Duraznos y Berenjenas

El punto G

En el primer capítulo de Duraznos y Berenjenas vamos a hablar de qué es y dónde está el punto G.

Nos encontramos con puntos por todas partes —punto aparte, punto de cruz, punto medio, punto caramelo, punto de ebullición, punto final—, pero hay uno que tiene el poder de cambiar por completo nuestra vida. Bueno, nuestra vida sexual, que es prácticamente lo mismo: el punto G.

Tener una vida sexual realmente placentera depende de muchas cosas que han sido, por años, estudiadas por la ciencia. Uno de estos estudios es sobre el punto G (en la vagina) o el Punto P (en la próstata). 

Durante años el placer femenino ha sido poco tratado, un verdadero tabú. Ya sea por imposiciones sociales o desconocimiento. Se habla poco y se practica menos. Aunque muchos siguen pensando que es un mito, ya que varios estudios dicen no haber encontrado evidencia de la existencia y beneficios del punto G. 

En este episodio Gabiña te enseña todo sobre cómo estimular tu punto G o tu punto P. Recuerda que cada cuerpo es diferente, y su ubicación, como todas las zonas erógenas, depende de cada persona. 

¡Explora y descubre nuevas formas de encontrar placer en tu cuerpo!

Estas son las fuentes del primer episodio: 

  1. Se cree que es parte de la red de terminaciones nerviosas del clítoris.
  2. Más del 50% de mujeres que participaron en el estudio afirman tener punto G. 
  3. En Ecuador solo 6 de cada 10 mujeres dicen estar satisfechas con su vida sexual.
  4. De cada 10 encuentros sexuales con hombres, solo en 5 las mujeres logran un orgasmo.
  5. Las mujeres llegan al orgasmo el 95% de las veces que se masturban y 74% en relaciones con otra mujer. 
  6. El orgasmo de clítoris y el orgasmo interno
  7. Orgasmos inducidos por la próstata.
  8. El punto G está unos 2 o 3 centímetros dentro de la vagina.
  9. Posiciones para estimular el punto G
  10. Consejos para masajear el punto P
  11. Desde 2012 las ventas de los masajeadores de próstata se han disparado

Conocer tu cuerpo, lo que te gusta, lo que no, lo que estás dispuesto a hacer, lo que no, es un primer paso para que tu vida sexual mejore enormemente. Y aunque el punto G no es indispensable para esto, los beneficios son tantos que vale la pena buscarlo hasta el cansancio. 

En Duraznos y Berenjenas hablaremos de orgasmos, porno, masturbación y mucho más. Queremos que se convierta en un recurso útil para todos, especialmente para la gente más joven. 

Espéralo los miércoles cada dos semanas a las 7 de la noche.
GK
(Ecuador, 2011) Un cable a tierra en un mundo polarizado.