Por segunda vez, Ricardo Ulcuango Farinango es asambleísta, aunque desde su primera elección han pasado 18 años. Entre 2003 y 2007 fue diputado por el movimiento Plurinacional Pachakutik y jefe del bloque, cuando la Asamblea tenía el nombre de Congreso Nacional. El mismo año en que ganó la curul, fue nombrado Presidente del Parlamento Indígena de América (PIA), organización internacional de legisladores indígenas para la defensa de los derechos colectivos de los pueblos indígenas. Entre 1996 a 1999 fue Presidente de la Confederación de Pueblos de la Nacionalidad Kichwa del Ecuador (Ecuarunari), una de las organizaciones indígenas más representativas de Ecuador. En 1997 hubo manifestaciones contra el gobierno de Abdalá Bucaram que provocaron su caída, en ellas tuvo una importante participación el movimiento indígena. En 1999, Ulcuango también participó junto a otros líderes indígenas como Antonio Vargas (entonces presidente de la Conaie) en el levantamiento indígena contra las políticas económicas del gobierno de Jamil Mahuad.  

En estas elecciones, Ulcuango fue elegido como segundo asambleísta nacional para el período 2021-2025 por la coalición Unión por la Esperanza (UNES), coalición política respaldada por Rafael Correa. 

Antes, Ricardo Ulcuango fue Vicepresidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, (Conaie) —organización con más de 30 años de representación indígena en el país conformada por la Ecuarunari, representante de la Sierra, Confeniae de la Amazonía y la Conaice de la Costa. Ocupó ese cargo entre 1999 hasta el 2001. Según su hoja de vida, Ulcuango fue también miembro fundador del Fondo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas (FODEPI), entidad que pertenecía a la Presidencia de la República y estaba integrada por miembros del Estado y representantes indígenas. Entre sus objetivos estaba mejorar la calidad de vida de los pueblos indígena. Fue presidente de la Federación de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Pichincha entre 1991 y 1992. También ocupó la presidencia de la Corporación de Emisoras de las Nacionalidades del Ecuador y en 2002, mientras era candidato a diputado, también era director de la radio Inti Pacha de Cayambe en Pichincha, desde donde impulsaba la comunicación intercultural, dice un artículo del portal Llacta. 

Su último cargo público fue el de Embajador de Ecuador en Bolivia. Fue designado en el gobierno de Rafael Correa el 6 de agosto de 2011 y se mantuvo allí hasta febrero de 2018, en el gobierno de Lenín Moreno.  La designación de Ulcuango como embajador de Ecuador en Bolivia causó molestia en la Ecuarunari y la Conaie. Según Humberto Cholango, presidente de la Conaie en 2011, esa designación provocó rupturas en el movimiento indígena que, durante los años de gobierno de Rafael Correa, se había declarado como opositor, porque acusaban al presidente de haber cambiado sus ofrecimientos de campaña de cuidado al medioambiente y no extractivismo. Algunos líderes fueron criminalizados como Pepe Acacho, quien era presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (Ficsh), mientras participaba en un levantamiento contra la ley de agua. 

PUBLICIDAD

Por ese contexto de enfrentamiento, Ulcuango no tuvo el apoyo de la organización indígena. Cholango incluso envió una carta al entonces presidente de Bolivia, Evo Morales, para decirle que Ulcuango no tenía su “aval ni su apoyo”. 

También podría interesarte

A los pocos días de su designación, el 17 de agosto de 2011, en una asamblea extraordinaria la Ecuarunari resolvió expulsar del movimiento a Ulcuango por haber aceptado ese cargo público en el gobierno de Rafael Correa.  Sobre su expulsión, Ricardo Ulcuango dijo a los medios de comunicación “es importante dejar claro al país que seguiré siendo parte del movimiento indígena y no me pueden despojar de mi identidad”. Contactamos a Ulcuango para saber en qué año salió del movimiento Pachakutik pero respondió que “eso no podría responder”.

Ricargo Ulcuango Farinango pertenece al pueblo indígena Cayambi, asentado en Cayambe, una ciudad andina a más de 70 kilómetros de Quito, en Pichincha. Ulcuango tiene 55 años, nació el 21 de abril de 1966. Ulcuango domina el kichwa y el español. En el sistema de registro de títulos académicos de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt) no tiene un título de tercer o cuarto nivel, sin embargo en su hoja de vida, detalla que mientras fue embajador de Ecuador en Bolivia estaba cursando la carrera de Derecho en la Universidad Nacional de Loja, en el austro del país. El nuevo asambleísta terminó el bachillerato en la Unidad Educativa Fiscal Rafael Bustamante en Quito. 

Ulcuango también fue miembro de la Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público, que fue creada en el gobierno de Rafael Correa en julio de 2007año de su posesión— para fiscalizar procesos de contratación y renegociación del endeudamiento público, el origen y destino de los recursos y la ejecución de los programas y proyectos financiados por la deuda interna y externa. Ulcuango fue uno de los seis representantes de organizaciones sociales y ciudadanos, su suplente fue Blanca Chancoso, dirigente indígena de la Sierra. Para ese momento, Ulcuango llevaba más de 10 años como dirigente indígena de la Conaie y la Ecuarunari. 

El 12 de enero de 2021, en una entrevista en la Radio Spazio FM, Ulcuango dijo que entre sus propuestas como legislador están mejorar la conectividad de Internet para que los estudiantes puedan recibir las clases, dijo que trabajará en que no se privatice el Banco Central. “Nuestra presencia en la Asamblea será con la propuesta de leyes para reactivar la economía del país”, dijo en una entrevista realizada el 14 de enero. Según Ulcuango sus propuestas serán reformar la Ley del Sistema Financiero para facilitar créditos a los emprendedores.