La mañana de hoy, 2 de noviembre de 2021, el presidente Guillermo Lasso participó en la Cumbre de Líderes Mundiales de la COP26. En una corta intervención que duró apenas ocho minutos, el presidente ecuatoriano hizo un llamado a otros líderes mundiales a tomar acciones en esta COP. También contó lo que, a su criterio,  está haciendo Ecuador para combatir el cambio climático. 

En los primeros minutos de su discurso, Lasso recordó que el planeta está en una crisis climática y que la falta de atención a ella es una vulneración de los derechos humanos. Según el último informe del IPCC, la Tierra está en código rojo porque se está calentando a un ritmo que no se había visto antes. Si la temperatura sigue aumentando las consecuencias serán “irreversibles”. 

Sin embargo, dijo Lasso, esta crisis ofrece oportunidades que, según él, requieren de una acción global basada en la cooperación y solidaridad internacional. 

Al igual que otros líderes mundiales como el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, y el presidente de la COP26, Alok Sherma, Guillermo Lasso dijo que esta COP es probablemente “la última oportunidad” para demostrar el compromiso que tienen los países alrededor del mundo con el planeta. 

Lasso también dijo que a pesar de que Ecuador es responsable de apenas el 0,18 % de las emisiones globales, el país está comprometido con hacerle frente al cambio climático. “En apenas cinco meses de mi gobierno nos convertimos en el primer país de América Latina y el cuarto en el mundo” en adoptar la política pública de la transición ecológica. Según Lasso, además, Ecuador tiene “una meta clara de reducir el 22,5% de emisiones hasta 2025”.

El presidente no explicó cómo se avanzará hacia la aplicación de una transición ecológica a una economía circular y baja en emisiones. Tampoco explicó cómo se planea reducir las emisiones en los próximos cuatro años que quedan hasta 2025, con la actual política extractivista que ha planteado duplicar la producción petrolera del país e incentivar la minería a gran escala cerca de lugares biodiversos como el bosque del Chocó y la Amazonía. 

Ahora mismo, hay una demanda de inconstitucionalidad por el Decreto Ejecutivo 95 que duplica la producción petrolera de Ecuador que se debe discutir en la Corte Constitucional.

Ambientalistas como Nina Gualinga, lideresa de la nacionalidad kichwa de Sarayaku, han cuestionado la intervención del presidente Lasso en la COP26. Según Gualinga, el presidente no ha hablado sobre su actual política extractivista que “va destruir la selva y territorios indígenas”. Gualinga también dijo que Ecuador necesita “dejar los combustibles fósiles como el petróleo bajo tierra y una transición justa a energías renovables”. Lasso mencionó a la Amazonía solo una vez en su discurso. Dijo que era una de las áreas donde se ven los efectos de la crisis climática actual.

Noticias Más Recientes

  • ¿Quién es Álvaro Noboa?

¿Quién es Álvaro Noboa?

Quiso ser presidente de Ecuador en cinco ocasiones y fue su hijo quien lo consiguió. Álvaro Noboa es uno de los empresarios más ricos del país.

El presidente Lasso también dijo que hay una política climática ambiciosa de construir un plan nacional de transición hacia la descarbonización de la economía del país hasta 2050. Según Lasso, se piensa alcanzar esa meta con:

  • Proyectos de inversión en movilidad eléctrica
  • Energías renovables
  • Agricultura
  • Turismo
  • Hábitats sostenibles
  • Economía circular

No dio mayores detalles sobre cuándo se prevé desarrollar el plan ni cuándo se pondrá en marcha. Sin embargo, dijo que para lograrlo se necesita aumentar cooperación y financiamiento, y lograr la participación del sector privado y la sociedad en general. 

Lasso también aprovechó su intervención frente a los líderes mundiales para hablar sobre el anuncio que hizo la mañana de ayer con respecto a la creación de una nueva reserva marina en Galápagos. Lasso dijo que la nueva reserva aportará no solo a la conservación de la biodiversidad de las islas sino también a la lucha de Ecuador contra el cambio climático y al compromiso mundial de proteger el 30% de los océanos hasta 2030. 

Finalmente, el presidente invitó a “todos los líderes mundiales” a declarar globalmente los derechos de la naturaleza incluyéndolos en cada una de las constituciones. 

Según Lasso, esta es una oportunidad para apoyar la transición ecológica del planeta y una verdadera justicia climática.  Sin embargo, Ecuador es un ejemplo de que tener los derechos de la naturaleza asegurados en la Constitución no son garantía de que se vayan a respetar. Concesiones mineras como la del proyecto Llurimagua —en el Chocó: uno de los hotspots de mayor riqueza biológica del planeta— son ejemplo de la vulneración de derechos de la naturaleza. 

La participación de Lasso en la COP26

Además de la participación de hoy en la Cumbre de Líderes Mundiales, la mañana de ayer, el presidente Guillermo Lasso anunció la creación de una nueva reserva marina en Galápagos en una rueda de prensa en la sede de la COP26 en Glasgow, Escocia. 

La nueva reserva tendrá 60 mil kilómetros cuadrados que, sumados a los casi 133 mil de la actual reserva marina, asegurarán la protección de 193 mil kilómetros cuadrados de las aguas que rodean las Islas Galápagos y albergan a más de 3500 especies únicas en el mundo. El objetivo de esta nueva área protegida es ayudar en la conservación de especies y ecosistemas marinos que en la actual reserva no ha podido abarcar.  

Lasso, además, anunció que para la creación de la nueva reserva se prevé un mecanismo de canje de deuda externa para financiar su cuidado. Un canje de deuda externa es cuando una o varias organizaciones compran una parte de la deuda externa de un país a cambio de promover el cuidado del medioambiente. En Ecuador ya se hizo una vez en 1987, para asegurar la conservación de las áreas protegidas del país.