Dos de los principales mercados de Quito amanecieron cerrados la madrugada de este jueves 16 de junio de 2022, durante el cuarto día del paro nacional: el Mayorista, que agrupa a casi mil quinientos comerciantes, en el sur de Quito, y el San Roque, que abarca a casi tres mil, en el centro de la ciudad. Con banderas tricolor y con cúmulos de tierra para cercar la zona, decenas de manifestantes se han asentado en las inmediaciones de los mercados para impedir el flujo vehicular en las zonas. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Un comerciante del mercado Mayorista —que solicitó que su nombre no fuera divulgado— dijo a GK que él y varios de sus compañeros decidieron unirse al paro nacional, convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) desde antes de las tres de la mañana. “No estamos de acuerdo con el gobierno de Guillermo Lasso. Estamos hartos. Ya no tenemos ni cómo traer productos para poderle vender a la gente. Y no es que primero vinieron los manifestantes indígenas. Nosotros lo decidimos en consenso”, cuestiona. 

PUBLICIDAD

Sin embargo, en el comunicado que publicó la Empresa Pública Mercado Mayorista dice que los accesos a ese centro de abastos evidencian “presencia de manifestantes que impiden que se regularice la atención”. 

El comerciante, que prefirió ocultar su identidad, dice que “aunque sí nos representa perder la venta del día”, prefieren plegarse a las manifestaciones “porque si la mercadería no nos llega, ¿cómo hacemos entonces? Apoyamos a nuestros compañeros indígenas porque ellos son quienes nos traen las cositas. Vea, ahora un saco de zanahorias cuesta casi 60 dólares, antes era mucho menos. No se dan cuenta que ellos [se refiere a las comunidades indígenas] son las que nos dan el alimento. Todos sufrimos por esta crisis”, lamenta. 

En la avenida Teniente Hugo Ortiz, donde está asentado el mercado Mayorista, que abarca un perímetro de casi 13 hectáreas, hay al menos 150 manifestantes que protestan de forma pacífica. El comerciante indicó que, por el momento, no permitirán que el Mercado abra sus puertas. El tráfico también está pausado en dos carriles: de sur a norte y de norte a sur. 

La Empresa Pública Metropolitana Mercado Mayorista dijo, en un corto comunicado, que “se trabaja de forma articulada con las fuerzas del orden para precautelar la seguridad” de los manifestantes.

El mercado de San Roque, en el centro de Quito, también amaneció cerrado. Pero allí la situación fue diferente: fueron los comerciantes quienes debieron cerrar sus negocios, pues un grupo de manifestantes se acercó al ingreso del mercado para exigir su cierre. Varios tenían piedras y comenzaron a lanzarlas. La avenida Mariscal Sucre y el túnel de San Roque estuvieron inhabilitadas desde las cinco hasta las siete de la mañana. La Agencia Metropolitana de Tránsito de Quito dijo que ya el tráfico vehicular fluye nuevamente. 

Las movilizaciones continúan en Ecuador

La Conaie dijo ayer, 15 de junio, que las movilizaciones del paro nacional continuarán “desde territorio”. Varias de las comunidades que llegaron al sector de Cutuglagua, en el límite entre los cantones Quito y Mejía, desde la provincia de Cotopaxi, regresaron a la ciudad de Latacunga debido a que no había, dijeron los comuneros, un lineamiento claro de a dónde trasladarse. Primero realizaron un recorrido en el sector la Villaflora, en el sur de la ciudad, y luego volvieron a Cutuglagua donde permanecieron hasta la noche del 15 de junio. 

Hoy, la avenida Pedro Vicente Maldonado —donde circuló la caravana indígena hacia Cutuglagua— amaneció nuevamente cerrada por la quema de llantas para inhabilitar la vía. 

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.