La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) anunció que más de 300 personas se tomaron la subestación Tisaleo en Tungurahua la noche del 22 de junio, el décimo día del paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y otras organizaciones. Además, Celec dijo que los operadores de la subestación están retenidos. 

➜ Otras Noticias

Pasadas las 10:40 de la noche del 22 de junio, Celec publicó un comunicado en su cuenta de Twitter en el que dice que las personas que se tomaron la subestación de Tisaleo pasadas las 8:58 de la noche y “exigieron la desconexión de las instalaciones que transportan la energía de la central Coca Codo Sinclair”. Sin embargo, no dieron más detalles sobre los incidentes en la subestación.

PUBLICIDAD

El 23 de junio por la noche, la Fiscalía anunció en su cuenta de Twitter que abrió una investigación previa «por el delito de paralización de servicio público» por lo sucedido en la subestación de Tisaleo. También dijo que «dispuso las primeras diligencias investigativas con el fin de esclarecer los hechos suscitados la noche de este miércoles 22 de junio, que incluyen medidas para evitar la suspensión del servicio».

La importancia de la subestación

La subestación de Tisaleo está ubicada en el cantón de ese mismo nombre, al suroeste de la provincia de Tungurahua, a pocos minutos de Ambato. Fue inaugurada el 13 de junio de 2019.

Cuando comenzó a operar, el el Operador Nacional de Electricidad (Cenace) dijo que hicieron “estudios técnicos especializados para optimizar la operación e implementar mejoras en la seguridad del Sistema Nacional Interconectado”. Además, actualizaron el Sistema de Protección Sistémica (SPS), una herramienta que protege el sistema de fallas severas. 

Según Celec, esta subestación “es fundamental para el país, ya que es parte del sistema de transmisión en extra alta tensión ” —opera a un nivel de 500 mil voltios— y lleva energía eléctrica de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair hasta la subestación Chorrillos, en Guayaquil.

Celec dijo que con Cenace están ejecutando “las coordinaciones necesarias y garantiza, mediante el acondicionamiento del sistema, el servicio de energía eléctrica”. 

Otros incidentes en Tungurahua

El 21 de junio, la Fiscalía abrió una investigación por un posible delito contra el agua en Ambato, que motivó que la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapa) suspendió el servicio de agua potable en la ciudad. 

Un comunicado del Ministerio del Interior, la planta de Tilulum fue contaminada, supuestamente, por un grupo de manifestantes. Ellos habrían vertido hasta tres tachos de aceite quemado, en un punto de captación a dos kilómetros de la planta. “Los hospitales del IESS y Regional, y los moradores de Ficoa y Atocha no tienen servicio”, dijo la Policía.

Para la Fiscalía, el delito se habría cometido en horas de la madrugada del 21 de junio, ya que “varios sectores presentaron inconvenientes en sus hogares al amanecer”. Emapa informó que trabajaba en la limpieza de “toda la red de distribución y tanques de reserva”.

El Ministerio del Interior calificó a este posible acto como uno que se distancia de la protesta social. En el comunicado que publicó la tarde del 21 de junio, dice que la población se habría convertido en el objetivo de manifestantes: “provocan escasez, cierran vías, atacan ambulancias y, ahora, contaminan su agua”.

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR