Desde hoy, en Ecuador, cada 30 de marzo se conmemorará el Día Nacional de las Trabajadoras Remuneradas del Hogar. En la sesión 698, con 112 votos a favor, el Pleno de la Asamblea Nacional aprobó el Proyecto para declarar esta fecha dentro del calendario cívico e histórico.  

|Tal vez te interese: Más contenidos sobre los derechos de las Trabajadoras Remuneradas del Hogar, clic aquí|

De acuerdo a un comunicado de la Asamblea, el objetivo es reconocer el trabajo de cuidado que realizan las trabajadoras remuneradas del hogar. También pretende reivindicar este trabajo como una actividad económica y productiva. El 30 de marzo fue escogido en Ecuador porque  el mismo día se recuerda el Día Internacional de los Derechos de las Trabajadoras Remuneradas del Hogar. El 30 de marzo de 1988, se realizó el primer Congreso Latinoamericano de Trabajadoras Remuneradas en Brasil , donde se formó la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadoras del Hogar (Conlatraho). En el mundo se estima que hay más de 67 millones de personas trabajadoras del hogar. Una trabajadora del hogar es una persona que realiza cuidados del hogar como cocinar, planchar y lavar la ropa, barrer la casa o cuidar a niños y ancianos. En el Ecuador, son comúnmente llamadas empleadas domésticas. 

Con la declaratoria de este Día Nacional, el Ministerio de Trabajo, encargado de aplicar políticas públicas, deberá entregar a la Comisión de los Derechos de los Trabajadores y la Seguridad Social de la Asamblea, un informe con las acciones que realiza para que se cumplan, se promocionen y se garanticen los derechos de las trabajadoras remuneradas del hogar. 

PUBLICIDAD

En la sesión 698 intervinieron  asambleístas, como Silvia Salgado, de  Alianza País-Partido Socialista, quien dijo que esta actividad “se desarrolla en condiciones mucho más vulnerables y difíciles” que otros trabajos.  Salgado dijo que 74 de cada 100 trabajadoras han recibido maltratos o han sido víctimas de violencia. Salgado dijo que la situación empeora cuando las trabajadoras son indígenas o afrodescendientes, “son víctimas de discriminación racial”. 

En el debate para la aprobación de la Resolución también intervino Paola Mera, representante de Care Ecuador, organización que defiende los derechos de las trabajadoras del hogar. Mera dijo que antes de la llegada de la pandemia del covid-19 habían más de 59 mil contratos registrados en el Ministerio de Trabajo, hoy se han reducido a 31 mil. Con  un contrato, estas trabajadoras pueden acceder a un sueldo básico, vacaciones y seguridad social, como cualquier otro trabajador. 

Según la Unión Nacional de Trabajadoras Remuneradas del Hogar y Afines (Untha), de Ecuador, el 90% de las trabajadoras que son jefas de hogar y solo el 28% están afiliadas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

Maritza Zambrano, representante del Sindicato Nacional Único de Trabajadoras Remuneradas del Hogar (Sinutrhe), dijo que “este trabajo es de vital importancia para el futuro del trabajo decente”. También dijo que el cuidado que realizan las trabajadoras del hogar aporta en el crecimiento de las familias. Zambrano dijo que si no se garantizan los derechos para ellas habrá una grave crisis del cuidado en todo el mundo y aumentarán las desigualdades de género puesto que las actividades del hogar en la mayoría de veces están destinadas para las mujeres. 

|Regístrate en nuestro newsletter La Diaria para recibir las noticias más importantes del día, bien explicadas, a las 7 de la noche de lunes a jueves|

Un informe de Care, publicado en diciembre de 2019, dice que el 20% del Producto Interno Bruto del Ecuador proviene de las actividades de trabajo remunerado en el hogar.  Por las medidas de aislamiento para prevenir los contagios de covid-19, las trabajadoras tuvieron que soportar las consecuencias económicas: muchas fueron despedidas por el miedo al contagio o sus empleadores argumentaron que también habían perdido sus trabajos.