La provincia andina de Tungurahua, albergará una nueva área de protección hídrica. Ayer, 26 de marzo de 2021, el Ministerio de Ambiente y Agua declaró la creación del área de protección hídrica Huambaló-La Moya en el cantón Pelileo, en el corazón de la provincia. 

|¿Quieres saber más sobre medioambiente? Lee nuestra cobertura ambiental aquí.|

El acuerdo fue suscrito por Wilmer Villarreal, subsecretario de Recursos Hídricos del Ministerio, en las instalaciones de la junta Administradora del Agua Potable en Huambaló, una pequeña parroquia de la ciudad textilera de Pelileo. La Ley de Recursos Hídricos dice que un área de protección hídrica es una zona donde existen fuentes de agua declaradas “como de interés público” para su mantenimiento, conservación y protección. La ley establece además que estas fuentes de agua, para ser declaradas protegidas, también deben abastecer el consumo humano o garantizar la soberanía alimentaria. Según el Ministerio de Ambiente, esta es la séptima área de protección hídrica en el país.

Según la delimitación establecida en el acuerdo de creación del área, la reserva Humbaló-La Moya abarca un área de 158,84 hectáreas —más de dos veces el parque La Carolina en Quito—. El objetivo de crearla fue proteger los pastizales del páramo, y “un importante número de especies de flora y fauna”. Los páramos son ecosistemas importantes que albergan recursos hídricos que son la fuente de agua para muchas comunidades y especies. Por su capacidad de retener el agua, los páramos son un hábitat esencial para el crecimiento de plantas endémicas y el desarrollo de la diversidad faunística. 

PUBLICIDAD

El Ministerio de Ambiente y Agua asegura que esta nueva área de protección hídrica no es importante solo en términos ecológicos. El Ministerio dice que este territorio “garantizará el acceso” al agua de más de 33 mil habitantes. Además, servirá para alimentar 83 hectáreas de suelos “altamente productivos”. 

Tras suscribir la declaratoria, el subsecretario Villarreal dijo que en 2021 “vamos a impulsar la declaratoria de diez áreas de protección hídrica en todo el país”. Según Villarreal, solo en la zona que abarca las provincias andinas de Cotopaxi, Chimborazo, y Tungurahua, y la provincia amazónica de Pastaza, se prevé crear “al menos tres o cuatro” áreas de protección hídrica más. No dijo cómo se financiará el cuidado de estas zonas ni cómo se planea asegurar su conservación.

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Pero los expertos coinciden en que las declaratorias de parques o áreas protegidas no servirán de mucho si no se tiene los recursos económicos y técnicos para gestionarlos. En 2020, el presupuesto del Ministerio de Ambiente y Agua fue de alrededor de 17 millones de dólares, insuficiente para la gestión de los parques y áreas que, además, sufrieron el recorte de casi 400 trabajadores y más de una decena de guardaparques, que son los que cuidan las áreas protegidas. El exministro de Ambiente y Director del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en Ecuador, Tarsicio Granizo, dice que en Ecuador existe el problema de que se crean áreas protegidas de papel. Esto quiere decir que se declaran nuevas áreas con el objetivo de protegerlas, pero por falta de presupuesto y acciones concretas, al final no se protegen. En el país, hay 60 de estas áreas, la última en ser declarada fue la reserva Ichubamba Yasepan en la provincia de Chimborazo, que también busca proteger los páramos de la zona.