Leandro Antonio Norero —conocido como alias El Patrón en las estructuras de delincuencia organizada de Ecuador— fue asesinado la tarde del lunes 3 de octubre de 2022, en la cárcel de Latacunga, donde cumplía una orden de prisión preventiva mientras era procesado por lavado de activos y narcotráfico.

El atentado contra Norero detonó el pánico de decenas de personas presas que —desesperadas, suplicando auxilio— pedían la intervención de las autoridades, debido a amenazas de más asesinatos en las zonas de mínima y mediana seguridad de ese recinto carcelario. 

A Norero lo asesinaron el mismo día en el que iba a instalarse la audiencia de formulación de cargos en el marco de las investigaciones penales por presunto delito de narcotráfico. La diligencia se desarrollaría en la Unidad Multicompetente de Samborondón, por la mañana. No ocurrió: el nuevo abogado de alias El Patrón no asistió por motivos de salud.

Última Actualización: 17 octubre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK
PUBLICIDAD

Pero Norero no sería el único asesinado: GK conoció a las siete de la noche, por la versión de personas presas, que serían al menos nueve hombres, varios de ellos, fueron parte del cordón de seguridad de Norero. Más de una hora después, el SNAI confirmó que hay al menos 16 fallecidos y 43 heridos. 

Desde la una y media de la tarde, mujeres encarceladas enviaron mensajes en formato de audio, desde sus celdas, en el área de mínima seguridad. «Mataron a [Leandro] Norero. Ya nos dieron orden los policías. Dijeron que nos vayamos. Nos abrieron un hueco, porque querían matar a seis mujeres», decía una de ellas. En otros pabellones de mediana seguridad la desesperación se replicó. 

Un parte policial, al que tuvo acceso GK a través de una fuente reservada durante la tarde, confirmó el asesinato de Norero. Tres horas después, Jorge Flores, subdirector del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) lo confirmó también en las inmediaciones de la cárcel. 

La desesperación también se replicó en el pabellón de mediana seguridad, a las dos de la tarde, treinta minutos después de que concluyó el censo penitenciario en esa cárcel. Una familiar de una persona presa recibió el mensaje en audio de un hombre que decía: “¿Pueden venir en una camioneta, por favor? Esto está muy feo”.  Familias dejaron sus trabajos y labores para viajar a Latacunga —donde está asentada la prisión—, desde diferentes ciudades, para asegurarse de que sus seres queridos están bien.

Las madres, hermanas y esposas siguen esperando respuestas de las autoridades. “Nadie nos dice nada, estamos esperando a ver qué nos dicen. Pero no hay ningún control. Aún se dan balas”, dijo una madre a GK. Militares y policías, aseguró el SNAI, permanecerán en la prisión hasta retomar el control. 

Una fuente reservada —que pidió su anonimato para este texto— dijo que habría habido un quiebre en la alianza entre Norero  y Antonio Benjamín Camacho, alias Ben 10, quien junto a su hermano Israel Camacho, alias Trompudo, y Norero, fundaron a Los Chone Killers. Pero el conflicto era, en realidad, aún mayor: Los Lobos, la gran banda aliada de Norero, habrían dado un paso atrás a un supuesto proceso de paz que culminó con el atentado contra Norero. 

Norero salió del suburbio guayaquileño como parte de la nación Ñeta para pasar a ser uno de los principales financistas de las alianza de bandas narcodelictivas Los Lobos, Los Tiguerones y Los Chone Killers. 

La dinámica en la cárcel de Latacunga había cambiado en las últimas semanas, sobre todo, con la liberación de Santiago Madrid, a quien conocían como alias Madrid, miembro de Los Lobos. Él comandó a esa prisión, junto a varios de sus aliados hasta la última semana de septiembre. 

El 21 de septiembre de ese mes, alias Madrid y su aliado John Navarrete, alias Cuyuyuy, dejaron sus celdas. Desde entonces, el liderazgo de la cárcel entró en un proceso de transición donde sonaron nombres —así se llama a los apodos en el mundo del ‘hampa’— de alias Chino, uno de los presos encargado de la seguridad de Leandro Norero, y alias Cerezo. 

¿Quién fue Leandro Norero? 

Tenía 36 años y su vida —como la de muchas personas vinculadas a bandas narco delictivas— estuvo vinculada a la pobreza desde niño en Guayaquil. Sin embargo, cuando fue detenido se conoció que era propietario de empresas, relojes de alta gama, joyas lujosas, mecánicas y lavadoras en Daule, donde controló sus operaciones durante más de una década. 

Su actividad delictiva se remonta al 2005. Un año después, tuvo su primer revés judicial: en 2006 fue detenido por tenencia ilegal de armas. Luego, en 2012, según consta en los registros legales de la función judicial, enfrentó un proceso por robo agravado. 

PUBLICIDAD

Más tarde, en 2018, afrontó otro juicio por tráfico de drogas a gran escala [narcotráfico]. Sin embargo, ninguna de las causas avanzó, ni logró confinar a Norero en una prisión ecuatoriana. 

Norero tiene un amplio historial delictivo y su liderazgo estuvo en Los Ñetas, para luego fundar a Los Chone Killers junto a alias Trompudo. 

Pactó incluso con uno de los nombres que resuena aún en el mundo carcelario: Jorge Luis Zambrano, alias JL, asesinado en diciembre de 2020. Aunque es conocido que en esa época JL centralizó el negocio del tráfico de drogas, con su muerte, la alianza con Norero también se extinguió.

Entonces, Norero optó por conectar con las bandas disidentes, ahora enemigas de los dos que buscan el poder en las cárceles, Adolfo Macías, alias Fito, y Junior Roldán, alias JR. 

Aunque su nombre es bastante conocido en el mundo criminal, para la ciudadanía, aún era un misterio. La primera vez que se escuchó sobre él, en medio de la violencia en las cárceles, fue en un video que Los Fantasmas, otra de las sub células creadas por alias Fito, difundieron el 14 de octubre de 2021.

“Aquí Los Fantasmas van a comenzar a hacer limpieza de Tiguerones, Lobos y Lagartos, con los Samir [un empresario narcotraficante] y Ben 10, sabemos que son un brazo armado de ti, Leandro, que te quieres montar de que no haces nada, pero está financiado para que hagan destrozos dentro y fuera de las cárceles”, dijo uno de los voceros encapuchados en el video. 

Pero el video que incluía su nombre no habría sido el detonante para investigarlo. Las investigaciones habrían empezado antes. El ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo luego de los operativos que habían pasado 18 meses de investigaciones para dar con el paradero de Norero Tigua y sus colaboradores, sobre todo, por el rastro económico que dejó.

Entre los elementos de convicción que se expusieron en la audiencia de formulación de cargos estuvieron:

  • Informes de la Unidad de Análisis Financiero (UAFE)
  • Informes del Servicio de Rentas Internas (SRI)
  • Documentación remitida por el Registro de la Propiedad
  • El avalúo catastral de los bienes de los procesados.

Estos documentos revelarían que entre 2020 y 2022 los procesados incrementaron su patrimonio presuntamente por las actividades ilícitas.

Leandro Norero era requerido por la justicia del Perú. En ese país enfrentó un proceso penal por tráfico de narcóticos. Por este delito, dos personas más fueron detenidas mientras transportaban dentro de su organismo cápsulas con clorhidrato de cocaína.

Los documentos tienen los testimonios de las dos personas quienes reconocieron que Norero Tigua los reclutó en Guayaquil para que transportaran las cápsulas con cocaína.

Los registros judiciales, revisados por GK, revelan que son seis las compañías congeladas desde donde habría lavado dinero: 

  • NoreroDesign C.A. (Dedicada al diseño)
  • Agronorting C.A. (Cosecha de cacao)
  • Ashimha-Life S.A. (Ofrecía servicios de construcción)
  • Corporación de Estética Lumina LuminaCorpGYE S.A. (Estética y servicios de spa)
  • SamsonSeafood Companía de Responsabilidad Limitada (Venta de camarón)
  • SalonL&C S.A. (Estética y servicios de spa)

También era dueño de los siguientes inmuebles: 

  • Establecimiento comercial NL Tecnicentro Car Wash, en Daule.
  • Departamento en Santa Elena, en el Conjunto de Turismo Inmobiliario Moana Beach Apartaments y Resort. 
  • Departamento en Edificio Poseidón, en Manta. 
  • Otro inmueble en el Edificio Poseidón. 
  • Casa en Urdesa, Guayaquil (a nombre de su pareja).
  • Casa en Samborondón, en Riberas del Batán (a nombre de su pareja).
  • Casa en el kilómetro nueve, en la vía a Samborondón.

Y de más de diez vehículos: 

  • Camión plataforma HINO blanco, modelo GH8JM7A (2021)
  • Camión furgón Hyundai, modelo HD55s (2019)
  • Cuadrón Yamaha verde, modelo Kodiak (2020)
  • Cuadrón Yamaha verde, modelo Kodiak (2020)
  • Sedan volkswagen, modelo Polo NB Trendline (2018)   
  • Motocicleta blanca Ducatti, modelo Superbike 899 (2014)
  • Motocicleta blanca Harley Davidson, modelo Sportster (2006)
  • Volqueta Mack, modelo CV713 (2006)
  • Jeep Wrangler Rubicon (2021) 
  • Camioneta Chevrolet ploma, 4×4, año 2021.  
  • Camioneta Chevrolet plateada, 4X5, año 2022.  
  • Jeep Toyota, modelo Land Crusier 4X4, año 2018 
  • Furgoneta KIA, modelo Carnival  (2022)
Gk Logo 2021 150x150
GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR