Así funciona el nuevo sistema para fijar los precios de los combustibles

  • Petroecuador implementa un nuevo sistema para fijar los precios de los combustibles

    • nuevo sistema para fijar los precios de combustibles

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Petroecuador.

    Petroecuador implementará un sistema de “bandas móviles” para fijar los precios en los combustibles. El mecanismo permite que el precio suba o baje un 5% cada mes. Desde el 11 de julio, el precio máximo de venta al público para un galón de gasolina extra y ecopaís (extra con etanol de la caña de azúcar) será de 1,75 dólares —manteniendo el precio de junio— y el del diesel 1,039 dólares —0,039 centavos más que el mes anterior. El costo de la súper no se rige por el sistema de bandas de Petroecuador, pues su precio fue liberado en diciembre de 2018.

    |Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

    El cambio de sistema se hace para cumplir con el decreto ejecutivo 1054 que el presidente Lenín Moreno firmó el 19 de mayo de 2020. En el documento, Moreno reforma el Reglamento de Regulación de Precios de Derivados de Petróleo que se expidió en 2005. 

    En un comunicado, Petroecuador dice que los precios se fijarán hasta el 10 de cada mes y estarán vigentes hasta esa fecha del mes siguiente. Es decir, los precios de julio se aplicarán hasta el 10 de agosto.  El 11 de cada mes, los nuevos precios deberán reflejarse en las estaciones de servicio públicas y privadas de todo el país. 

    Petroecuador hará los cálculos tomando en cuenta el costo del transporte, almacenamiento y despacho del combustible y su producción, que se calcula según el “costo promedio ponderado del crudo de exportación” del mes anterior, según el decreto. Ese costo promedio depende del precio internacional del crudo West Texas Intermediate  (WTI), que el Ecuador usa como referencia. El precio al público ese ese monto más el Impuesto de Valor Agregado (IVA) y el margen de comercialización para las gasolineras. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    En la práctica, esto significa que los precios del diésel y la gasolina extra fluctuarán mensualmente en márgenes de más o menos 5%, dependiendo del precio internacional del WTI, pero no podrán subir ni caer debajo de esos límites. 

    Las bandas móviles del 5%, dice el comunicado de Petroecuador, evitarán que a futuro el costo de los derivados de petróleo se disparen por cambios drásticos en el precio del barril del WTI, el crudo que Ecuador usa como referencia. 

    En octubre de 2019, después de la publicación de un —ahora derogado— decreto que eliminaba el subsidio de combustibles e incrementaba su precio, hubo 11 días de paro nacional que dejó  casi una decena de fallecidos y más de mil heridos y detenidos. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Coniae), una de las organizaciones que encabezó las protestas de octubre pasado, dijo que el sistema de bandas era una eliminación de facto del subsidio a los combustibles. 

    Para compensar las consecuencias de la aplicación del nuevo sistema de bandas de precios, el decreto ejecutivo 1054 establece que el Ministerio de Economía y Finanzas y el de Energía y Recursos Naturales no Renovables serán los encargados de diseñar “los instrumentos de política pública de compensación necesarios” Además,  presentarán un informe semestral de al Presidente sobre los avances del sistema. 

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

    Las bandas de precios establecidas por Petroecuador se aplican al segmento automotriz, camaronero, atunero y pesquero. No para el aéreo, naviero, ni otros sectores industriales especiales. 

    El precio para la venta de la gasolina súper sugerido es de 2,24 por galón, pero puede cambiar entre estaciones de servicio porque no está sujeto al sistema de bandas porque fue liberado. Sin embargo, el decreto 1054 establece que el precio de la súper no puede ser igual o menor al precio de venta de la gasolina extra y ecopaís para el segmento automotriz.