Brendan Fraser parece haber resucitado. Luego de ganarse el Critic ‘s Choice Award como mejor actor a mediados de enero, Fraser se convierte en el protagonista de una de esas historias que a Hollywood le encanta: la de la resurrección. Una especie de recompensa por toda la injusticia cometida hacia el actor, que incluye el olvido. 

Nos encanta que esté de regreso.

Por alguna razón, los televidentes le damos un valor adicional a los retornos. Porque necesitamos tener la certeza de que luego de los sacrificios, de los malos momentos, del sufrimiento, existirá algo de recompensa. Esa es la frontera final de lo humano en este momento: la esperanza de que todo estará bien. 

Por eso es que todo lo que se ha dicho en estas semanas sobre Brendan Fraser ha sido recibido con emoción. 

Porque lo queremos, porque quienes crecimos en los 90 lo hicimos con él. Con las comedias que hizo, con las películas de aventuras en las que salió, con esos dramas poderosos que mostraban a un tremendo actor.

Si nos puso la piel de gallina con el discurso que dio cuando recibió el Critic’s Choice Award como Mejor Actor, por el rol que interpretó en The Whale —donde hace de una persona con obesidad que intenta ordenar su vida antes del fin—, fue porque sabíamos que Brendan Fraser lo merece todo.

➜ Otros contenidos

“Yo estaba en el desierto. Y probablemente debí dejar un rastro de migas. Pero tú me encontraste”, le dijo a Darren Aronofsky, el director de The Whale, la película que lo recupera como protagonista.

 

Fraser lo ha dado todo en pantalla. Y, por eso, se lo merece todo.

Sobre todo porque el relato —el que se mueve por todo lado en este momento— nos coloca ante un actor que ha estado olvidado, en una nebulosa, perdido. Y gracias a The Whale, de Aronofsky, Fraser vuelve al lugar del que nunca debió salir: al Olimpo de los actores valiosos.

 

Brendan Fraser es un actorazo: solo alguien con esa categoría pudo hacernos reír como él en Airheads, emocionar como en The Mummy, y llenarnos los ojos de lágrimas como en la increíble Gods and monsters.

Pero cuando él dejó de ser uno de los actores que más trabajaba en Hollywood en roles principales, no lo hizo porque estaba perdido.

Fraser la pasó mal por mucho tiempo. Pero siguió trabajando mientras se recuperaba de operaciones en su espalda y rodilla — malestares que son consecuencia de las acrobacias que realizaba en los rodajes—, se divorciaba de la actriz Afton Smith en 2009 —con quien tuvo tres hijos— y veía a su madre morir de cáncer en 2016.

Todos momentos que tuvieron un impacto innegable en su vida.

Y a esto hay que añadir el hecho del que muchos han hablado como parte de su resurrección: en 2003, Brendan Fraser fue víctima de acoso sexual.

Historia de un acoso

El relato sobre lo que le sucedió a Brendan Fraser una noche de verano de 2003 tiene dos versiones.

Una de ellas involucra a la persona que habría acosado al actor: Philip Berk, quien entonces era presidente de la Hollywood Foreign Press Association, la organización que anualmente entrega los premios Globo de Oro.

En su biografía, Berk cuenta que vio a Fraser en el Beverly Hills Hotel, en un evento de la organización que presidía. Dice que se acercó a estrechar la mano de Fraser y que, por molestar, pellizcó el trasero del actor.

La versión de Brendan Fraser es distinta. El actor aseguró en una entrevista con GQ, en 2018, que la mano izquierda de Beck “me rodeó, me agarró por el culo y me tocó con uno de sus dedos en la entrepierna. Y empezó a moverlo”. En la nota, Brendan Fraser asegura que no pudo hacer nada, que se quedó petrificado.

Solo alcanzó a remover la mano de Berk e irse a casa. Fraser dice que en ese momento, a sus 34 años, le invadió el pánico y el miedo: “Me sentí mal. Me sentía como un niño pequeño. Sentí como si tuviera una bola en la garganta. Pensé que iba a llorar”.

De acuerdo a su relato, fue en este tiempo que la depresión empezó a aparecer. Berk ha negado varias veces el relato de Fraser.

Un relato que se conocía como rumor en Hollywood, pero que no se hizo público hasta que el movimiento Me Too —que le permitió a gente que había sido víctima de acoso y abuso sexual exponer sus casos— tomó forma en 2017.

Aquí hay una parte de la historia que hay que aclarar porque en muchos medios se habla de que 2022 marca el regreso de Fraser, luego de varios años de no hacer una película. Pero eso no es tan preciso.

La última película de Fraser como protagonista fue Furry Vengeance, estrenada en 2010. Ya para entonces su impacto en la taquilla estaba disminuyendo. Este filme costó 35 millones de dólares, y solo recaudó 36 millones.

Desde 2012 hasta 2014 trabajó en al menos 8 filmes, en los que fue parte del elenco como actor de reparto. Dos de esas películas fueron animadas: Escape from planet Earth y The nut job.

Ese papel secundario es el destino de actores venidos a menos en Hollywood, no ser más protagonistas.

Entre 2015 y 2018 no actuó en ninguna película. Su terreno de acción se trasladó a la televisión, interviniendo en series como Texas Rising, The Affair, Trust y Condor. Si bien no era protagonista, era parte de un elenco más grande y aparecía en un promedio de 8 episodios en cada serie.

Su gran oportunidad televisiva llegó cuando en 2018 apareció en la serie Titans, como parte de la Doom Patrol, haciendo de la voz de Robotman. Al año siguiente Doom Patrol se convirtió en una serie autónoma y Fraser es parte del elenco principal, haciendo la voz de Robotman e interpretando a su alter ego humano, Cliff Steele, en escenas de flashbacks.

 

La serie todavía está al aire, con una aceptación entre el 96 y el 100%, según Rotten Tomatoes. En diciembre de 2022 se estrenó su cuarta temporada.

Recuperar al héroe

Brendan Fraser tuvo un 2022 que fue en ascenso una vez que se estrenó The Whale en la pasada edición del Festival de Cine de Venecia, en septiembre de 2022.

Donde, una vez que se terminó de proyectar la película, recibió aplausos por aproximadamente 7 minutos. Fraser estaba emocionado, con sus ojos llenos de lágrimas y sonreía.

Un tipo grande, ya no el dueño del cuerpo fit como se lo vio en George of the Jungle. Porque la gente crece y cambia. Tenía 53 años en ese momento.

 

Brendan Fraser rodó The Whale entre el 8 de marzo y el 7 de abril de 2021. Cada día debía someterse a un proceso de maquillaje de 4 horas, en el que le colocaban un traje de más para aparentar 266 kilos, para interpretar a Charlie, el profesor universitario con sobrepeso y deprimido.

Muchos han criticado que la selección del director Darren Aronofsky haya sido la de un actor que no sufriera de sobrepeso para hacer de este personaje.

El director respondió a las críticas en una entrevista para Vanity Fair: “Los actores llevan maquillándose desde el principio, es una de sus herramientas. Y nunca antes se había llegado tan lejos en el realismo del maquillaje”.

Brendan Fraser The Whale Escena

Brendan Fraser en una escena de la película The Whale en la que a interpreta a Charlie, el profesor universitario con sobrepeso y deprimido. Su aspecto se consiguió con un proceso de maquillaje de 4 horas diarias. Fotografía tomada del press center de A24.

Más adelante, Aronofsky habló de cómo a las personas obesas se las retrata como seres de humor o villanos: “nosotros queríamos crear un personaje totalmente trabajado que tuviera partes malas y partes buenas (…) Esta película muestra que, como todo el mundo, todos somos humanos”.

El punto más alto de The Whale es la actuación de Brendan Fraser. Esa es la constante de la crítica. De acuerdo a Rotten Tomatoes, el porcentaje de aceptación es del 66%, al estar plagada de reseñas contradictorias. Pese a eso, el consenso es que la actuación de Fraser es lo que mantiene a la película a flote.

Luego del estreno del filme en el Festival de Venecia, Brendan Fraser ha seguido en la cresta de la ola. Con entrevistas, nominaciones a premios y la certeza de su camino directo es ser nominado al Oscar. Y hay muchos que aseguran que, en el terreno de las historias de todo lo que renace, Fraser va a ganar su Oscar y sería un momento hermoso.

Ese instante de revalorizar al amigo que siempre estuvo presente. Y al que por un tiempo no le fue bien en nada.

Ese que pudo levantarse.

Porque el mundo necesita de estos relatos, para que todo lo invivible pueda ser sometido por algo mucho más agradable. Si le va bien a Fraser, nos irá bien a todos, los que crecimos con él.

Eduardo Varas 1 150x150
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR