El Consejo Nacional Electoral (CNE) informó en su cuenta de Twitter que ubicará las cuatro Juntas Receptoras del Voto que le corresponde al pueblo amazónico de Sarayaku en la parroquia vecina de Pacayacu, en la provincia amazónica de Pastaza. La decisión se tomó porque el pueblo Sarayaku dijo que no dejaría entrar a las juntas a su territorio en protesta por lo que consideran un fraude electoral contra el candidato presidencial que respaldaron en el primera vuelta, Yaku Pérez. En Sarayaku viven 1.240 electores. 

Los  pobladores de la parroquia Sarayaku podrán ejercer su derecho y obligación al voto mañana 11 de abril de 2021, cuando se elegirá al presidente y vicepresidente del país para los próximos cuatro años, en Pacayacu, a una hora de canoa a motor. 

El comunicado del CNE dice que la Delegación Provincial de Pastaza resolvió ubicar las cuatro juntas —dos para electores de género femenino y dos para electores de género masculino— en la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Pacayacu. 

En una asamblea extraordinaria realizada el 6 de abril, Túpac Viteri, presidente del pueblo Sarayaku, y la lideresa histórica Patricia Gualinga anunciaron que su pueblo no participará en la segunda vuelta electoral. Su razón es que el pueblo Sarayaku no quiere participar en una política “de fraude, sin transparencia, y sin seriedad”, dijo Viteri, en alusión a su insistente denuncia de fraude contra Yaku Pérez, quien corrió exitosamente en febrero por Pachakutik, el partido político ecuatoriano fundado por el movimiento indígena.  La no participación del pueblo Sarayaku incluye la prohibición del ingreso de las urnas a su territorio. A Sarayaku se puede llegar por vía fluvial o aérea, y desde 2012 tiene una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que protege la autonomía de su territorio.  

PUBLICIDAD

En la rueda de prensa sobre el anuncio, Patricia Gualinga dijo que la decisión la tomaron en base al derecho a la resistencia que garantiza la Constitución. “Las personas y colectivos pueden ejercer el derecho a la resistencia frente a acciones u omisiones del poder público o de las personas naturales o jurídicas no estatales que vulneren o puedan vulnerar sus derechos constitucionales”, dice el artículo 98 de la Constitución. Gualinga dijo que esta es una forma de decir que en Ecuador no hay transparencia y de exigir una verdadera democracia. 

Sobre esta decisión, ayer la dirigencia del Pueblo Sarayaku escribió en Twitter “denunciamos que personas con intereses políticos particulares intenten dividir y desestabilizar la unidad de Sarayaku en complicidad con el CNE, trasladando las urnas de Sarayaku para proceder a la votación en otro lugar”.  

Patricia Gualinga dijo a GK que la decisión está tomada: su pueblo no ejercerá el voto. “Vamos a estar vigilantes que los votos que son de Sarayaku no los tomen, mucho menos que haya una especie de fraude”, dijo la lideresa histórica del pueblo.