A 12 días del cambio de mando presidencial, el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamó los resultados oficiales de la segunda vuelta del pasado 11 de abril. Guillermo Lasso y Alfredo Borrero de la alianza del movimiento CREO y el Partido Social Cristiano (PSC) fueron proclamados presidente y vicepresidente del Ecuador. Se posesionarán el 24 de Mayo próximo. 

En la sesión ordinaria 36 del pleno del CNE realizada la mañana de hoy, 12 de mayo de 2021, el pleno resolvió declarar por unanimidad los resultados oficiales y definitivos de la segunda vuelta presidencial.

El secretario general del CNE leyó el acta de proclamación de resultados de la segunda vuelta. El documento dice que para las votaciones del domingo 11 de abril estaban convocados poco más de 13 millones de personas (entre los que estaban más de 8 mil votantes sin sentencia ejecutoriada en las cárceles del país). A las votaciones acudieron 10,8 millones de personas; es decir hubo más de 2,2  millones que no acudieron a sufragar (por lo que deberán, además, pagar una multa de 10% del salario básico unificado, es decir 40 dólares).  

La proclamación dio cuenta, además, de los resultados oficiales que obtuvieron los dos binomios que participaron en la segunda vuelta por la presidencia. Andrés Arauz y Carlos Rabascall, de la coaliación correísta Unión por la Esperanza (UNES), alcanzaron 4,2 millones de votos, equivalente al 47,64% de los votos válidos. Los triunfadores, Guillermo Lasso y Alfredo Borrero, lograron 4,6 millones de votos —es decir, el 52,36%.

PUBLICIDAD

Los votos blancos sumaron más de 174 mil, que equivale al 1,63% de los votos hechos ese día. El voto nulo sumó un histórico 16,2% (1,7 millones de votos). Yaku Pérez, quien quedó en tercer lugar de las votaciones en la primera vuelta, hizo campaña para que la gente anule su voto porque consideraba que había sido víctima de fraude electoral. 

Noticias Más Recientes

En las elecciones 2021, hubo 16 binomios candidatos en la primera vuelta, que se hizo el 7 de febrero pasado. Ese día, el CNE hizo un conteo rápido de votos e informó que Andrés Arauz de UNES y Yaku Pérez del movimiento Pachakutik, encabezaban las votaciones.  Sin embargo, horas después, los resultados cambiaron: Andres Arauz de UNES y Guillermo Lasso de CREO-PSC encabezaban las votaciones. 

Ese hecho disparó las sospechas de fraude de Pérez y las organizaciones sociales y políticas que lo apoyaban. Ahí empezó una serie de marchas, vigilias y recursos legales interpuesto por Pérez y Pachakutik para lograr que se abrieran urnas y se recontaron votos lo que, según el candidato, habría demostrado que fue víctima de fraude. Las acciones legales retardaron la proclamación de la primera vuelta. 

El 21 de febrero de 2021, el CNE proclamó los resultados de primera vuelta de las elecciones de 2021 para presidente y vicepresidente. Dos días después, Pérez presentó un recurso de objeción y entregó las cajas con más de 20 mil actas para el reconteo de votos. El 1 de marzo, el CNE resolvió abrir parcialmente las urnas: solo 31 actas de votación. Luego de este recuento no hubo una diferencia grande en el resultado de los votos, Guillermo Lasso y Andrés Arauz fueron los candidatos presidenciales para la segunda vuelta. 

Arauz terminó la primera vuelta con un cómo 32%, mientras Lasso apenas arañó el segundo puesto, con poco más del 19,7% de los votos. La campaña de Guillermo Lasso para la segunda vuelta, sin embargo, dio un giro radical, acercándolo a temas y sectores sociales históricamente distantes a él: las organizaciones de mujeres, la comunidad LGBTI y algunas asociaciones del poderoso movimiento indígena ecuatoriano. 

Su sorprendente remontada se plasmó el 11 de abril, cuando desde el anuncio de los primeros resultados oficiales el candidato guayaquileño de 65 años aparecía con una significativa ventaja de 4 puntos porcentuales sobre Arauz —una tendencia que nunca se cambió hasta el final del conteo oficial hecho por el CNE ese mismo día. A las 9 de la noche de ese domingo de abril, Andrés Arauz, un joven economista cuya candidatura creció y padeció a la sombra del aún popular expresidente del Ecuador Rafael Correa, se subió a una tarima y, en un discurso conciliador y ecuánime, aceptó su derrota.

Momentos después, Lasso dio el discurso triunfal que le había sido esquivo en 2013 y 2017, cuando también corrió por la presidencia. Lasso dijo que en los  100 primeros días de su gobierno vacunará a 9 millones de personas.