Isabela Ponce, directora editorial de GK, y Nicole Moscoso, reportera audiovisual, fueron agredidas por manifestantes mientras cubrían las protestas del día 12 del paro nacional de junio de 2022. La agresión ocurrió en el Parque El Ejido en Quito, a las 2:30 de la tarde. Las dos periodistas están bien.

La agresión al equipo de GK se suma a las más de 80 agresiones contra periodistas que ha registrado la organización Fundamedios en los 11 días de paro nacional, hasta el 23 de junio de 2022.

Isabela Ponce, directora editorial, contó que ella y Moscoso fueron agredidas dos veces por dos grupos de manifestantes distintos. Las dos estaban usando un chaleco claramente rotulado como “PRENSA” en la parte delantera y trasera, y un casco con el logo de GK. También llevaban sus credenciales sobre el pecho. 

PUBLICIDAD

La primera agresión ocurrió cuando dos hombres se les acercaron y las cercaron para exigirles no grabar y borrar las fotos y videos que hacían. No las dejaron ir hasta que borraran el contenido. Las fotos y videos que las obligaron a borrar eran parte de la cobertura del día que implicaba grabar el ambiente en las afueras de la Casa de la Cultura, registrar el trabajo de los voluntarios y paramédicos, y los enfrentamientos entre los manifestantes y policías. Los videos concretamente mostraban cómo un grupo de manifestantes destruía una estructura con techo metálico y cuatro palos que las sostenían que estaba sobre el parterre de la avenida. 

Uno de los videos borrados fue captado por el celular de Ponce, que pudo recuperarlo de la carpeta de eliminados de su móvil. 

Sucedió sobre la avenida Patria, minutos después de haber salido del ágora de la Casa de la Cultura, donde estuvieron toda la mañana cubriendo la Asamblea convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Empujones y teléfonos retenidos

Minutos después, mientras Nicole Moscoso e Isabela Ponce caminaban por el parque El Ejido hacia la avenida Tarqui, cinco hombres las vieron y gritaron: “Ahí viene la prensa, ahí viene la prensa”, y se acercaron a ellas. 

Los manifestantes las cercaron, y comenzaron a increparlas a gritos. “¿Qué están grabando?” Uno de ellos, un hombre alto, le arranchó el celular a Isabela Ponce. 

Ella le exigió que  le devolviera el teléfono. Segundos después, el hombre se detuvo y le entregó el celular a un segundo manifestante 

Él levantó el teléfono al aire con una mano mientras con la otra empujaba a Ponce para que no se lo pudiera quitar. Moscoso, a unos metros de distancia, dice que eran tres hombres que cercaban a la directora editorial de GK. 

Mientras eso ocurría llegó más gente. 

Ambas periodistas  cuentan que algunos gritaban “rómpelo, rómpelo”, refiriéndose al teléfono y otros gritaban “es que ustedes nos sacan como vándalos y no cuentan la verdad”. Ponce dice además que había otros que le decían “ustedes no han reportado los fallecidos, a ver dígame cuántos hay”.

Un hombre, en cambio, le pedía a Isabela Ponce que se tranquilice, a lo que ella respondió que “quería su celular”. 

 “Muéstrame tu medio”, les gritó otro hombre. Ponce respondió mostrando la credencial que tenía colgada en el cuello. Al ver que era GK, alguien más dijo “déjenlos, ellos estuvieron ayer con nosotros, si fueran de Teleamazonas o Ecuavisa ahí sí…”. Solo allí, el hombre le devolvió el celular y la dejaron ir. Desde que le quitaron el celular hasta devolverlo pasaron cerca de tres minutos. Ningún periodista, de ningún medio, independiente de su línea editorial debe sufrir intimidación o violencia. 

A Nicole Moscoso, un manifestante la obligó a mostrarle las fotos que había hecho. Después de verlas, el hombre le  dijo: “lárgate de aquí que te van a linchar”. Ella le dijo que no podía irse porque su compañera estaba más adelante y le pidió que le acompañara al lugar donde estaba Ponce, rodeada por el grupo de hombres que la increpaba. 

Otro hombre intentó quitarle la cámara a Moscoso. Según ella, el hombre le decía que le dé la tarjeta de memoria mientras le jaloneaba la cámara y buscaba la ranura para extraer la tarjeta. Nicole Moscoso dice que si no fuera porque tenía la cámara colgada al cuello, el hombre se la habría quitado. 

Los hombres que le quitaron el celular a Isabela Ponce grabaron dos videos accidentalmente. En uno de ellos se ve a al menos cuatro hombres con la mitad de su cara cubiertas con pañuelos y mascarillas quirúrgicas. En uno de esos videos se escucha el grito de “rómpelo, rómpelo”. 

En otro video se ve a unos 10 hombres —todos con mascarillas— y a una mujer con un chupete que observa lo que pasa. Al menos dos de los hombres que se ven en el video tienen palos largos en sus manos. 

Otras agresiones a periodistas 

En medio del paro nacional, las manifestaciones en algunos puntos del país se han tornado violentas y varios periodistas han sido agredidos mientras realizaban su trabajo. Muchas de estas agresiones han sido documentadas por Fundamedios, una organización que  promueve y protege los derechos y la libertad de expresión de la prensa.

Hasta la noche de ayer, 23 de junio —día 11 de paro nacional— la organización había registrado al menos 86 agresiones contra la prensa durante las manifestaciones. 

La mayoría de esas agresiones, 61, se atribuyen a los manifestantes. Además, muchas de ellas — 48 casos— fueron agresiones físicas. También ha habido amenazas, hurto de equipos, restricción del espacio digital, detenciones, uso abusivo del poder Estatal, entre otras. 

Además, la mañana de hoy, 24 de junio, Fundamedios publicó un comunicado en el que dice que las mujeres periodistas y los trabajadores de organizaciones de los derechos humanos han sido el “centro de los últimos ataques en el paro de Ecuador”. 

Según la organización, en las últimas horas han habido 10 ataques contra “trabajadores de la comunicación” de los cuales cinco fueron agresiones contra mujeres periodistas.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.