En octubre de 2020, el directorio ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó el acuerdo para entregar 6.500 millones de dólares a Ecuador. El préstamo será entregado durante los próximos 27 meses, tiene un plazo de pago de 10 años —con 4 de gracia— y una tasa de interés del 2,9%. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Según el acuerdo, en 2020 Ecuador debe recibir 4 mil millones hasta el 31 de diciembre de 2020. El Ministerio de Economía dijo que en 2021 se desembolsarán 1.500 millones, y en 2022 otros mil millones para completar los 6.500 del acuerdo. 

¿Qué tipo de crédito es?

Se da dentro del marco del Servicio Ampliado del Fondo (SAF), que da asistencia financiera a los países con problemas económicos o de crecimiento lento. El acuerdo anterior que tenía Ecuador con el FMI —firmado en marzo de 2019 por 4.200 millones de dólares— fue dado de baja en mayo de 2020. El exministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, dijo que se necesitaba uno “que atienda la nueva realidad del país” por el impacto sanitario, social y económico de la pandemia. 

El crédito del SAF es distinto a la asistencia financiera aprobada para Ecuador en mayo de 2020. El FMI entregó 643 millones de dólares a Ecuador a través del Instrumento de Financiamiento Rápido (IRF) para necesidades urgentes. Se recurre a este tipo de créditos durante emergencias como shocks en los precios de las materias primas o catástrofes naturales. .Según el gobierno, ese dinero será usado para cubrir los gastos de la crisis sanitaria por el covid-19 y apoyar a los sectores más afectados del país como el sistema de salud.

¿Cuál es el objetivo del programa?

PUBLICIDAD

El nuevo programa, según el FMI, tiene como objetivos “proteger vidas y medios tras la pandemia del covid-19 y continuar apoyando los esfuerzos de Ecuador para estabilizar la economía”. Ceyda Oner, jefa de la misión del Fondo en Ecuador, dijo que además se espera estabilizar la economía del país y proteger las vidas y los medios de subsistencia de los ecuatorianos. Según Oner, el nuevo financiamiento ayudará al país a manejar la pandemia y sus secuelas, fortalecerá la transparencia fiscal y la gobernabilidad.

Cuando la economía se recupere, el objetivo del programa cambiará. La jefa de la misión en Ecuador dijo que para en ese momento será asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas, fortalecer las instituciones nacionales y “sentar las bases para una economía más dinámica y competitiva”. Con eso se espera generar más empleos y lograr un crecimiento sólido y duradero para beneficiar a los ecuatorianos.

¿Qué recomendaciones hace el FMI?

El documento publicado por el Fondo dice que se necesita  un camino “ambicioso, pero realista” hacia la sostenibilidad de las finanzas públicas. Ese paso se deberá dar en 2021, según el FMI, una vez que los efectos de la pandemia disminuyan y que se eliminen las medidas relacionadas con la crisis. 

Entre las reformas propuestas para el país en los próximos años están: 

  • Para controlar los ingresos, el Fondo propone una reforma fiscal “ambiciosa, inteligente y progresiva”. El documento publicado por el FMI sugiere que:
    • Desde septiembre de 2021 se incremente el impuesto del valor agregado (IVA) en 3 puntos porcentuales —del 12% actual al 15%. 
    • Reducir las excepciones del IVA a las universidades. 
    • Poner un impuesto especial en la gasolina 
    • Introducir un impuesto ambiental a las emisiones de dióxido de carbono. 
  • Reducir el la partida de sueldos del Estado. El FMI sugiere reducir la cantidad de empleados y de los sueldos. Lo que, según el FMI, permitiría proteger las finanzas públicas y fortalecer la competitividad de Ecuador. Las medidas a mediano plazo planteadas por el Fondo son: 
    • Reducir los salarios para los empleados recién contratados. 
    • Congelar los procesos de promoción y contratación. 
    • Racionalizar el empleo en los sectores no críticos. 
  • Mejorar la contratación pública de bienes y servicios. El programa del FMI prevé un ahorro en los gastos destinados a estos rubros del 0,7% del PIB para 2025. Para lograrlo, Ecuador debe: 
    • Mejorar sus prácticas de contratación. 
    • Aumentar los procesos competitivos. 
    • Perfeccionar las adquisiciones electrónicas. 
  • Reequilibrar el gasto de los subsidios a la asistencia social: 
    • El FMI espera que la aplicación del sistema de bandas para establecer el precio del combustible —que permite que suba o baje solo un 5% cada mes— genere un ahorro fiscal de casi 3 mil millones de dólares entre 2020 y 2025. 
    • Ese dinero deberá ser usado para financiar el gasto público de mayor prioridad, incluyendo el aumento de la inversión en la cobertura de los programas sociales para las personas pobres. 
  • Moderar el gasto público. El programa del FMI prevé priorizar el gasto en los proyectos que generen más crecimiento y empleo. Según el multilateral, eso permitiría ahorrar 2% más del PIB en 5 años. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo dijo que las medidas sugeridas —como el incremento del IVA— eran una “opinión del personal del Fondo” y que serán analizadas en su momento por las autoridades. Según Pozo, el próximo gobierno será el que decida qué es lo mejor, tomando en consideración que se debe intentar mantener las metas del programa.