El dengue es una enfermedad que se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado. Los mosquitos se infectan cuando pican a una persona que ya tiene dengue. Ellos se encargan de transmitir el virus a otras personas al picarlas. El principal mosquito que lo transmite es el Aedes aegypti, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El dengue afecta a personas de todos las edades y es más común en los meses más cálidos y lluviosos del año.

➜ Otros Contenidos sobre salud
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Según la OPS. la mayoría de los casos de dengue en el hemisferio sur— mitad del globo terráqueo ubicado al sur de la línea ecuatorial —, “ocurren en la primera parte del año”. Y la mayoría de los casos en el hemisferio norte —norte de la línea ecuatorial  — “ocurren en la segunda mitad”.

Ana María Gómez, especialista en medicina interna y enfermedades infecciosas, le dijo a GK que el dengue es una enfermedad infecciosa de las áreas del trópico en todo el mundo. Gómez especificó que  Sudamérica y Asia son “las dos áreas más importantes de pertenencia para los vectores — insecto que transmite una enfermedad — del dengue”.  

Gómez explica que a pesar de ser una enfermedad que puede presentarse en cualquier día del año en las áreas del trópico, factores como el fenómeno de El Niño hacen que “incremente la cantidad de mosquitos y cause un mayor número de infectados”.

Afectando especialmente a las provincias de la Costa y una que otra de la Amazonía. 

Síntomas leves y graves

La enfermedad en algunos  casos puede ser asintomática. Pero Gómez explica que en muchos de los casos sí hay síntomas que pueden ser leves —como una fiebre moderada— o más intensos como una fiebre alta incapacitante, con dolor de cabeza intenso, dolor detrás de los ojos, dolor muscular y en las articulaciones, y sarpullidos

Gómez dice que algunos doctores le llaman “fiebre rompehuesos” a la provocada por el dengue porque causa mucho dolor articular y dolor muscular. 

También dice que muchos pacientes suelen tener una cefalea — dolor intenso de cabeza — en la parte de atrás de los ojos. Además de síntomas gastrointestinales, como náuseas y vómitos, que también pueden acompañar a la enfermedad.

La enfermedad también puede evolucionar a lo que se conoce como dengue grave. Depende del virus y el estado de salud de la persona. Gómez dice que también se puede agravar si la persona contagiada pertenece a un grupo vulnerable como mujeres embarazadas, niños, adultos mayores o personas con problemas cardíacos, renales o pulmonares. 

Los síntomas graves que puede causar son dificultad para respirar, dolores abdominales, hemorragias en mucosas —boca, encías o nariz—, lesiones internas en la piel y complicaciones graves de los órganos.

Este tipo de casos, explica Gómez, necesitan atención hospitalaria y vigilancia médica. Ya que las hemorragias podrían llevar a la muerte si es que no son tratadas a tiempo. 

Tratamiento del dengue 

Si los síntomas son leves o el paciente presenta lo que se conoce como un “dengue clásico” —es decir, sin síntomas de alarma— es tratado de forma ambulatoria y el paciente no tiene que ser internado, dice la doctora. 

Lo primero que hacen los doctores es una prueba rápida de anticuerpos en sangre durante los primeros tres días a cinco días que es cuando empiezan los síntomas. Estas pruebas, explica Gómez, se hacen semanalmente para asegurarse de que la enfermedad no evolucione a una fase grave

Para tratar el dengue con síntomas leves, dice la especialista, se usa paracetamol para controlar la fiebre. También los doctores recetan tomar muchos líquidos para mantener hidratado el cuerpo y bastante reposo.

Gómez también recomienda usar un mosquitero para que el paciente no sea picado por más mosquitos y para que “ese mismo virus no vaya a otros miembros de la familia o de la comunidad”.

En cambio, los pacientes que presentan síntomas graves y signos de alarma, como hemorragias y mucho vómito, deben ir al hospital, explica Gómez. Esas personas deben ser tratadas con “analgésicos intravenosos y pruebas de sangre seriadas para ver que no se compliquen”. 

La especialista dice que los pacientes con dengue severo pueden necesitar “transfusión de plaquetas o de sangre e incluso terapia intensiva”. Ya que no existe “un tratamiento específico ni antivirales para el dengue”, explica Gómez. 

El temible mosquito y cómo evitarlo

El mosquito que tiene el mayor riesgo de transmisión de la enfermedad es el Aedes aegypti, que está presente en casi todos los países de América, menos en Canadá y Chile. Según la OPS, es un mosquito doméstico que vive fuera y dentro de las casas y se reproduce en cualquier envase natural o artificial que tenga agua.

El ciclo de vida de estos mosquitos, desde que nacen hasta que son adultos, es de siete a diez días y pueden vivir entre cuatro y seis semanas. La hembra Aedes aegypties la responsable de la transmisión de enfermedades porque necesita sangre humana para el desarrollo de sus óvulos y para su metabolismo” dice la OPS. El macho, en cambio, no se alimenta de sangre.

Los periodos de mayor riesgo de picaduras es “temprano en la mañana y al anochecer”, según la OPS. No obstante, la Organización dice que las hembras, al necesitar constante alimentación cada 3 o 4 días “buscarán una fuente de sangre en otros momentos” hasta extraer la suficiente. 

Los huevos de los mosquitos “pueden resistir las condiciones ambientales secas durante más de un año”, según la OPS. Estos son colocados en recipientes plásticos, contenedores de agua o llantas cerca de casas, escuelas y lugares de trabajo. 

Para evitar la reproducción del mosquito, según la OPS y Ana María Gómez, hay que

  • Evitar recolectar agua al aire libre en macetas, botellas u otros recipientes
  • Evitar el agua estancada en charcos o aceras
  • Tapar los tanques o depósitos de agua que se usan para abastecer comunidades que no tienen agua potable 
  • No acumular basura 
  • Tirar la basura en bolsas plásticas cerradas 

Para evitar las picaduras, el Ministerio de Salud Pública del Ecuador (MSP) recomienda

  1. Usar repelente, en caso que visite un lugar que pueda tener mosquitos  
  2. Colocar mosquiteros sobre las camas, ya que los mosquitos son vespertinos y nocturnos
  3. Colocar redes o mallas en puertas y ventanas 
  4. Si tiene síntomas de la enfermedad, acudir a un médico 
  

Dengue en Ecuador 

En las primeras seis semanas de 2024  hubo 5.337 casos confirmados de dengue en Ecuador, según el Ministerio de Salud Pública, con corte hasta el 15 de febrero de 2024. Además, ya hay 4 muertos por la enfermedad. La mayoría de los casos están en provincia de la Costa y de la Amazonía. La provincia con más casos es Santo Domingo de los Tsáchilas, con 994 contagios. Otras de las provincias con más casos de dengue son: Manabí, Los Ríos, Guayas y Napo.

En 2023 hubo más de 23 mil casos en todo el país. El 8 de septiembre de 2023 el MSP emitió una alerta epidemiológica para las provincias de Manabí, Santo Domingo de los Tsáchilas y Esmeraldas por el incremento de casos de dengue. El incremento porcentual a nivel nacional de los casos de dengue es del 16,52% y, según el MSP, hasta el 8 de septiembre de 2023 17 personas fallecieron por dengue.

Sin embargo, el 5 de octubre de 2023, Francisco Pérez, viceministro subrogante de salud del Ministerio de Salud de Ecuador, le dijo a GK el aumento de los casos en 2023 se dio por el periodo extendido de lluvias que provocó precipitaciones esporádicas en la Costa. Estas lluvias “provocan que el agua se quede en contenedores que están alrededor de los domicilios y son un espacio idóneo para que los mosquitos se reproduzcan”, afirmó Pérez. 

A pesar de la temporada de lluvia, Pérez dijo que había “habido un pequeño descenso en el número de casos” en las últimas dos semanas. Además, dijo el doctor, el número de contagios se estaba estabilizando y esperaban que disminuya por las fumigaciones que han hecho desde el MSP y otras entidades gubernamentales.  

Sobre las muertes por dengue, en 2023, Pérez dijo que la mayoría de casos estaban relacionados con la automedicación. “El dengue puede ser leve, pero cuando las personas se automedican eventualmente puede evolucionar a uno grave”, dijo Pérez. 

El doctor explicó que medicamentos como el ibuprofeno y otros antiinflamatorios están contraindicados en casos de dengue, por eso lo más importante es “si presenta síntomas ir inmediatamente al médico”, para recibir el tratamiento correcto. 

Según la Gaceta epidemiológica del Ecuador, publicada por el Ministerio en septiembre de 2023, se podía ver que el incremento de casos “ha sido exponencial y preocupa mucho«, explica Gómez. 

La especialista dice esto se debe a diversos factores como la pandemia que “dejó un hueco en la vigilancia epidemiológica en los sectores donde hay el mosquito”;  el fenómeno de El Niño, por el aumento de las lluvias, y el calentamiento global que afecta en cómo se comportan los virus porque las temperaturas aumentan.

Emilia Paz Y Mino 150x150
Emilia Paz y Miño
Periodista y fotógrafa. Cubre temas de medio ambiente. También le interesan temas de género y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR