Después de las aterradoras imágenes que circularon en la noche del octavo día de protestas, en la que ciudadanos se enfrentaban entre sí, agredían a conductores y hasta se disparaban, finalmente la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) del Ecuador dio una rueda de prensa para responder la solicitud de diálogo que el presidente Lasso había hecho el pasado sábado 18 de junio.

Su máximo dirigente, Leonidas Iza, fue quien habló y explicó que su movimiento no había respondido antes a la petición del presidente porque apenas esta mañana llegó a sus manos el documento de la Presidencia. Y mandó un mensaje a los ecuatorianos, pero principalmente al presidente Guillermo Lasso: “Hoy una comisión [Conaie] está preparando la documentación para que la haga llegar a su autoridad [Lasso] y a toda la sociedad ecuatoriana”, hasta hoy,  21 de junio.

Iza dijo que la Conaie va a agotar la vía de “lo político, del diálogo y de la estrategia”, pero que el gobierno debe garantizar los mecanismos de la democracia y  “no instaurar una lógica bélica”.  Sin embargo, Iza volvió a condicionar al presidente Lasso: “si posiciona una actitud bélica, nuestras decisiones colectivas se alargarían mucho más tiempo en decidir”. Aunque en esta última rueda de prensa, Iza dejó de exigir al Gobierno que cumpla su agenda, aún su tono es amenazante.

PUBLICIDAD

Las demandas del FUT

En medio de la conmoción social, el Frente de Trabajadores también dio hoy, 21 de junio, una rueda de prensa en la que se encontraban representantes de varias organizaciones sociales como de la Unión Nacional de Trabajadores (UNE). En la que anunciaron que mañana, 22 de junio, se movilizarán para protestar contra el Gobierno. El punto de encuentro será en la Caja del Seguro Social, a las 4 de la tarde.

José Villavicencio, presidente del Frente de Trabajadores, comenzó su discurso diciendo que este sindicato sí ha participado en las manifestaciones y que no solo es la Conaie, como lo intenta mostrar el gobierno de Guillermo Lasso. Y que esta es la “lucha de diferentes sectores a los que el gobierno no atiende sus demandas” y aseveró que el gobierno solo ha mentido a los ecuatorianos. 

Según Villavicencio, un ejemplo de esto es que oficialmente se dijo por un año que el sistema de salud estaba bien; sin embargo, el viernes pasado se declaró la emergencia sanitaria gracias al paro. Según Villavicencio, en el sistema de salud y de educación hay más de 60 mil funcionarios que trabajan como funcionarios públicos con nombramiento provisional y que esto se arrastra desde el gobierno de Correa. Además, el sindicalista dijo que estos empleos son precarios, pero no dio más detalles. 

Rápidamente cambió de tema y dijo que el país también está abrumado por el narcotráfico y el crimen organizado y que el ministro Lara debe responder por el caso de los narco generales— cuatro funcionarios policiales de alto rango a quienes la embajada de Estados Unidos les quitó la visa por estar involucrados en bandas organizadas, el pasado 14 de diciembre de 2021—.  Villavicencio también le dijo al ministro de Defensa que están gobernando con el narco y no con el pueblo que lucha por sobrevivir. Mientras que a Carrillo lo acusó de gobernar con los “yanquis”.

El presidente Lasso no quedó fuera de las acusaciones de Villavicencio, a quien increpó por festejar el Día del Padre con los militares “que van a sostener su puesto”. Esta movilización, dijo el sindicalista, será permanente hasta que el gobierno escuche y si no escucha, amenazó, deberán irse a su casa porque el pueblo está en lucha y en resistencia. “Usted solo responde a los grupos económicos y al Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras el pueblo no tiene qué comer”.

Isabel Vargas, presidenta de la Unión Nacional de Educadores (UNE), dijo que el presidente Lasso le miente al país cuando dice que hace un llamado al diálogo porque este siempre ha rechazado las propuestas de las organizaciones sociales. Además, criticó al Presidente por haber vetado totalmente hace dos meses el proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI). La iniciativa había sido aprobada por la Asamblea Nacional, y en esta se incluía la equiparación salarial de los maestros.  El pasado 23 de mayo, la Corte Constitucional rechazó el veto de Lasso y la ley entró en vigencia. Vargas terminó su intervención diciendo que el pueblo está vigilante de lo que haga la Asamblea y el Presidente y que si no tienen la capacidad de gobernar ambos deben irse a su casa.

Wilson Álvarez, presidente de las organizaciones de trabajadores municipales y provinciales, dijo que “todos conocemos la realidad que vive el país y que Lasso impone el modelo neoliberal y por eso decimos ya basta y la violación de los derechos humanos y sindicales”.

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.