Ecuador enfrenta una exorbitante demanda de 2 mil millones de dólares de los hermanos  William y Roberto Isaías Dassum, sentenciados en 2012 por el delito de peculado, pero absueltos definitivamente en 2021. Los hermanos argumentan que tienen derecho a esa reparación porque 3 juicios en su contra fueron desestimados por jueces ecuatorianos. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Los hermanos Isaías, que eran dueños de uno de los bancos que quebró (Filanbanco) en la crisis de finales del siglo XX conocida como el feriado bancario, alegan que el daño nace de tres juicios de insolvencia que fueron iniciados en 2014 por el Estado contra William Isaías, Roberto Isaías y el último contra Juan Franco Porras, que fue gerente de Filanbanco. 

PUBLICIDAD

Durante veinte años, los Isaías se han encarnado en una larga batalla judicial contra el Estado, que incluyó procesos en el Ecuador y Estados Unidos. Ellos alegaban que había sido el Estado quien realmente había quebrado Filanbanco. En 2008, el gobierno del Ecuador incautó 195 empresas que pertenecían al grupo Isaías —entre ellas, los medios Gama TV, TC y El Telégrafo. 

Esa incautación recrudeció aún más la confrontación entre los Isaías y el Estado ecuatoriano.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Gif;base64,R0lGODlhAQABAAAAACH5BAEKAAEALAAAAAABAAEAAAICTAEAOw==

La demanda que han presentado ahora es el más reciente episodio de la disputa entre ambos. 

Es una acción de responsabilidad objetiva del Estado, que se inicia por acciones u omisiones de funcionarios públicos que ocasionen daños y perjuicios a una persona.

En los 3 juicios de insolvencia que fueron resueltos a su favor, aducen los Isaías, se hizo un balance contable para determinar si los bienes incautados en 2008 eran suficientes para cubrir el hueco patrimonial por el que quebró Filanbanco. Según sus ex dueños, se determinó que la incautación sumaba más del monto establecido: 663 millones de dólares.  

Ahora, los hermanos Isaías piden que se les devuelva lo que ellos consideran se incautó “en exceso”, además de la cartera de lo que históricamente se conoce como “el vuelto de Filanbanco”. 

Para comprender qué es ese vuelto, hay que recordar que Filanbanco pasó a manos del Estado en 1998 y paralizó sus operaciones definitivamente en 2001. Los hermanos Isaías aducen que entregaron el banco en saneamiento y no en liquidación. Es decir, que estaba en proceso de recuperación y no en proceso de cierre. Ese año, la empresa consultora Deloitte entregó un informe, citado por la Procuraduría General del Estado, al superintendente nacional de instituciones financieras en el que calculó pérdidas de los depositantes de cerca de 661,5 millones de dólares

El banco, ya en liquidación —es decir, ya cerrado— continuó intentando cobrar las acreencias que tenía a su favor, mediante la Agencia de Garantía de Depósitos, un organismo (que ya no existe) creado para garantizar los depósitos del sistema bancario y administrar los patrimonios de los bancos quebrados. Los Isaías alegan que todo lo que el banco cobró después de su administración, debía contabilizarse e imputarse al monto total que el Estado consideraba ellos habían perdido. 

PUBLICIDAD

El Estado concluyó que los hermanos Isaías habían drenado los fondos del banco. Se determinó la responsabilidad civil solidaria entre los hermanos Isaías, Juan Franco Porras, gerente general y representante legal, Gastón García González, auditor interno, Leonardo Navas Banchón y Antonio Arenas, contadores. Desde el 2000, los hermanos Isaías viven en Estados Unidos.

Pero ahora, con los juicios de insolvencia resueltos en 2018, los hermanos Isaías creen tener derecho a una reparación de: 

  •  1.548 millones de dólares por los activos incautados 
  • 15 millones de dólares pagados en gastos y honorarios profesionales por el proceso comenzado en Estados Unidos
  • El pago de los intereses producidos desde el 8 de julio de 2008 hasta la fecha. 

Algunos eventos de los procesos entre los Isaías y el Estado ecuatoriano

El 10 de abril de 2012, la Corte Nacional dictó sentencia condenatoria contra los hermanos Roberto Isaías Dassum y William Isaías Dassum, Juan Franco Porras, Gastón García González, Leonardo Navas Banchón y Antonio Arenas Contreras, por ser autores del delito de peculado mayor. Fueron sentenciados a 8 años de prisión. Además, Jorge Egas Peña y Luis Jácome Hidalgo fueron sentenciados como cómplices del mismo delito, con una sanción de 3 años de cárcel.

En 2014, el Banco Central inició procesos de insolvencia —que se inician contra quienes no pueden pagar sus deudas— contra los dos hermanos Isaías y Juan Franco Porras. Estos son los procesos que desembocarían en el juicio de 2022 que exige una reparación de 2000 millones de dólares.

En junio de 2016, un Comité de las Naciones Unidas determinó que el derecho a un debido proceso les había sido violado a los hermanos Isaías

En febrero de 2019, los hermanos Isaías fueron detenidos por las autoridades de Estados Unidos, porque el gobierno estadounidense consideró que su estancia en ese país era irregular. No fueron deportados a Ecuador porque lograron a su favor un hábeas corpus. 

Su suerte cambió en mayo de 2021, cuando la Corte Nacional de Justicia resolvió un recurso de revisión, que permite cambiar una sentencia, que “no se ha comprobado conforme a derecho la existencia del delito de peculado por el abuso de los fondos de préstamos de liquidez entregados por el Banco Central del Ecuador a Filanbanco, en el periodo septiembre a diciembre de 1998”. El fallo absolvió de forma definitiva a Antonio Arenas Contreras, Juan Franco Porras, Leonardo Navas Banchón, Roberto Isaías Dassum y William Isaías Dassum.

Ahora, los hermanos Isaías alegan que por haber sido liberados de responsabilidad, tienen derecho a una reparación de 2 mil millones de dólares

¿Qué va a pasar ahora con la demanda de los hermanos Isaías contra el Estado?

La Procuraduría General, que es el representante judicial del Estado, le dijo a GK que ha recibido la demanda y en las próximas horas, la institución hará un comunicado sobre la acción que señala a cuatro instituciones. 

Estas cuatro instituciones son: 

  • Banco Central del Ecuador, 
  • la Superintendencia de Bancos, 
  • la Secretaría de Gestión Técnica Inmobiliar y 
  • la Procuraduría General del Estado 

La demanda está en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Corte Provincial del Guayas. Fue presentada en diciembre pasado por la defensa de los hermanos Isaías. 


*Este artículo fue editado el 19 de marzo de 2022 para precisar el origen de la demanda de los hermanos Isaías contra el Estado ecuatoriano.

Cropped Favicon GK 2 150x150
Mayuri Castro y José María León
Mayuri Castro es reportera de GK y José María León es editor general de GK.