El día de su cumpleaños, 18 de octubre, la ex comisionada de Pacificación, Claudia Garzón, recibió la notificación de la denuncia en su contra, presentada por el Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI). El coronel de Policía en servicio pasivo, Guillermo Rodríguez, actual director de la institución, interpuso la denuncia ante la Fiscalía por presunta usurpación y simulación de funciones. 

Última Actualización: 19 octubre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Lo hizo luego de que varios medios de comunicación publicaran alertas emitidas por inteligencia policial que evidenciarían dos ingresos irregulares de Garzón a la cárcel de El Inca, en Quito, y la cárcel regional, en Guayaquil. Ambos ingresos habrían ocurrido el 24 y el 26 de septiembre, respectivamente, cuando Garzón ya no era comisionada —dejó de serlo el 16 de junio.

¿Cómo comenzó la denuncia? 

Pocos días después del asesinato de Leandro Norero, ocurrido el 3 de octubre, varios medios de comunicación difundieron la información contenida en tres alertas de la Unidad de Inteligencia Penitenciaria —adscrita a la Dirección General de Inteligencia de la Policía Nacional. Las dos primeras alertas tenían la misma fecha: 27 de septiembre de 2022. La tercera no tenía fecha.

PUBLICIDAD

Las alertas suscritas la tarde y noche del 27 de septiembre, seis días antes de la muerte de Norero, —y que son citadas por el SNAI  para sustentar su denuncia contra Garzón— dicen que: 

  1. El 26 de septiembre de 2022—casi tres meses después de que la Comisión de Pacificación haya terminado sus funciones— Claudia Garzón, su hija Lupita Mora, y la también ex comisionada Alejandra Garzón, habrían ingresado a la cárcel de El Inca “a través de engaños” alegando ser “representante de los Derechos Humanos del Subcomité de Prevención de la Tortura y otros Tratados o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes a los Centros de Privación de Libertad, haciendo mal uso de documentos no autorizados”. Desde el 16 de junio, tanto Garzón como Delgado dejaron de ser comisionadas de Pacificación y tampoco ostentan un cargo en el Subcomité de la Tortura. El supuesto “mal uso de documentos” constaría en las bitácoras de ingreso a la prisión. 

    Garzón dijo a GK que ella ingresó “por invitación del director [de la cárcel del Inca] Víctor [Caiza], que había visto de cerca nuestro trabajo en la Comisión. Tal vez duramos treinta minutos. No estuve mucho tiempo ahí porque luego tenía una reunión con representantes de la Unión Europea, pero pasaban los presos y me saludaban porque a mí me decían Mamá Claudia”. Asegura, además, tener pruebas de que su ingreso fue avalado por el director de la cárcel de El Inca.

Luego de las alertas sobre su presunta usurpación y simulación de funciones, Garzón dice haber hablado con el director de El Inca sobre el informe de Inteligencia que detallaría que ingresó de forma irregular. Dice que el director le explicó que, después de su visita “personal del SNAI pasó un informe en el que escribieron: ‘el día de hoy llegaron las comisionadas de Pacificación al centro’. Es decir, como si nosotras hubiésemos entrado diciendo que somos comisionadas. Pero, imagínate cómo cambiaron las cosas. Yo ingresé porque el director nos invitó”, cuenta Garzón. Ella asegura no haber dicho que era comisionada para poder entrar a la cárcel.

En la denuncia del SNAI, Rodríguez también solicita que, como parte de las diligencias, se tomen las versiones de tres funcionarios: dos agentes de seguridad penitenciaria y del coordinador general de seguridad perimetral de las cárceles. Ellos, según la institución, corroborarían las presuntas irregularidades en el ingreso.

  1. En la segunda alerta emitida el 27 de septiembre —también seis días antes de la muerte de Norero— la Unidad de Inteligencia Penitenciaria, que trabaja en las cárceles desde 2015, inteligencia asegura que el 24 de septiembre de 2022, Garzón, Mora y Delgado habrían intentado ingresar a la cárcel regional, donde están los líderes de Los Choneros, Los Águilas y Los Fatales: alias Fito y alias JR. Durante esa semana, se viralizaron dos videos en el que se observaron fuegos pirotécnicos dentro y fuera de la prisión regional. El 25 de septiembre, alias JR cumplió 38 años. Esas celebraciones habrían estado relacionadas con el cumpleaños del líder delictivo.

Desde Colombia, su país natal, Claudia Garzón dice estar tranquila, a pesar de la denuncia: “es un trámite normal [la denuncia] que iba a pasar después de la circulación de ese panfleto [se refiere a alertas de inteligencia policial filtradas]. El SNAI tenía que poner en conocimiento porque el único ente que puede investigar es la Fiscalía. Ahora, han llamado a escuchar versiones.”, cuenta Garzón a GK. 

El padre Luis Barrios, especialista en Criminología y también ex comisionado de Pacificación, dice que siempre hubo un cuestionamiento hacia la gestión de Garzón. “Le preguntamos más de una vez si trabajaba para el SNAI. Solía quedarse más tiempo que nosotros y ella y Ramírez se quedaban durante horas reunidos con los líderes”, cuenta. Pero, para él, Garzón también sería una suerte de “cortina para encubrir” a quienes estarían detrás de alianzas entre funcionarios y las bandas narcodelictivas.

Dice Garzón que conoce esos cuestionamientos. Admite que hubo diferentes metodologías entre los comisionados. “Pero no fue así. Yo vine a hacer un trabajo de pacificación”, repite. Ella dice que una facción de Inteligencia policial estaría interesada en levantar “campañas de desprestigio en su contra”.

Gk Logo 2021 150x150
GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.