El presidente Guillermo Lasso celebró el descubrimiento de petróleo y gas en el bloque Perico, en la provincia amazónica de Sucumbíos.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El 19 de enero de 2022, Lasso dijo en su cuenta de Twitter que era “una gran noticia para el Ecuador”. Dos días antes, varias organizaciones indígenas presentaron más de 300 mil firmas ante la Corte Constitucional para defender su derecho a ser consultados antes de que se desarrollen proyectos extractivos de recursos no renovables —como el gas y el petróleo.

PUBLICIDAD

El presidente Lasso dijo que se estima que habrá un incremento de la producción nacional de petróleo de 925 barriles más cada día. Lasso dijo que hacía “más de seis años que no habían nuevos descubrimientos exitosos en el país”.

Además, Lasso dijo que el hallazgo era “producto de inversión 100% privada”. GK se comunicó con el Ministerio de Energía y Recursos no Renovables para consultar a qué tipo de inversión privada se refería el presidente de la República, pero hasta el cierre de esta nota no recibimos respuesta.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

El 19 de enero, el Gerente General de Petroecuador EP, Ítalo Cedeño, dijo en una rueda de prensa que la meta de explotación y producción de las perforaciones en  los campos petroleros Sacha, Coca–Payamino y Auca e ITT (en la sensible zona del Yasuní), ubicados en la provincia de Orellana, prevista para el 2022 es alcanzar 425.000 barriles por día. Según el Banco Central del Ecuador, la producción promedio diaria en noviembre de 2021 fue de más de 484 mil barriles diarios en todos los campos petroleros nacionales.

Anoche, Lasso dijo que “avanzamos a nuestra meta de duplicar la producción petrolera”. Llegar a casi un millón de barriles diarios fue uno de los ofrecimientos de campaña del actual presidente.  Esa meta podría estar en riesgo por la erosión regresiva que hay en la Amazonía que ya provocó que se declare fuerza mayor en los oleoductos ecuatorianos y por las preocupaciones medioambientales. 

Los ambientalistas, no celebran; están preocupados

El anuncio del presidente Lasso suma preocupaciones a activistas ambientales y nacionalidades indígenas que han cuestionado la política petrolera del presidente de la República. Más explotación petrolera tiene consecuencias en la vida de las comunidades que habitan la Amazonía ecuatoriana y en sus frágiles ecosistemas, vitales para el combate al cambio climático. “Es preocupante que el anuncio del presidente no hable acerca de qué tierras podrían ser afectadas, en qué lugar se encuentra, si existen o no pueblos indígenas, los procesos participativos”, dice  Jorge Acero, abogado de Amazon Frontlines, una organización de defensa de derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas de la selva amazónica. 

Para Acero, el anuncio de Lasso “es un paso más marcado por el decreto petrolero 95, cuyo único fin es explotar”. El decreto petrolero 95 define la política petrolera del actual gobierno. Varias organizaciones indígenas presentaron una acción de inconstitucionalidad en contra de ese decreto. 

En una columna de opinión publicada en GK, Andrés Tapia, dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) aseveró que en 40 años de explotación petrolera no ha habido beneficio alguno para los pueblos donde se explota el petróleo. “Actualmente 120 comunas kichwa de la Amazonía norte esperan reparación, remediación y garantías de no repetición por parte de los tribunales de justicia ecuatorianos”, dijo Tapia.

Koryna Herrera
Periodista colaboradora de GK. Cubre temas de medioambiente.