La Asamblea Nacional negó y archivó la tarde de ayer, 25 de marzo, el proyecto de ley de inversiones con 87 votos a favor. La moción de archivo fue propuesta por el asambleísta Darwin Pereira, de Pachakutik. Hubo 44 votos en contra y tres abstenciones. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Pocos minutos después del archivo, el presidente Lasso reaccionó en un video publicado en su cuenta de Twitter. “La Asamblea Nacional le ha dado las espaldas a la mujer ecuatoriana, a los jóvenes ecuatorianos negándoles la oportunidad de empleo y prosperidad”, dijo.

PUBLICIDAD

Lasso también dijo que la ley ha sido negada “porque no hemos aceptado el chantaje de asambleístas que vienen a pedir hospitales, empresas eléctricas, ministerios a cambio de su voto”.  En el video, Lasso alza el brazo derecho con un gesto admonitorio: “el colmo de los colmos es de aquellos asambleístas que han venido a pedir dinero en efectivo al Gobierno”. Y concluyó: “no podemos permitir la corrupción de los evasores de impuestos”. 

Los miembros del Gabinete también se pronunciaron en redes sociales sobre su posición frente al archivo de la ley.

Una de ellas fue la ministra de Salud, Ximena Garzón. En su cuenta de Twitter dijo que “Negar la Ley de Inversiones es negar trabajo. La transparencia y la honestidad caracterizan a este Gobierno y como usted dice Presidente Guillermo Lasso: ‘la salud del Ecuador, no es moneda de cambio político. Encontraremos alternativas para el desarrollo del Ecuador’”.

El ministro de Trabajo, Patricio Donoso, escribió en su cuenta de Twitter que “archivar la Ley de Inversiones es negarle la oportunidad a los trabajadores ecuatorianos, hoy como Gobierno nos comprometemos a seguir trabajando por la gente a través de políticas públicas que reactiven al Ecuador”.

María Brown, ministra de Educación, también escribió un tuit en el que dice: “Archivar la Ley de Inversiones es cerrar las puertas para generar empleo, para el bienestar ciudadano y para mejorar las condiciones en educación y salud. Pese a su negativa seguiremos trabajando para buscar el bienestar de nuestras niñas, niños y adolescentes”.

Otro ministro que también se pronunció en redes sociales fue el de producción, Julio José Prado: “la Asamblea ha negado la opción de tener el tipo de ley que en decenas de países, ha logrado atraer millones de dólares en inversiones, generar empleo y exportaciones. Seguiremos luchando por crear oportunidades para todos los ecuatorianos”. 

Otros miembros del gobierno como la secretaria de Derechos Humanos, Bernanrda Ordoñez, el canciller Juan Carlos Holguín, y el de Turismo, Neils Olsen, no se pronunciaron en redes sociales.

Desde el sector privado también hubo voces que escribieron su postura sobre la decisión de la Asamblea. 

El empresario y expresidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, dijo en su cuenta de Twitter: “Terrible lo de la Asamblea y el bloque de izquierda, hay una falta de gestión impresionante de todos los lados. Ahora a dejar el llanto y avanzar. Gran parte de la Ley pueden hacerla vía decreto, por ejemplo la asociación público-privada y las inversiones no dependían del proyecto, sino mejorar la competitividad”.

El economista Alberto Acosta Burneo escribió un hilo de tuits. En el primero dijo que “Un ATAQUE más de los politiqueros contra los Ciudadanos. Sin INVERSIÓN, no hay desarrollo. Y eso, hasta los más ESTATISTAS lo saben. Pero su prioridad es llegar al PODER y poco les importa lo que tengan que destruir para lograrlo”. En otro mensaje puso: “ESCENA DANTESCA…

Ver a asambleístas festejando por RECHAZO a ley de INVERSIÓN… Mientras en la calle NO HAY EMPLEO y la pobreza abunda”.

Acosta Burneo también puso en su cuenta: “MIOPÍA… Es un error medir el rechazo de un proyecto de ley para IMPULSAR INVERSIÓN como un “fracaso del gobierno”.

REALIDAD: los gobiernos duran 4 años, pero los ciudadanos permanecemos por generaciones en un territorio. ¡SOMOS LOS CIUDADANOS QUIENES FRACASAMOS!”

Acosta Burneo también dijo: “LA GRAN REVELACIÓN. Que los correistas rechacen la ley para IMPULSAR INVERSIÓN no es de extrañar, porque su prioridad es el ‘fracaso del gobierno’ cueste lo que cueste. Pero la Izquierda Democrática se había vendido como un partido moderno y ha demostrado ser un socialista más del siglo 19”.

La bancada correísta Unión por la Esperanza (UNES) publicó un comunicado en el que dice: “La Asamblea dijo No a la Ley Privatizadora del Gobierno. La bancada de la Revolución Ciudadana nunca apoyará la pretensión de una ley del “agarra lo que puedas”. La denominada “Ley de Inversiones” no atraía inversión extranjera, no generaba nuevos empleos y no beneficiaba a la gente”.

El  comunicado también dice que a quienes les convenía la Ley de Inversiones era a “los banqueros que sacan la plata del país y quieren subir las tasas de interés”.

¿Qué decía el proyecto de Ley de inversiones?

La propuesta de ley enviada por el gobierno tenía 260 artículos e incluía nuevas reglas para las asociaciones público-privadas, la creación de zonas francas y modificaciones para 18 códigos y leyes vigentes.

El texto tenía 70 artículos relacionados a la gestión de las asociaciones público-privadas. Según la  propuesta, este tipo de asociaciones son “una modalidad contractual de gestión delegada de largo plazo entre una entidad del sector público y un sujeto de derecho privado o de la economía popular y solidaria”. Estas alianzas se formarían, decía el proyecto, para que se gestione un activo público, en el que un gestor privado también asume los riesgos y responsabilidades del manejo de ese bien mientras dure el contrato. 

Además, el proyecto de ley enviado por el presidente Lasso reformaba el Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones para crear Zonas Francas en Ecuador. Estas se sumarían a las Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) que ya constan en la legislación actual. 

Las Zonas Francas y las ZEDE son áreas determinadas en el país para que se asienten nuevas inversiones con ciertos incentivos tributarios. La principal diferencia entre las ZEDE y las Zonas Francas es que los lugares de estas últimas podrían ser establecidos por las empresas privadas. En las ZEDE solo puede hacerlo el gobierno. 

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.