La proforma presupuestaria de 2021 fue rechazada por el pleno de la Asamblea Nacional. En la sesión de hoy, 21 de septiembre, con 77 votos a favor, el Legislativo aprobó una moción para que el gobierno envíe una nueva propuesta de la proforma que será aquella que defina los montos que el gobierno destinará para lo que queda de este año y para la programación presupuestaria cuatrianual 2021-2024.

El presupuesto general del Estado (PGE) fue enviado por el gobierno el 22 de agosto de 2021. La Asamblea tenía 30 días para aprobarlo o presentar observaciones. Si no cumplía con ese plazo, al finalizar el periodo, el presupuesto debía entrar en vigencia automáticamente por el ministerio de la Ley. 

Sin embargo, hoy el pleno aprobó la moción —presentada por la legisladora de Pachakutik Mireya Pazmiño — para observar el proyecto y pedirle al gobierno que la ajuste según las observaciones hechas por la Asamblea. La Constitución ecuatoriana dice que el gobierno tiene 10 días para aceptar las observaciones y enviar una nueva propuesta al Legislativo o ratificarse en su propuesta original. 

Al terminar ese plazo, la Asamblea tendrá otros 10 días para ratificar sus observaciones. Si no lo hacen en ese periodo, dice la Constitución, entrarán en vigencia las segundas versiones enviadas por el gobierno. 

¿Qué observaciones hizo la Asamblea?

En su moción, Pazmiño —quien dirige la Comisión de Régimen Económico— dijo que el gobierno debía “sincerarse” sobre varios de los gastos e ingresos que incluyó en la proforma presupuestaria. Entre los que Pazmiño enumeró está el gasto corriente en educación, salud e inclusión social. Según la asambleísta, los valores asignados no son suficientes para cumplir con las necesidades de esos rubros. 

Además, Pazmiño dijo que la recaudación tributaria esperada por el gobierno —que en el PGE dice que será de 12 mil millones de dólares— no coincide con la más o menos estimada por el Servicio de Rentas Internas (SRI). Otra de las observaciones hechas por Pazmiño en su moción es que el gobierno no fijó un límite para el endeudamiento en el documento que envió a la Asamblea el pasado 22 de agosto, que debe incluirse en este documento, según la Ley Orgánica de Ordenamiento a las Finanzas Públicas. 

Antes de la sesión del pleno de hoy, varias bancadas —como la coalición de la Unión por la Esperanza (UNES), el Partido Social Cristiano (PSC) y Pachakutik — habían confirmado que rechazarían la proforma presupuestaria del gobierno. Entre los argumentos que dieron las bancadas para justificar su decisión también estaban cuestionamientos por reducción de recursos para salud y educación y presuntas inconsistencias entre la información que consta en el PGE y la de otras instituciones.  

¿Qué decía la proforma presupuestaria de 2021?

El monto del PGE para lo que queda de este año, según lo presentado por el gobierno, era de 32.948 millones de dólares. A finales de octubre de este año, cuando falten 60 días para el próximo año fiscal, se presentará el presupuesto válido para 2022. 

Según el documento enviado por el gobierno a la Asamblea, los Ministerios de Educación y Salud son dos de las instituciones del Estado con mayor presupuesto para lo que queda de 2021. En la proforma se destina más de 3 mil millones de dólares para cada uno.

Noticias Más Recientes

  • ¿Quién es Álvaro Noboa?

¿Quién es Álvaro Noboa?

Quiso ser presidente de Ecuador en cinco ocasiones y fue su hijo quien lo consiguió. Álvaro Noboa es uno de los empresarios más ricos del país.

Este es el presupuesto que se proponía para otras de las instituciones del Ejecutivo para 2021: 

  • Presidencia y Vicepresidencia de la República: 31 millones y 3 millones de dólares, respectivamente. 
  • Ministerio de Defensa: 1,4 mil millones. 
  • Ministerio de Economía y Finanzas: 58 millones. 
  • Ministerio de Gobierno: 156 millones. 
  • Ministerio de Agricultura y Ganadería: 139 millones. 
  • Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación: 198 millones. 
  • Ministerio de Inclusión Económica y Social: 1,5 mil millones. 
  • Secretaría de Derechos Humanos: 8 millones de dólares. 

En la proforma presupuestaria también estaban los presupuestos de instituciones de otras funciones del Estado como la Fiscalía, la Corte Constitucional, la Asamblea, entre otras.

Los ingresos totales que estimaba el presupuesto para el último trimestre de 2021 eran de poco más de 23 mil millones de dólares. Ese dinero, decía el documento, vendrían de impuestos, tasas y contribuciones como los aranceles, la venta de bienes y servicios, rentas de inversiones, transferencias, donaciones y otros ingresos como indemnizaciones y regalías. 

Según la proforma del PGE, los gastos superarían los 27 mil millones de dólares. Para calcular ese valor se toman en cuenta los gastos en personal, financieros, compra de bienes y servicios, entre otros. El rubro más alto en el documento del gobierno eran los gastos de personal de todas las instituciones públicas para el que se habían destinado más de 8 mil millones de dólares. 

La proforma presupuestaria enviada por el gobierno en agosto decía que había un déficit global de más de 4 mil millones de dólares entre los ingresos y egresos del Estado. Es decir, el Estado debe gastar más de lo que genera. Sin embargo, según el Ministerio de Economía, en 2021 hay 911 millones menos de déficit del que hubo en 2020.