El caso Big Money sigue sin resolverse en Quevedo, donde miles de personas depositaron dinero en una red ilegal de captación que ofrecía el inverosímil rendimiento de un 90% sobre el capital en el también inverosímil plazo de 8 días. La mañana de hoy, la Fiscalía aclaró que no existe impedimento legal o judicial alguno para que el fundador de la red, Miguel Ángel Nazareno, devuelva el dinero que recibió de miles de personas. 

Aunque su paradero es desconocido, Nazareno (popularmente don Naza) emite comunicados desde la que sería su cuenta oficial de Facebook. Ahí, pasadas las once de la noche del 6 de julio, Nazareno dijo que quería devolver el dinero pero que las autoridades no se lo permitían. En el mismo comunicado, Nazareno pidió un “poco de paciencia hasta encontrar el mecanismo ideal”. 

La Fiscalía lo ha desmentido advirtiendo, además, que no existe ninguna orden de captura contra él Nazareno, quien no ha asistido a rendir la versión que le piden los fiscales, ni presencial ni virtualmente. La Fiscalía tampoco “ha pedido la retención o incautación de otros dineros o cuentas bancarias, y tampoco ha solicitado la formulación de cargos contra persona alguna”, dice el comunicado. 

Mientras tanto, en la ciudad fluvial la tensión crece entre los depositantes de Nazareno. “La Fiscalía está queriendo intervenir en donde no debe”, le dijo uno de ellos, identificado como Cristóbal Andrade, a diario La Hora. “La Fiscalía lo único que está haciendo es perjudicar al pueblo quevedeño y de otros lados”, dijo Andrade. Otra depositante, identificada como Valeria Cadena por La Hora, lamentó su decisión de entregar el dinero a la red de Nazareno pero acusó la equivocación en plural: “Todos erramos”, dijo Cadena. “El dinero que invertí es el sudor y sacrificio de toda la vida. Nunca he quedado mal con mis cheques. Ahora a mis proveedores he tenido que decirles que me esperen porque no tengo para cancelarles”, le dijo la mujer al diario. 

PUBLICIDAD

El pasado domingo, en un video que Nazareno publicó en su página de Facebook, ofreció que esta semana devolvería los depósitos a quienes insiste en llamar sus “inversionistas”. 

Noticias Más Recientes

La red ilícita financiera de Nazareno, explicada brevemente

Quevedo Inversiones-Big Money se presentaba como una empresa financiera. Es una presunta estructura de captación ilegal de dinero que ofrecía pagar el 90% de interés en 8 días sobre los depósitos que le hacían miles de personas. No es una empresa legalmente constituida.

El 28 de junio de 2021, la Superintendencia de Bancos confirmó que no está registrada ni es controlada por la entidad. Al no tener los permisos requeridos por las autoridades de control del sistema financiero, Big Money no estaba sujeta a las estrictas medidas para garantizar la liquidez de las instituciones que la conforman.

La Fiscalía le abrió una investigación por presunta captación ilegal de dinero. Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP) ecuatoriano, ese delito lo comete quien “organice, desarrolle y promocione de forma pública o clandestina actividades de intermediación financiera sin autorización legal destinadas a captar dinero del público ilegalmente en forma habitual y masiva”. Se sanciona con cárcel de cinco a siete años.

La violencia que ha destapado el caso

El 5 de julio hubo una balacera relacionada a Big Money en Quevedo. La Policía dijo que la balacera dejó 5 muertos y 6 heridos. El incidente fue en la parroquia Venus, al norte de la ciudad. 

Según Ramiro Ortega, director general de investigaciones de la Policía Nacional, un grupo de entre 15 y 20 personas fueron en motos y vehículos a la parte exterior de Comercial Nazareno, la casa en la que habría comenzado Big Money, a reclamar que les devuelvan el dinero que depositaron y se enfrentaron a tiros el personal de seguridad que resguardaba el local.