dijo que el debate es fundamental para que no haya narrativas falsas dominando el debate de la ley. Como según él, ocurrió con la Ley Creando Oportunidades y la Ley para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal que entró por el ministerio de la ley. 

El presidente Lasso contó que este proyecto de ley se enviará en enero de 2022. Sin embargo, no será enviado directamente a la Asamblea. Para generar un debate sobre lo que planteará, anunció que primero lo socializará con la sociedad civil. El objetivo, dijo, es que el proyecto sea revisado por “sindicatos, trabajadores, gremios empresariales, medios de comunicación, la academia” para que en base a sus observaciones, el gobierno pueda corregir y reformarlo. 

Según Lasso, el plazo para que la sociedad civil revise el proyecto antes de que se lo envíe a la Asamblea será de entre 90 y 120 días. El Presidente explicó que no puede dar una fecha exacta porque todo dependerá de qué “tan intenso sea el debate”.  

El 20 de octubre, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) presentó a la Asamblea Nacional un proyecto de ley para crear un nuevo código laboral. Ángel Sánchez, presidente del FUT, dijo que el proyecto que presentaron “es un código ágil, dinámico, eficiente que garantiza derechos laborales, que estabiliza estabilidad jurídica para los empleadores”. 

El presidente Lasso no mencionó en ningún momento la propuesta que ya presentó el FUT ni si se la ha considerado para elaborar el nuevo proyecto.

¿Qué más dijo el presidente?

El presidente también habló sobre los Pandora Papers y el exhorto que hizo la Asamblea Nacional para que vaya a comparecer ante el pleno. Dijo que no asistirá y que en su lugar, enviará una carta a la Asamblea en la que presentará el informe de la Contraloría General del Estado, que ayer archivó la investigación en su contra. 

“¿Qué más quieren que diga”, cuestionó el Presidente retóricamente y dijo que el informe de la Contraloría es contundente sobre el hecho de que él no tiene nada que ver con los Pandora Papers. 

Finalmente, Guillermo Lasso dijo que la situación económica que vive el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en cuanto a su déficit tanto con los contribuyentes como con su funcionamiento, es una crisis que amerita “todo un programa aparte”. 

El presidente no detalló cómo se prevé que funcione este programa ni en qué consiste, sin embargo dijo que para reformar el sistema de seguridad social es necesario un diálogo con la opinión pública. Además aseguró que la forma en que funciona el IESS en la actualidad “es insostenible en el largo plazo”.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.