La Fiscalía General del Estado abrió una investigación previa sobre un presunto tráfico de influencias en el sector Salud. La investigación se da inicio “con base en investigaciones de Fiscalía, y de acuerdo a la resolución de la Asamblea sobre la supuesta entrega de cargos públicos a cambio de favores políticos en el sector Salud”, dice un comunicado en la cuenta de Twitter de la Fiscalía. 

Como parte de la investigación por la supuesta entrega de cargos en hospitales públicos, la Fiscalía pidió a varias instituciones como la Presidencia, la Asamblea y ministerios “la entrega de documentos relacionados”. Además solicitó rendir versión a ciudadanos que han señalado públicamente tener información sobre el presunto delito. Entre ellos a Harrison Salcedo, abogado del asambleísta Eliseo Azuero. 

La investigación se realiza pocos días después de que se hicieran públicos supuestos chats entre la ministra de Gobierno María Paula Romo y el exasambleísta Daniel Mendoza- procesado por el delito de delincuencia organizada relacionados con la estructura de corrupción” en la construcción del Hospital Básico de Pedernales- donde se vincula a la Ministra en la entrega de cargos en hospitales.

Tras la publicación de los chats en los que Romo conversa con Mendoza, la Fiscalía emitió un comunicado en donde dijo que el 20 de agosto —es decir, tras la detención de Mendoza—, el padre de Mendoza entregó a los fiscales un celular, una grabadora de voz y un USB. Según el comunicado de la Fiscalía, la publicación de sus contenidos «podría incluso invalidarla como prueba».  Además dijo que este tipo de publicaciones «interfieren» en las investigaciones y «pueden beneficiar a la impunidad». 

PUBLICIDAD

Noticias Más Recientes

Después de la publicación de los supuestos chats donde se revela el mecanismo de la entrega de cargos en hospitales. Romo se pronunció y dijo que sí se comunicó con el exasambleísta Mendoza, pero que, en la publicación difundida en redes no hay evidencia de que haya participado en el reparto de instituciones. “Si eso es lo más grave que Mendoza puede decir de mí, mi caso va muy bien y queda claro que él es el acusado”, dijo la Ministra.