Tras la masacre en 4 cárceles del país del pasado 23 de febrero, los intentos de las autoridades de explicar la crisis carcelaria en Ecuador continúan. La tarde de hoy, 19 de marzo de 2021, el Ministro de Gobierno, Gabriel Martínez, y el Comandante General de la Policía Nacional del Ecuador, Patricio Carrillo, hablaron sobre el Sistema de Rehabilitación Social. La comparecencia la hicieron frente a la Comisión de los Derechos Colectivos, Comunitarios, y la Interculturalidad de la Asamblea Nacional, que está presidida por Jaime Olivo, asambleísta por el movimiento Pachakutik.

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

El ministro Martínez habló sobre las normas del Sistema de Rehabilitación Social y las responsabilidades de cada institución que participan en él. Martínez, además de ser Ministro de Gobierno, también fue nombrado como presidente del Directorio del Organismo Técnico del Sistema de Rehabilitación Social el 11 de marzo de 2021. Desde ese cargo, Martínez también es responsable de vigilar que todas las acciones relacionadas al Sistema Nacional de Rehabilitación Social se coordinen con el Ministerio de Gobierno. Además es responsable de la prevención, mantenimiento, control y la seguridad de los centros de privación de libertad. 

En su comparecencia, Martínez dijo que hay 7 problemas principales con el sistema carcelario ecuatoriano. Uno de ellos, dijo, es la construcción de los megacentros carcelarios. Entre 2013 y 2017, se construyeron tres: las cárceles regionales de Latacunga, Turi y Guayaquil. Se esperaba que solucionaran los problemas de hacinamiento carcelario, pero no lo hicieron. 

PUBLICIDAD

Según varios expertos, lo que se tenía que hacer era priorizar una verdadera rehabilitación social con proyectos integrales, en lugar de construir más infraestructura. Ahora, las consecuencias de esas decisiones se están dejando ver. Según Martínez, estos centros tienen altos costos de operación, que no pueden ser cubiertos, y además se están deteriorando, lo que contribuye al problema del sistema. 

Otro problema que señaló el Ministro de Gobierno es el hacinamiento. Esto ocurre cuando el los espacios habitables en los centros no son suficientes para el número de personas que albergan. Según las Reglas Nelson Mandela —a las que Ecuador está suscrito— el Estado debe asegurarse que las personas privadas de libertad tengan “un espacio personal suficiente”. Cuando no lo tienen, se considera que hay hacinamiento. En Ecuador, según Martínez, el índice de hacinamiento es del 29,42%, y aunque el porcentaje ha bajado en comparación a diciembre de 2020, el número debería estar en 0. 

El Ministro Martínez también dijo que otros de los problemas son: la “tecnología obsoleta y deteriorada” que no sirve para mantener el control en los centros, la falta de capacitación del cuerpo de seguridad penitenciaria, la falta de agentes de seguridad penitenciaria y la corrupción. 

A pesar de que los expertos dicen que la construcción de cárceles no solucionan los problemas de fondo, Martínez también dijo que otro problema es que no existen centros de privación de libertad en las provincias de Zamora Chinchipe, Galápagos y Orellana. Hasta ahora, en todo el país hay 37 centros penitenciarios y 11 centros de adolescentes infractores. 

Por otro lado, el Comandante General de la Policía, Patricio Carrillo, dijo que también ha sido un problema quitarle competencias del sistema penitenciario a la Policía Nacional. Según Carrillo, ahora que el Cuerpo Penitenciario es el encargado de garantizar el orden de las cárceles, la Policía tiene menos capacidad de análisis. Además, el comandante explicó que en caso de que la Policía decidiera hacer un operativo en las cárceles, sería necesario hacer una planificación para cuidar la integridad tanto de los reos como la de los agentes policiales. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El 24 de febrero, el presidente Lenín Moreno reconoció que el sistema penitenciario ecuatoriano era “insostenible”. En una cadena nacional, Moreno dijo que los hechos que han ocurrido en las cárceles ecuatorianas últimamente son “una ola de violencia jamás antes registrada en el Ecuador”. La masacre de las cárceles del 23 de febrero dejaron 79 reclusos fallecidos.