El 2 de mayo de 2020 el Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió un comunicado oficial anunciando que había aprobado el día anterior la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Ecuador por 643 millones de dólares. Según el FMI, el pedido se hizo a través el Instrumento de Financiamiento Rápido (IRF) para necesidades urgentes. El dinero será usado para cubrir los gastos de la crisis sanitaria por el covid-19 y para apoyar a los sectores más afectados del país como el sistema de salud. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

El Instrumento de Financiamiento Rápido del FMI otorga créditos expeditos para emergencias como shocks en los precios de las materias primas o catástrofes naturales. Es solo para países miembros de Fondo que tengan problemas apremiantes en su balanza de pagos, cuando otra solución crediticia o de asistencia internacional no es viable (o necesario). El presidente Lenín Moreno dijo en Twitter  que el Ecuador pagará una tasa de interés del 1.05% sobre el capital recibido. 

El comunicado del FMI dice que la pandemia y la caída de los precios del petróleo “ha planteado un gran desafío para la economía ecuatoriana y han generado importantes restricciones financieras”. El FMI espera que el IFR ayude al país a solventar sus sistemas de asistencia social y salud “que tanto necesita y a catalizar el financiamiento de otras instituciones financieras multilaterales”. 

Después de la reunión del Directorio Ejecutivo del FMI sobre Ecuador, la directora del Fondo, Kristalina Georgieva, dijo que las autoridades ecuatorianas “han tomado medidas importantes para mitigar las consecuencias socioeconómicas de la crisis”. Georgieva las describió como  “proactivas” para contener la propagación del virus en Ecuador y destinar los recursos necesarios para la salud. Según Georgieva, las prioridades del gobierno ecuatoriano son “proteger a los más vulnerables y fortalecer la red de social salud”. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Kristalina Georgieva dijo que las autoridades se comprometieron a enfrentar los riesgos para la sostenibilidad de las finanzas públicas y de la deuda externa. Según Georgieva, están trabajando para establecer acuerdos de reestructuración de pasivos y buscar una consolidación fiscal realista. 

En su declaración, Georgieva también destacó las enmiendas al Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas en el proyecto de Ley Orgánica de Ordenamiento de las Finanzas Públicas, que se presentó a la Asamblea el 16 de abril de 2020. Con la propuesta de ley económica urgente, el FMI espera que se fortalezca el control, la presentación de informes y las transparencia de las finanzas públicas de Ecuador. 

En el comunicado, el FMI dijo que “salvaguardar los recursos comprometidos para combatir la pandemia” es indispensable la divulgación transparente y la auditoría de los gastos relacionados con el covid-19. Según el Fondo, el apoyo adicional de socios externos “será crítico para cerrar la brecha de financiamiento restante y aliviar las restricciones presupuestarias» de Ecuador. 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

El Ministro de Finanzas, Richard Martínez, confirmó el 29 de abril que el Banco Interamericano de Desarrollo también dará 700 millones de dólares para que Ecuador pueda atender la emergencia sanitaria, social y económica. Martínez dijo que el respaldo internacional a la forma como el país está afrontando la crisis y manejando la deuda era “una buena noticia”. Según el presidente Moreno, este dinero será destinado para atender a grupos vulnerables, la emergencia sanitaria y para reactivar la economía popular.