La noche del 30 de junio, horas después de que terminó el paro nacional, Yaku Pérez, ex candidato presidencial por Pachakutik, el ala política del movimiento indígena, habló sobre la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie). Pérez hizo acusaciones públicas de una presunta relación entre la organización indígena y el expresidente Rafael Correa. 

En una entrevista con el diario El Universo, Pérez dijo que la Conaie “puede identificar infiltración correísta que vandalizó las protestas, pero el problema es que su presidente [Leonidas Iza] es muy próximo al correísmo”. 

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) dijo en su cuenta de Twitter que rechazaban “las inoportunas e inapropiadas declaraciones de una persona que abandonó las filas de Pachakutik”, haciendo referencia a que Yaku Pérez dejó el movimiento político en mayo de 2021, dos meses después de las elecciones generales de ese año. 

PUBLICIDAD

Además, la Confeniae dijo que las palabras de Pérez “que sólo mancillan la legítima lucha del pueblo en las calles durante el Levantamiento del Inti Raymi y de los miles de indígenas alzados con lanzas”. 

Hasta las 8:30 de la noche del 1 de julio, la Conaie no ha reaccionado públicamente a las declaraciones de Yaku Pérez. 

¿Qué más dijo Yaku Pérez en la entrevista?

Cuando le preguntaron sobre los actos de violencia como la toma de la subestación de Tisaleo —que es parte del sistema de transmisión de energía— Pérez dijo que “es un secreto a voces que el correísmo está infiltrado”. Según Pérez, han dicho lo mismo otras personas como Nina Pacari, dirigente indígena histórica, o Marlon Santi, coordinador de Pachakutik. Esos actos violentos, dijo Yaku Pérez, “todo esto mancha o ensombrece una resistencia social pacífica no violenta que siempre hemos venido predicando y practicando”.

Pérez aseguró que sí se puede controlar a esos infiltrados. “De hecho, cuando yo estuve en dos periodos al frente de la Ecuarunari habíamos hecho ese control cuando realizamos las marchas desde Zamora hasta Quito”, dijo Pérez. Según él, “el problema es que ahora dentro del movimiento indígena habría vertientes vinculadas al correísmo” y también denunció la presunta relación entre Leonidas Iza y el movimiento del ex presidente Correa. 

Pérez también habló en la entrevista sobre su relación con Leonidas Iza. “Yo he dicho que la resistencia nos une y las elecciones nos dividen” dijo. Además, aseguró que no reniega “del movimiento indígena, de mis orígenes, de mi matriz y no puedo renegar porque los dirigentes o los asambleístas cometen errores”.

Pérez aseguró que tiene una “muy buena relación” con las bases y que apoyará “donde tenga que apoyar”. Según él, “el contenido de las propuestas de la Conaie, más allá de las dirigencias que son pasajeras, no va a cambiar y yo tengo como referencia la lucha histórica del movimiento indígena. Una cosa es que cada dirigente tenga un matiz más marxista, más neoliberal, porque en el movimiento indígena hay distintas vertientes”.

Yaku Pérez y su salida de Pachakutik

Yaku Pérez fue el candidato presidencial de Pachakutik en las elecciones generales de 2021. Quedó en tercer lugar y obtuvo más de un millón de votos —un resultado histórico para el que es el único partido de raíces indígenas del Ecuador. Durante las primeras horas del conteo de votos de la estrecha elección, Pérez estuvo en segundo lugar en varias ocasiones. 

Sin embargo, cuando todos los votos fueron escrutados, el resultado decía que Pérez quedaba en tercer lugar, por detrás de Guillermo Lasso, quien ganó la presidencia en la segunda vuelta de abril de ese año. Desde ese momento, Pérez ha insitido en que hubo fraude electoral en su contra. 

A pesar del gran resultado, dos meses después de las elecciones, Yaku Pérez anunció su separación de Pachakutik el 19 de mayo de 2021. En una rueda de prensa de ese día dijo que había tomado la decisión de dejar el movimiento después de 25 años de militancia. Pérez dijo que no fue fácil tomar esa decisión, pero que debía honrar su palabra. 

Según Pérez, lo hizo porque el bloque legislativo de ese partido se alió con “las bancadas neoliberales” cuando, según él, su alianza “debía ser con el pueblo y los sectores sociales”. No, dijo, “con el pasado, ni con el correísmo ni con el candidato banquero”, refiriéndose a Andrés Arauz —cuya candidatura fue apoyada por el expresidente Rafael Correa— y al presidente Guillermo Lasso, respectivamente.

En la rueda de prensa en la que anunció su salida del movimiento, Pérez dijo que había comunicado a Pachakutik su oposición de llegar a acuerdos con el movimiento CREO —al que representaba Lasso— o la coalición Unión por la Esperanza (UNES)— al que representaba Arauz. 

El ex candidato presidencial dijo que la organización le respondió que respetaban su posición pero que seguirán con los diálogos con los diferentes grupos legislativos. Según Pérez, Pachakutik se unió con un gobierno que no ha transparentado su agenda legislativa y, según él, va a continuar con el extractivismo minero, la persecución y la criminalización a los líderes sociales.

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.