El gobierno de Guillermo Lasso sigue intentando solucionar la crisis carcelaria que vive el país. Hoy, 16 de diciembre, el Presidente firmó un decreto ejecutivo para comenzar la conformación de la Comisión para el Diálogo Penitenciario y Pacificación, un organismo que planteará soluciones, a través de un proceso de pacificación, para la crisis carcelaria que solo este año ha dejado más de 340 muertos.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

La idea de conformar una comisión de pacificación para afrontar la crisis se anunció a mediados de noviembre. El 15 de noviembre, después de la última masacre en la Penitenciaría del Litoral que dejó 58 muertos, Lasso anunció que conformaría un Acuerdo Nacional por la crisis penitenciaria que incluía un proceso de pacificación a través del diálogo. El proceso, dijo el Presidente, respetaría los derechos humanos y contaría con el apoyo de la sociedad civil y de organismos internacionales. 

PUBLICIDAD

Desde entonces no se había tomado ninguna acción sobre el proceso de pacificación, hasta hoy. Según Guillermo Lasso, la Comisión empezará a trabajar de inmediato

¿Qué es la Comisión de Diálogo Penitenciario y Pacificación?

El decreto ejecutivo que conformó oficialmente la Comisión dice que este organismo tiene la misión principal de apoyar al desarrollo de “estrategias para erradicar las muertes violentas y la crueldad” en los centros de privación de libertad en Ecuador. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

La Comisión, dice el decreto, tendrá autonomía completa para establecer “su propia hoja de ruta” y métodos de trabajo. La única condición que tiene la Comisión es que sus acciones estén alineadas con la Constitución del Ecuador y otras leyes. Además, podrá coordinar sus acciones con otras instituciones públicas para asegurar el cumplimiento de su misión. 

Los miembros de la Comisión tendrán que generar planes y proyectos para mejorar el sistema de rehabilitación social.

La Comisión de Intervención de Diálogo Penitenciario y Pacificación tendrá seis meses para presentar un informe con las propuestas para mejorar la situación de las cárceles ecuatorianas. En teoría, para junio de 2022 debería estar listo.

¿Cuál es la función de la Comisión para el Diálogo Penitenciario y la Pacificación?

Para erradicar la violencia en las cárceles, la Comisión tiene que desarrollar una estrategia enfocada en los derechos humanos para prevenir, controlar, y responder a la violencia que existe en las cárceles del país. 

Además, el organismo tiene que construir una línea de acción, analizar aspectos sociológicos de la crisis carcelaria e identificar mecanismos para integrar a las personas que están privadas de la libertad como “gestores de paz” en las cárceles. 

La Comisión también tendrá que sesionar constantemente —ya sea de forma virtual o presencial— para llegar a acuerdos. Otra de sus funciones también será conformar mesas de diálogo con cualquier persona o institución que considere relevante para cumplir su misión. 

Los miembros de la Comisión también podrán visitar cualquier cárcel del país —y acceder a todas sus áreas. También podrán entrevistar a las personas privadas de la libertad y a sus familias, a los agentes de seguridad penitenciaria, y a cualquier otro servidor público que forme parte del sistema de rehabilitación social. 

¿Quienes integran esta Comisión?

La Comisión para el Diálogo Penitenciario y la Pacificación estará conformada por nueve expertos nacionales e internacionales y representantes de la sociedad civil, de la iglesia católica y evangélica, de la academia y expertos en derechos humanos. Después de firmar el decreto, la tarde de hoy, el presidente Guillermo Lasso presentó a los nuevos miembros de la Comisión. Estos son: 

  1. Claudia Garzón, experta de la Unidad de Análisis Criminal, una consultora de criminología en Colombia.
  2. Padre Luis Barrios, religioso que trabaja con la comunidad latina en Estados Unidos.
  3. Christian Nieto Salamea, delegado de la Defensoría del Pueblo.
  4. Prudencio Loor Mendoza, representante de la iglesia evangélica en Ecuador. 
  5. Miriam Delgado Chávez, académica ecuatoriana.
  6. Mónica Ingarévalo Jaramillo, consultora académica en temas relacionados con la cultura de paz.
  7. Jorge Narváez Matamoros, representante de la iglesia católica.
  8. Nelsa Curbelo, activista por los derechos humanos y experta en procesos de pacificación.
  9. Ricardo Morales Vela, defensor de los derechos humanos.

El presidente Guillermo Lasso agradeció a los miembros de la Comisión “por aceptar esta misión” y les ofreció todo su respaldo y el de su gobierno para que hagan su trabajo. Lasso también dijo que su gobierno “está comprometido con terminar la violencia en las cárceles” mediante un enfoque de derechos humanos. 

¿Qué opinan los expertos sobre esta Comisión?

La abogada experta en el sistema penitenciario, Daniela Oña, dice que la Comisión está enfocada en estrategias para la erradicación de muertes y crueldad, y que sus objetivos están orientados a reducir la violencia. A la experta le parecen interesantes algunas cosas que se proponen, como la elaboración de una memoria histórica sobre la violencia en las cárceles y el hecho de que vaya a existir un diálogo entre los miembros de la Comisión y las personas privadas de la libertad.

Sin embargo, a Oña le preocupa que la comisión solo se enfoque en el tema de la violencia. La experta dice que si bien la violencia es una arista importante de la crisis carcelaria, no es la principal y que la Comisión lo está tratando como tal. Oña asegura que los objetivos que se han planteado para la Comisión delatan que el gobierno central ve a la crisis carcelaria actual como un tema coyuntural en lugar de verla como un problema estructural, sistemático, que tiene raíz en muchos otros temas. 

Oña dice que aunque está bien que la Comisión haga un diagnóstico sobre lo que ocurre con la violencia en las cárceles, “la crisis no se va a resolver” si no se entiende que esta es una  “crisis multidimensional” que implica otros problemas que no tienen que ver con cuestiones de grupos de bandas, sino que tienen más bien que ver con la falta de respuesta por parte del Estado. 

La experta dice que cuando la Comisión presente el informe con las propuestas para enfrentar la violencia, “tendremos que ver cómo funcionan”.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.