Ya está vigente el nuevo protocolo para las personas que entran por avión a Ecuador. Las nuevas reglas responden a la amenaza de una nueva variante del covid-19 —Ómicron— que, según información preliminar, es más contagiosa que otras del virus. El 29 de noviembre, el presidente Guillermo Lasso anunció que cambiarían las medidas para evitar el ingreso de la variante al país. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Ayer, 5 de diciembre de 2021, el Ministerio de Salud presentó el protocolo para los pasajeros que llegan a Ecuador en avión.

PUBLICIDAD

Además de requisitos y lineamientos, el Ministerio incluyó la lista de países africanos de la que está prohibido que ingresen pasajeros a Ecuador. Puedes descargarte el protocolo completo aquí.

Esto dice el protocolo

  • Todas las personas que ingresen al país por vía aérea deben presentar de forma obligatoria la Declaración de Salud del Viajero —un documento con la información personal, de contacto y otros datos relacionados al estado de salud de la persona. Se puede descargar aquí
  • Los mayores de 16 años deben presentar el carné de vacunación contra el covid-19. El esquema de vacunación (2 dosis) debe haberse completado al menos 14 días antes del viaje. 
  • Además del carné, los pasajeros mayores de 16 años deben presentar una prueba PCR negativa hecha hasta 72 horas antes del embarque para el viaje a Ecuador. Esta medida no se aplica para los tripulantes. 
  • Los niños de entre 2 y 16 años deben presentar una prueba PCR negativa. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Se prohibe la entrada a toda persona cuyo punto de origen, tránsito o escala sea uno de los siguientes países africanos:

  • Sudáfrica
  • Namibia
  • Lesoto
  • Zimbabue
  • Botswana 
  • Eswatini
  • Mozambique
  • Egipto

El protocolo dice que los ciudadanos y residentes legales de Ecuador que estuvieron en uno de esos países en los últimos 14 días, sí podrán regresar al país. Sin embargo, deberán presentar el resultado negativo de una prueba PCR, hecha máximo 72 horas antes, y hacer una cuarentena de 14 días. Es decir, necesitan prueba negativa, vacunación completa y cuarentena. 

Si algún ecuatoriano no puede entrar a otro país por las restricciones de ese territorio, al regresar a Ecuador no debe presentar el resultado de la prueba PCR. Sin embargo, el Ministerio de Salud les hará una prueba rápida de antígeno cuando lleguen al país. 

El protocolo dice que si un pasajero tiene síntomas de covid-19 durante su viaje —como fiebre, tos, malestar, entre otros— será evaluado por el personal del Ministerio de Salud antes de ingresar al área de migración del aeropuerto. Esa revisión se hará sin importar que el paciente tenga una prueba negativa de covid-19 hecha 72 horas antes

Si en esa evaluación se determina que es un caso sospechoso, se le hará una prueba de antígeno. Si esa es positiva, debe hacer 14 días de aislamiento en cualquier sitio de alojamiento que escoja el viajero, que deberá pagar por su cuenta. 

Requisitos para entrar a Galápagos

Todos los viajeros que ingresen a Ecuador con destino a Galápagos —si son mayores de 16 años— deben presentar el carné de vacunación contra el covid-19. Los pasajeros también deben tener su esquema de vacunación completo mínimo 14 días antes de haber llegado al país. Además, los viajeros deben entregar una prueba PCR negativa hecha hasta 72 horas antes de que viajen a las islas. 

Para ingresar a Galápagos ya no son válidos los salvoconductos gestionados por operadores turísticos u hoteles. Todos los viajeros deben presentar la tarjeta de control de tránsito que entrega el Consejo de Gobierno de Régimen Especial de Galápagos. La única excepción es para los líderes de tours, quienes podrán presentar su salvoconducto. 

Esto sabemos de Ómicron

La variante B.1.1.529 —ahora conocida como Ómicron— fue reportada por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 24 de noviembre en Sudáfrica. Esta variante tiene 32 mutaciones en la proteína S, que le da la forma de pica (spike en inglés) al virus. Hasta el momento se sabe que esas mutaciones hacen que sea más transmisible, incremente la posibilidad de reinfección y que no se detecte con ciertas pruebas PCR. 

Paúl Cárdenas, investigador del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito, dice que la cantidad de mutaciones los sorprendió porque es mucho más de lo que esperaban. 

Según Cárdenas, en diciembre de 2020 pensaban que las variantes tendrían entre 7 y 8 mutaciones. Sin embargo, en esa época apareció Alfa con 14 mutaciones y ese número ha sido el promedio para las que aparecieron después. Sin embargo, en la variante Ómicron la cantidad de modificaciones genéticas es más del doble. 

Cárdenas dice que con Ómicron al parecer cada persona contagiada podría transmitir el virus a más de 14 personas. Mientras que con la Delta, identificada a mediados de este año, contagiaba entre 6 a 8 personas —que ya era más del doble de contagios que había con la que salió de Wuhan y que fue identificada a finales de 2019. 

Ómicron tiene otras mutaciones que están relacionadas con escapar al sistema inmunitario y a las vacunas, lo que aumenta el riesgo de reinfecciones. También hay dificultades para detectarla con ciertas pruebas PCR. 

Cárdenas dice que “hasta ahora no hay evidencia de que produzca una enfermedad más grave” o que haya un incremento de mortalidad. Sin embargo, aclara que al ser más contagiosa llega a más gente en menos tiempo y eso puede provocar que se saturen rápidamente los servicios de salud. “Eso también está relacionado con el aumento de la mortalidad”, dice.

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.