El sol es la fuente de energía y, por ende, de vida en el planeta. Según el Instituto Geofísico de Perú, más del 99,9% de los procesos que suceden entre la atmósfera, la tierra y los océanos son posibles gracias a la energía del sol, que llega a la Tierra mediante lo que se conoce como la radiación solar, el conjunto de radiaciones magnéticas emitidas por nuestra estrella.

Aunque nos da vida, una exposición prolongada a la radiación del sol puede ser nociva para los humanos: causa varias enfermedades en la piel. Por eso es importante saber cómo protegerse de la radiación solar. 

Pero primero: ¿Qué es la radiación?

La radiación de nuestra estrella se produce por el proceso de fusión atómica en el núcleo solar

PUBLICIDAD

En nuestro sol, explica la Agencia Internacional de Energía Atómica, los átomos de su núcleo arden a 15 millones de grados celsius. Son aplastados por la poderosa gravedad de la estrella, generando esa fusión

Esa reacción se da en un estado de la materia llamado plasma, que está básicamente compuesto por gas ionizado. A medida que el sol gira, el plasma también gira. Este movimiento produce un campo magnético que llena la atmósfera solar. Este proceso libera energía, que es liberada hacia el espacio mediante el conjunto de radiaciones electromagnéticas que se conocen como la radiación solar.

Esta radiación viaja por el espacio y llega a la Tierra: una atraviesa nuestra atmósfera, otra rebota en el campo magnético de nuestro planeta y elementos de la atmósfera (las nubes son, por ejemplo, un buen escudo contra la radiación). 

La radiación que pasa a la superficie terrícola, es la que permite la fotosíntesis de las plantas, la evaporación de las plantas, la multiplicación celular de muchas especies —en definitiva, la vida. 

¿Qué nos hace a los humanos la radiación solar y los rayos ultravioletas?

De la radiación que emite el sol, el 5% son rayos ultravioletas (UVA). Aquellos que sí alcanzan a la Tierra representan un 95% de toda la radiación que ingresa a la atmósfera. Estos rayos son más capaces de penetrar las capas de la piel. Aproximadamente, el 39% de los rayos UVA alcanzan la piel, según el estudio Los efectos nocivos de la radiación solar y la forma de combatirlos

Este tipo de rayos son los que provocan el bronceado: cuando una persona se expone moderadamente al sol. Sin embargo, en exposiciones prolongadas provoca el envejecimiento prematuro de la piel, condición que se hace visible a través de arrugas, resequedad o poros dilatados. 

También existen los rayos UVB, que son rayos ultravioleta de menor capacidad de penetración en la piel. Según el mismo estudio, este tipo de rayos representan solamente el 0,1 del total de radiaciones que emite el sol, pero significan un 5% de las radiaciones que llegan a la Tierra

Son los responsables de las quemaduras solares, así como del debilitamiento del sistema inmunitario de la piel. Es decir, este tipo de rayos reducirían la capacidad propia de la piel de protegerse si una persona se expone a ellos a largo plazo.

¿Cómo protegerse de la radiación solar?

Según Eduarda Vernaza, profesional en estética integral, el protector o bloqueador solar es uno de los mejores mecanismos de protección. Lo más importante, según Vernaza, es fijarse en que el protector solar tenga:

  • Cobertura contra los rayos UVA y UVB. Es decir, contra la radiación solar y contra la radiación de la luz blanca, como es la de las pantallas de la computadora, del celular o de la televisión. 
  • Que su nivel de protección, o Factor de Protección Solar (SPF, por sus siglas en inglés), sea por lo menos SPF 50+.

Además, Vernaza recomienda colocarse protector solar 20 minutos antes de exponerse al sol. “El retoque de este debe ser cada dos a tres horas”, explica Vernaza.

Estas son otras formas para protegerse del sol, según indicaciones del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi):

  • Buscar la sombra al estar en el exterior.
  • Utilizar sombrero o gorra al salir.
  • Usar ropa de manga larga y evitar colores oscuros, que atraen el calor.
  • Utilizar gafas con protección ultravioleta.

La radiación solar en Ecuador

PUBLICIDAD

Regularmente, el Inamhi publica información sobre los niveles de radiación que existen en las diferentes regiones de Ecuador. 

El índice de radiación solar está medido por una escala de rayos ultravioleta, cuyo nivel más bajo es 0 y el más alto es 14. Por ejemplo: el 28 de septiembre de 2022, las regiones Sierra y Amazonía fueron las dos con mayor índice de radiación ultravioleta.

Según el estudio La radiación solar en la región sur del Ecuador, publicado en 2022, la capa de ozono que protege al planeta de los gases de efecto invernadero se debilita en la franja ecuatorial. 

Es decir, exactamente en donde está ubicado el país. Por eso Ecuador “tiene la radiación más alta del planeta”, según la Agencia Espacial Civil (EXA) que se actualiza cada cinco minutos y tiene instalaciones de monitoreo en ciudades como Quito, Guayaquil, Playas y Cuenca. 

La misma condición, según el estudio, la viven países como Perú y Colombia.

Cropped Favicon GK 2 150x150
Koryna Herrera
Periodista colaboradora de GK. Cubre temas de medioambiente.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.