Andrés Arauz renunció a la presidencia del movimiento Fuerza Compromiso Social, organización que fue parte de la coalición Unión por la Esperanza (UNES) con la que Arauz fue candidato a la presidencia en 2021. La noche de ayer, 22 de mayo, Arauz confirmó su renuncia en una publicación en su cuenta de Facebook. Arauz aclaró que seguirá siendo “un militante más” de Fuerza Compromiso Social. 

En la publicación que hizo en Facebook, Arauz dijo que fue el encargado de la presidencia del movimiento en la campaña presidencial. “La campaña ha concluido y con ello, mi encargo”, dijo Arauz. El excandidato a la presidencia dijo que “desde hace algunas semanas” estaba fuera del Ecuador “concentrado en atender la salud de mi familia y en concluir mis estudios de doctorado”. 

Andrés Arauz está terminando un doctorado en Economía Financiera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En la publicación de Facebook de ayer, Arauz dijo que esperaba finalizarlos en los próximos meses “para poder servir mejor al pueblo ecuatoriano”. GK intentó contactar al excandidato presidencial para conocer más detalles de los motivos de su renuncia, pero su equipo de comunicación no contestó nuestros mensajes.

El movimiento político Fuerza Compromiso Social fue fundado en 2010 por Iván Espinel, exministro de Inclusión Económica y Social,  hoy sentenciado a 10 años de prisión por lavado de activos. Desde 2019, se integró con el Movimiento Revolución Ciudadana del expresidente Rafael Correa.

PUBLICIDAD

Para las elecciones generales de 2021, Fuerza Compromiso Social se unió con Centro Democrático para formar la coalición Unión por la Esperanza (UNES). En la segunda vuelta electoral del pasado 11 abril, Guillermo Lasso, candidato de CREO, obtuvo el 52,36% de los votos y Andrés Arauz, de UNES el 47,64%. Además, UNES logró 48 curules en la nueva Asamblea Nacional.

Noticias Más Recientes

  • encuestas de elecciones 2023

Si las elecciones fueran hoy

Dos encuestas de octubre de 2022 indican que Jorge Yunda ocupa el primer lugar en intención de voto entre los candidatos que aspiran a la Alcaldía de Quito. ¿Significa que será reelegido nuevamente?

Mauricio Alarcón Salvador, director ejecutivo de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, dice que una organización política puede quedarse sin presidente “sin que signifique algo grave”. El presidente no es el único cargo directivo o de decisión que hay dentro de los movimientos. Alarcón dice que generalmente el presidente es quien ejerce la representación de la organización política. Aunque puede haber un director que ejerza la representación legal, el presidente es el vocero y “la principal persona con la que una organización política se identifica”. 

Por eso, dice Alarcon, se le encargó la presidencia de Fuerza Compromiso Social a Andrés Arauz cuando era candidato a la presidencia del país. “El tema es asociar la responsabilidad de una organización política con la candidatura y la importancia de la candidatura”, dice Alarcón. Aclara que “no tiene nada de extraordinario” que una vez que terminó el principal motivo de ese encargo, Arauz haya renunciado.

Arauz dijo que estaba “muy agradecido y motivado por las cualidades enormes y el profundo compromiso de nuestra militancia en todas las provincias”. Dijo que desde mañana, 24 de Mayo, cuando Guillermo Lasso se posesione como presidente, los militantes del movimiento debían “iniciar la oposición democrática”. Añadió que apoyarán “lo positivo que beneficie al pueblo ecuatoriano y nos opondremos con vehemencia a lo que perjudique a las grandes mayorías”. 

Arauz dijo que su militancia le exige a Lasso que se comprometa a enfrentar una oposición democrática sin amenazas de persecución “como ya lo vivimos en los últimos cuatro años”. Añadió que se seguirán “organizando para lograr la plena libertad de nuestros rehenes políticos”. Actualmente, además el expresidente Rafael Correa otras figuras del correísmo también están sentenciados a prisión por varios delitos, como el exvicepresidente Glas —una serie de condenas que los seguidores del correísmo califican como lawfare, el uso del sistema judicial como herramienta de persecución. 

Andrés Arauz dijo que el plan de la oposición democrática de Fuerza Compromiso Social se basará en 5 pilares. El primero es el de los derechos humanos porque ellos fueron “ víctimas de la persecución política y de la violación de derechos humanos.”. Arauz dijo que lograrán la creación de “la Comisión de la Verdad en función de los estándares del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas”. Esta fue uno de los temas discutidos por UNES y otras bancadas de la Asamblea Nacional al tratar de formar acuerdos. Se la planteó con el objetivo de revisar e investigar sentencias judiciales condenatorias por corrupción, en especial, de los últimos cuatro años.

El segundo pilar, dice la publicación de Arauz, es un observatorio permanente de la política pública. La militancia, dijo, harán análisis críticos de “las medidas de política pública del gobierno de un presidente banquero”. Según Arauz, los otros pilares serán los servicios comunitarios alrededor de causas que no han sido representadas, la formación para encontrar soluciones y la organización por redes “en función de causas, afinidades y dinámicas contemporáneas”. Al renunciar, Arauz dijo que los militantes de Fuerza Compromiso Social renovarán y fortalecerán el movimiento.