Un primer día de juicio político se puede definir como una experiencia desgastante. Al menos, así ha sido el juicio político al presidente Guillermo Lasso. Asambleístas que en sus intervenciones perdieron la compostura, otros que decidieron profundizar sus molestias ante el Ejecutivo, estuvieron también los que parecían no prestar atención a lo que sucedía.

➜ Lee más sobre el juicio político a Guillermo Lasso
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Ni hablar de los que acusaron a los migrantes de la delincuencia e inseguridad del país. O de los legisladores que se quejaron de los impuestos. O de que el dinero no les alcanzaba, como una forma de decir que eran “pueblo”. Nada nuevo, en realidad, en el circo político ecuatoriano. 

Además, hubo un nivel tan dispar de referencias. Se parafrasearon a personajes de ficción como Vito Corleone y a escritores como Émile Zola y Juan Montalvo. En la Asamblea Nacional siempre es bueno citar a otros para parecer cultos.

Pero las tres intervenciones que tuvieron más protagonismo fueron la de los dos asambleístas proponentes del juicio político: Viviana Veloz —de la bancada Unión por la Esperanza (UNES)— y Esteban Torres —del Partido Social Cristiano (PSC)—; así como la defensa de 49 minutos, ejercida por el presidente Guillermo Lasso.

Viviana Veloz y la acusación a Lasso

Cada vez que la asambleísta interpelante Viviana Veloz daba paso a un video como prueba de lo que acusa a Guillermo Lasso, en las pantallas de la Asamblea Nacional aparecía un diseño en el que se leía “#LassoSeVa”. Pero no solo eso. Los videos venían con su banda sonora en particular.

 La melodía y acordes de Love theme from The Godfather, del italiano Nino Rota, acompañaban los fragmentos de entrevistas y declaraciones de Guillermo Lasso que, de acuerdo a Veloz, dejaban en claro el peculado por el que se lo estaba juzgando al Presidente. Por si quedaban dudas de que Lasso es peligroso, la música debía ayudar a que finalmente todo cayera por su propio peso.

Guillermo Lasso era un Corleone más. El hijo guayaco de Don Vito, el mal a enfrentar.

Un poco antes de las 11 de la mañana del martes 16 de mayo de 2023, Viviana Veloz empezó su intervención parafraseando un pasaje de las Catilinarias, de Juan Montalvo: “Una tiranía fundada con engaños y sostenida por el crimen no podrá prevalecer sobre la fuerza y la valentía de los pueblos”, dijo.

La asambleísta Veloz leyó su intervención, en la que varias veces se refirió a Lasso como “presidente saliente”. Con tono confrontativo, Viviana Veloz —de la bancada Unión por la Esperanza (UNES)—  aseguró que a Lasso, la historia lo recordará “porque ha dejado un legado ‘ingominioso’ de sangre, muerte, dolor y destrucción en el pueblo ecuatoriano”.

De acuerdo a su posición, Guillermo Lasso favoreció al esquema de corrupción de la Empresa Pública Flota Petrolera Ecuatioriana (Flopec). Esto, por un lado, al nombrar a Hernán Luque Lecaro como presidente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) —quien se encargó de nombrar a quienes presidieron al resto de empresas. 

 Por otro lado, según Veloz, la firma del decreto 163 —que Lasso firmó en agosto de 2021— fue también una acción determinante para asegurar que el presidente Lasso ha cometido el delito de peculado. Con ese decreto se dispuso que el presidente de EMCO —desde julio de 2021 hasta octubre de 2022, Luque estuvo a la cabeza de la Empresa Coordinadora— sea quien presida los directorios de las 12 empresas públicas. 

La legisladora interpelante llegó a decir que con ese decreto, inclusive, se eliminaron los requisitos de conocimiento y experiencia para presidir estas empresas. 

En un punto de su intervención, Viviana Veloz dijo estar convencida de que Lasso tiene responsabilidad política “al ‘perpretar’ la infracción constitucional de peculado”. Así mismo, dijo estar convencida de que Lasso; pero, además, “consintió, organizó y ejecutó la trama de corrupción en Flopec, por lo tanto, usted debe ser censurado y destituido”.

81 minutos duró la participación de Veloz en el juicio político.

La intervención de Esteban Torres

Si bien tenía 39 minutos para intervenir, el asambleísta Esteban Torres se tomó 33 para exponer su posición en el juicio político a Guillermo Lasso. De entrada, el legislador decidió hablar de la legitimidad de lo que estaba sucediendo —argumentando que la Corte Constitucional dio luz verde para que se dé.

“No ha habido arbitrariedad, ni abusos. Tampoco vicios jurídicos que lo invaliden. El Presidente se ha defendido sin limitación alguna”, dijo Torres. Siguiendo la misma línea que Veloz, el legislador socialcristiano sintetizó la acusación de peculado a Lasso por sus actuaciones en la “renovación de contratos entre Flopec y Amazonas Tanker Pool, en el alquiler de buques para el transporte de petróleo”.

Esto, continuó Torres, con la intervención de Hernán Luque Lecaro, “que era un funcionario de altísima y máxima confianza, al mando de las empresas públicas”, con acceso a 14 mil millones de dólares en contratos. 

El segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional también habló de la responsabilidad patriótica que tienen los legisladores para decidir sobre estas prácticas fraudulentas: “¿Debemos tolerar la corrupción sistémica en las empresas públicas?”, preguntó en un momento de su intervención.

Esteban Torres también se refirió a que los delitos de los que se acusan a Lasso están centrados en lo sucedido durante su gestión —habló de cuando se reemplazó a Johnny Estupiñán como gerente general de Flopec, cuando se opuso a la renovación del contrato con Amazonas Tanker—. Además, aseguró que “los hechos irregulares de administraciones anteriores solo se mencionan por los exámenes especiales de Contraloría”.

“En el fondo, lo que está en juego es la confianza al procesado”, dijo Torres. 

Para él, a Lasso no se lo acusa “de haberse apropiado dolosamente de dinero público en provecho propio. El peculado del que se lo acusa es desde la dimensión propia del juicio político”. Por lo que, de acuerdo al asambleísta, este juicio político no tiene naturaleza penal. 

“La propia constitución dice que no será necesario un juicio penal previo para el inicio de un juicio político al presidente. El juicio político es político, con consecuencias políticas”, dijo casi al final de su intervención. Luego, parafraseando al fiscal argentino Julio César Strassera —el que sostuvo la acusación y logró condenas contra militares que estuvieron en el poder en Argentina—, Torres terminó diciendo: ¡Nunca más corrupción en las empresas públicas de Ecuador!

La defensa de Guillermo Lasso

Con un tono muy cercano a una rendición de cuentas —¿porque quizás no llegue hasta el 24 de mayo próximo?—, el presidente Guillermo Lasso tomó la palabra en el pleno de la Asamblea este 16 de mayo de 2023. Tenía tres horas para hacerlo, pero solo usó un poco más de 45 minutos.

En ese tiempo, Lasso se defendió de las acusaciones diciendo que en su gobierno no hubo ninguna firma de contrato entre Flopec y Amazon Tanker Pool, que tampoco hubo informe de Contraloría recomendando terminar un contrato, ni indicios de responsabilidad penal.  

Lasso también dijo que él, como presidente, no tiene injerencia ni interviene en la firma de contratos en empresas públicas, ya que estas “son entidades autónomas”. 

Además se refirió al artículo 7 de la Ley Orgánica de Empresas Públicas, asegurando que esa norma “dispone que el directorio de dichas empresas sea dirigido por el presidente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas”. Esto como respuesta a lo expuesto por Viviana Veloz, horas antes.

El Presidente de la República, así mismo, dijo que la forma en que se integra el directorio de las empresas públicas fue establecido en el decreto 1051, del 14 de mayo de 2020, un año antes de llegar a Carondelet. 

“Si algún funcionario violentó las normas que debía cumplir, o si usó su cargo para favorecerse a sí mismo o a terceros, no solo espero que el sistema de de justicia lo sentencie con la pena más dura, sino que su alma jamás conozca perdón de Dios”, dijo Lasso.

La intervención de Lasso siguió con cuestionamientos al sentido de lo “político” de sus acusadores, casi en referencia a la posición de Esteban Torres. Tanto que lo definió como “falacia multiusos” porque, para él, no se trata de encontrar responsables sino de sacarlo de su puesto por un tema “político”: “Los proponentes de este juicio parecen ser los únicos acusadores exentos de probar la culpabilidad del acusado”.

De ahí, en clara referencia al Emile Zolá del Yo acuso —el escrito que el novelista francés publicó en enero de 1898, en defensa por el caso Dreyfus—, Lasso se dedicó a acusar a sus acusadores. Con un “yo los acuso”, el Presidente dijo que solo buscan el poder y destruir la credibilidad de la democracia.

Hacia el resto de legisladores, Lasso fue directo: “¿Acaso vamos a permitir que un juicio infundado sea el legado de esta legislatura?”.

Inmediatamente después, Lasso se dedicó a enumerar los logros de su gobierno por los que, según él, se ha logrado una estabilidad. La referencia a la inseguridad y la violencia del país fue velada: habló de los planes de tener 13 mil 500 nuevos policías hasta diciembre de 2023, de las nuevas unidades de policía comunitaria que se construirán y de Paco Moncayo y Wagner Bravo a cargo de la seguridad nacional. 

Como si estuviera en su rendición de cuentas.

Eduardo Varas 1 150x150
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR