En el olvido quedó la disposición del aforo del 50% de público para el partido Ecuador Brasil. Aunque el partido emocionó a los ecuatorianos —la selección empató y se acomodó muy cerca del Mundial de este año—, era evidente ver a miles de fanáticos juntos, sin el metro y medio de distanciamiento y sin mascarilla. El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, dijo que ante este incumplimiento, el municipio empezará el proceso para imponer una sanción por el partido Ecuador Brasil.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El partido se jugó con público luego de la insistencia de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). Inicialmente, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) quiteño había ordenado que el partido se jugase con las gradas vacías.  Sin embargo, la FEF presionó para que los hinchas pudieran ir al estadio. El presidente Lasso respaldó la medida. El Colegio de Médicos de Pichincha se opuso, pero el COE reversó su decisión y autorizó que el partido se disputase con el 50% del aforo del estadio. Pero la transmisión televisiva y cientos de videos y fotografías mostraron que el estadio estaba por encima del 50% anunciado.

PUBLICIDAD

Horas después de terminado el partido, el alcalde quiteño Santiago Guarderas anunció en su cuenta de Twitter que “con base en el informe de @BomberosQuito, se constató el incumplimiento de bioseguridad”. Asimismo, dijo que, al haber conocido el contenido del documento, la Agencia Metropolitana de Control comenzará “el proceso administrativo sancionador”. 

Una representante del departamento de Comunicación de la Agencia Metropolitana dijo a GK que aún están esperando el informe final del Cuerpo de Bomberos, encargado de medir el cumplimiento de aforos en los establecimientos, que llegará pasado el mediodía. Por eso, la funcionaria dijo que la institución aún no puede anunciar cuáles y cuántas serán las sanciones que se iniciará contra el organizador del partido. En este caso, la Federación Ecuatoriana de Fútbol. 

Una vez que se conozcan cuáles fueron las infracciones cometidas durante la realización del partido Ecuador Brasil, la Agencia comenzará el proceso de oficio.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

La disputa por el partido Ecuador Brasil

A principios de semana, la decisión parecía inamovible: los aficionados tendrían que ver el partido entre Ecuador y Brasil solo por televisión. El 24 de enero, el COE nacional dispuso que el cotejo se realizara sin presencia de público, para evitar un evento que propague el coronavirus —cuya variante Ómicron causó un severo brote a mediados de enero de 2022. La segunda semana de enero superó el mayor pico de contagios registrados desde el inicio de la pandemia. 

Un día después, la Secretaría de Comunicación anunció que Lasso había pedido al organismo interinstitucional que, “basado en criterios técnicos”, reconsidere su decisión y permita el paso del público con aforo limitado. La Federación Ecuatoriana de Fútbol también insistía con ese pedido y exhortó al COE a aprobar el 60% de aforo. 

La posición de los profesionales de la salud era otra. Médicos y expertos se opusieron a que la fanaticada ingresara al estadio, pues, aunque la variante Omicrón no es más mortal, sí es más contagiosa. “En estos momentos de riesgo  por la presencia de la variante Ómicron  se debe priorizar la salud de los ecuatorianos. Los médicos  estamos agotados, nos estamos enfermando y muchos han fallecido. Hoy se pretende priorizar un evento deportivo. Solicitamos al COE  mantenga su resolución”, escribió el Colegio de Médicos de Pichincha, en su cuenta de Twitter

Pero, además de aquel pronunciamiento, el gremio había enviado una carta una semana antes al COE explicando por qué no era un momento óptimo para que la hinchada estuviera presente en el partido. Víctor Álvarez, presidente del colegio, explicó a GK, dos días antes del cotejo, que el problema central de la presencialidad del público se debía a que más de 25 mil hinchas tendrán que movilizarse para asistir al evento

Al llegar al estadio, otro problema surgiría: en los puntos de acceso se generan aglomeraciones.

Los pedidos de los expertos no fueron acogidos por el COE nacional y decidió aprobar el aforo luego de la solicitud de la FEF respaldada por el presidente Lasso. En rueda de prensa, Juan Zapata, director ejecutivo del Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1, dijo que Lasso era también el presidente del COE nacional y que la institución se hacía cargo de su decisión

La ministra de salud, Ximena Garzón, dijo que el COE volvió a analizar de forma técnica la situación epidemiológica en general del país, pero en especial de las provincias más grandes del país, Pichincha y Guayas. Garzón explicó que esta nueva ola de contagios del covid-19 es diferente a las anteriores porque en Ecuador más del 90% de contagios pertenecen a la variante Ómicron y que esta variante tiene un comportamiento natural mucho más rápido que las otras variantes como Delta.

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.