El 30 de septiembre de 2010 murieron cinco personas: un estudiante y cuatro militares. El estudiante de Economía de la Universidad Central del Ecuador,  Juan Pablo Bolaños Fernández, es una de las víctimas del 30-S. 

Juan Pablo Bolaños murió con dos disparos en la región cervical y en la pelvis. Bolaños estaba fuera del Regimiento Quito N°1 protestando a favor del expresidente Rafael Correa. En el momento que fue herido, lo trasladaron a la Clínica Internacional pero llegó casi sin signos vitales y murió. Según un comunicado de la Fiscalía General del Estado, la causa de muerte fue por “hemorragia aguda interna por laceración de tráquea, pulmón e hígado por causa de penetración y paso de proyectil de arma de fuego”. 

El exteniente del Grupo de Operaciones Especiales (GOE),  Francisco Guzmán Buitrón fue sentenciado en 2013 por el Tribunal Penal Primero de Garantías Penales de Pichincha a seis años de prisión y a pagar una indemnización de 30 mil dólares por la muerte de Bolaños, es decir fue señalado como el culpable del delito de homicidio simple.

La defensa de Francisco Guzmán presentó el recurso de casación que es el último recurso judicial que busca la anulación de la sentencia. Sin embargo, el 11 de febrero de 2016, el juez Miguel Jurado y los conjueces Marco Maldonado y Roberto Guzmán de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) rechazaron el recurso y ratificaron la sentencia de seis años de cárcel. El exteniente del GOE, Francisco Guzmán estuvo en la cárcel por cuatro años y salió en libertad en 2016 por decisión de la Corte Constitucional que ratificó su inocencia.

El cabo segundo de policía Froilán Jiménez murió el 30-S. Jiménez pertenecía al Equipo Táctico Alfa del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y por eso el 30 de Septiembre su misión era entrar al Hospital de la Policía N°1 para rescatar al expresidente Correa. El cabo segundo Jiménez debía proteger el vehículo en el que salió Correa del hospital. Jiménez iba cerca de la primera puerta del lado izquierdo del carro en el que estaba Rafael Correa. Cuando el carro llegó a la puerta principal del hospital tomó velocidad, ahí hubo una ráfaga de disparos con la intención de parar el carro pero los miembros del GIR que iban escoltando el carro fueron heridos, entre ellos Froilán Jiménez, que cayó en medio de la avenida Mariana de Jesús en donde está el Hospital y el Regimiento Quito N°1. Todo eso fue transmitido en vivo por los noticieros de televisión. Fue llevado de emergencia al mismo Hospital de la Policía en donde los médicos confirmaron su muerte. 

PUBLICIDAD

El policía Edwin Calderón falleció fuera del Regimiento Quito N°2 ubicado en el centro norte de Quito. Calderón era parte de un grupo de policías que ya se retiraba de ese lugar por orden de sus superiores. El grupo de policías que estaba Calderón, escuchó disparos, uno de los que provocó la muerte del policía Edwin Calderón. Sobre la investigación de su muerte no hay información pública. 

El cabo del Ejército Jacinto Orlando Cortez pertenecía al Batallón Rumiñahui de la Unidad de Comunicaciones del Ejército N°9 Patria. El 30 de septiembre, Cortez era parte del primer pelotón de rescate al expresidente Rafael Correa en el Hospital de la Policía. Más abajo del hospital, Cortez recibió disparos, según una publicación de la revista Plan V, Cortez le dio el chaleco antibalas al expresidente Correa. Fue llevado al Hospital Carlos Andrade Marín pero llegó sin signos vitales y murió. El cuerpo de Jacinto Cortez fue exhumado por dos ocasiones, en la última exhumación la fiscalía encontró balas en el cuerpo. La investigación fue clasificada como reservada y hasta ahora no hay más información sobre su avance. 

Noticias Más Recientes

En el 30-S Darwin Panchi Ortiz fue parte del equipo de inteligencia militar para intentar rescatar a Rafael Correa. Panchi manejaba el carro en el que se transportaba el equipo conformado por el mayor Fausto Flores y el subteniente Carlos Deleg. Los policías sublevados se dieron cuenta que los militares intentaban rescatar a Correa y comenzaron a disparar contra el carro, Panchi recibió un balazo en la cabeza mientras conducía una furgoneta en la Avenida Mariana de Jesús, fuera del Regimiento Quito N°1 y falleció. Sus compañeros del equipo fueron retenidos por los policías sublevados.  En junio de 2016, el policía que en el 30 de septiembre era el agente del Grupo de Operaciones Motorizadas de la Policía, fue llamado a juicio por el asesinado al militar Darwin Panchi.

Luego de 10 años, el 24 de septiembre de 2020 se realizó la audiencia de formulación de cargos en contra de cinco oficiales militares en servicio pasivo: Luis Castro, Jorge Peña, Hegel Peñaherrera, Vicente Guzmán y Mauricio Merino, como presuntos responsables de los homicidios de Froilán Jiménez y de los soldados Darwin Panchi y Jacinto Cortez. La audiencia terminó con la resolución de la  jueza a cargo que ordenó la presentación periódica en una oficina judicial y prohibición de salida del país para los oficiales. El caso de Froilán Jiménez se reabrió luego de que en 2019, el Tribunal de la Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha declaró la nulidad de todo lo actuado desde septiembre de 2018, por la vulneración de derechos de los militares involucrados, ahí el caso volvió a indagación previa, esta etapa de la investigación inició el 6 de octubre de 2010.