En las manifestaciones de ayer, 26 de octubre, hubo 8 agresiones contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación

En total, la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios, conocida también como Fundamedios, dijo que fueron atacados cuatro periodistas, dos camarógrafos y un fotógrafo mientras trabajaban cubriendo el paro nacional. 

Fundamedios anunció que Félix Amaya, periodista de Ecuador Chequea, “recibió un disparo a quemarropa con una bala de goma que impactó su pierna izquierda” mientras cubría las protestas en el Centro Histórico de Quito. El disparo, dice Fundamedios, fue propiciado por un policía, pese a que él se identificó como periodista y tenía el carné de su medio. 

La tarde de ayer, aproximadamente 500 personas se reunieron en la plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico de Quito, para protestar contra el gobierno de Guillermo Lasso. Las calles transversales a la Avenida Guayaquil que conducen al Palacio de Carondelet estaban cerradas, así que los manifestantes se concentraron en Santo Domingo.

Pasadas las 5:30 de la tarde se comenzaron a oír detonaciones. Poco después salió el humo del gas lacrimógeno que lanzó la Policía. Decenas de manifestantes se dispersaron, pero un grupo más pequeño se quedó lanzando palos y piedras a los Policías que impedían el paso hacia Carondelet a pie y a caballo. Incluso, algunos manifestantes sacaron las piedras del piso de la histórica plaza y las rompieron para hacer rocas más pequeñas y lanzarlas a los policías que seguían lanzando gas lacrimógeno. 

Fundamedios dice que Amaya estaba en la Plaza de Santo Domingo cuando la Policía comenzó a dispersar a los manifestantes. “En el afán de buscar la mejor imagen me quedé en el mismo sitio, cuando un grupo de antimotines llegó, estaban en motos y caballos. Uno de ellos, a pesar de que grité prensa, me propició un disparo a quemarropa que impactó en mi pierna”, le dijo Amaya a Fundamedios. 

Fundamedios dijo que rechazaba “las agresiones injustificadas” a Amaya. La Fundación añade que ven “con preocupación cómo durante estas jornada sde protestas la Policía Nacional ha protagonizado las mayores agresiones contra los periodistas”. 

La mañana de ayer, la periodista Pamela Morante, del canal 9, de la pequeña ciudad agricultora de Daule, en Guayas, fue agredida en el brazo por los policías que intentaban reprimir a los manifestantes de la zona. “Somos prensa. Me están golpeando, me están golpeando, suéltame”, gritó Morante mientras los policías la empujaban. Su ataque fue transmitido en vivo por el canal para el que trabaja la periodista. 

No todas fueron de parte de la Policía.

En algunos casos, como el del periodista Fausto Yépez y del camarógrafo Javier Argüello, ambos del canal Teleamazonas, los agresores fueron los manifestantes. Yépez dijo que fue agredido por un grupo de manifestantes —que los insultaron y golpearon— mientras cubría las manifestaciones en la Plaza de Santo Domingo. 

Noticias Más Recientes

  • mujeres trans

Queremos ser vistas

Siete mujeres trans están cansadas de que otras personas las representen. Por eso se han capacitado y quieren que las más jóvenes puedan elegir la carrera que quieran y no dependan de la prostitución.

Un periodista murió en un accidente mientras cubría el paro

Ayer también murió el periodista Gonzalo Rojas, del canal Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), mientras cubría las manifestaciones de ayer en Toacaso, una parroquia al sur de la provincia andina de Cotopaxi. 

El parte médico de Rojas dice que murió por “un traumatismo craneoencefálico grave” (es decir, un golpe severo en la cabeza) que se produjo cuando se cayó “desde un vehículo en movimiento” cuando cubría las manifestaciones. 

Un comunicado de la Gobernación dice que en Toacaso “no se registraba presencia policial ni militar”. El parte concluye que Rojas no tenía signos de agresión física.