El juez Ángel Torres del Tribunal Contencioso Electoral (TCE) archivó la queja presentada por la alianza Unión por la Esperanza (UNES) contra la Fiscalía General del Estado. Según el movimiento correista, la Fiscalía se habría entrometido en el proceso electoral al solicitar que se retuviera la base de datos del Consejo Nacional Electoral (CNE).

¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

El documento del TCE dice que el juez Torres decidió archivar la causa y no tramitarla porque no cumple con los “requisitos de procedibilidad”. En el auto de archivo, se explica que el juez solicitó pruebas que justificaran la supuesta intromisión que se argumentó en la denuncia. Sin embargo, UNES no las presentó porque son parte de una investigación de la Fiscalía, y por lo tanto los documentos son confidenciales y no pueden hacerse públicos. 


DEBES SABER:

La Contraloría pide al CNE que le permita hacer una auditoría informática antes de la segunda vuelta

Un juez autorizó que la Fiscalía retenga la base de datos del servidor del CNE

PUBLICIDAD

La Fiscalía dice que la retención de la base de datos del CNE no interferirá con el proceso electoral

El PSC advierte con enjuiciar políticamente a la Fiscal General y al Contralor


La mañana del 21 de febrero, Andrés Arauz, candidato presidencial por la alianza Unión por la Esperanza (UNES), anunció que presentó “una queja” ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Una acción de queja es, según el Código de la Democracia, un recurso contencioso electoral que se puede interponer en varias instancias cuando se comete una infracción electoral.

Arauz dijo que había una “grosera violación a la ley” por parte de  la Fiscalía al pedir acciones sobre el sistema informático del CNE. Según Arauz, la intervención del sistema causaría retrasos en la segunda vuelta que está planificada para el domingo 11 de abril de 2021. Sin embargo, la Fiscalía aseguró que sus acciones no interferirían con el proceso electoral. 

El día anterior, el 20 de febrero, la Fiscal General Diana Salazar pidió que se retuviera la base de datos del servidor del Consejo Nacional Electoral. El pedido fue aceptado por el juez de la Corte Nacional de Justicia, Luis Antonio Rivera. La Fiscalía envió la solicitud para retener la base después de que organizaciones del movimiento indígena presentaran una denuncia en la Fiscalía por supuestas irregularidades en el sistema informático del CNE que perjudicarían  al candidato presidencial por Pachakutik Yaku Pérez. 

La queja interpuesta por la UNES, decía que la Fiscal Salazar y el juez Rivera habían incumplido el artículo 16 del Código de la Democracia. El artículo dice que “ninguna autoridad extraña a la organización electoral podrá intervenir en el desarrollo de los procesos electorales”.  Según la sentencia del juez Ángel Torres, UNES no pudo probar que Salazar o Rivera habrían incurrido en esta infracción. 

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

El día que se anunció que la UNES había presentado la denuncia, Andrés Arauz dijo que rechazaba la intromisión. Además aseguró que todo era parte de “las intenciones ocultas” del gobierno del presidente Lenín Moreno para quedarse por más tiempo al frente del país. Hasta ahora, Arauz no se ha pronunciado sobre la decisión del juez del TCE de archivar la denuncia.