Profesora. Amante de las mariposas amarillas.

Niños que piensan

En mi familia se cuenta esta historia: Hace muchos años, un pequeño niño que vivía en París dejó de jugar para prepararse para el examen de ingreso a un pre-escolar. Era una prueba determinante para la entrada a la universidad politécnica donde habían estudiado su padre y su abuelo. Esa universidad tiene gran prestigio en Francia, el gobierno paga a sus estudiantes por estar ahí y graduarse en la institución asegura empleos con grandes sueldos. El niño logró entrar al pre kínder esperado, a la escuela esperada y finalmente a la universidad esperada. Cuando terminó su brillante carrera de ingeniero,

|lunes 30 de junio de 2014 05:00|