Anabel Llerena es una cineasta quiteña apasionada por el arte. Es socia en un estudio de animación, en el que se encarga de la producción ejecutiva y asistencia de dirección. Gracias a ese trabajo, se involucró con la ilustración, pero no fue hasta que llegó la pandemia del covid-19 que realmente empezó a ilustrar.

Así, en medio de una crisis mundial, nació La Cuca Ilustrada, una cuenta de instagram en la que postea ilustraciones sobre el placer sexual, la salud mental y el feminismo. 

Desde hoy, 8 de marzo de 2022, la Cuca Ilustrada publicará una vez a la semana en GK. Cada domingo podrás ver sus ilustraciones en nuestra cuenta de Instagram y la de ella

En esta entrevista Anabel Llerena cuenta más sobre La Cuca Ilustrada. 

¿Cómo empezó La Cuca Ilustrada?

La Cuca comenzó en la pandemia. Empecé a tener un montón de tiempo libre y a ilustrar más. Además, empecé a estudiar una maestría en Ilustración Editorial, y a mis profesores les dije “quiero hacer algo así”, de ilustración. Como estos temas [el feminismo, el placer, la edad, la salud mental] siempre me han interesado, dije “algo hay ahí”.

PUBLICIDAD

Como ya había hecho el Manual del Chuchaqui [un libro de ilustraciones cómicas sobre las diferentes experiencias que tienen las personas después de una borrachera ], dije sí puedo hacer otro libro. Les conté a mis cuatro amigas del colegio, con las que hablábamos todo el día en la pandemia, y me dijeron “más bien hagamos un Instagram”. 

la cuca ilustrada

Manual del Chuchaqui. Fotografía de Anabel Llerena.

flecha celesteOTROS CONTENIDOS SOBRE GÉNERO

Ahí fueron saliendo las ideas iniciales y estuvimos trabajando juntas. Después cada una se fue ocupando y más bien yo era la que ilustraba y me dedicaba más. Ellas se fueron abriendo un poco. Después me quedé yo con La Cuca, pero el origen fue entre las cuatro. 

Ilustras sobre la salud mental, el placer, el feminismo, los estereotipos de la edad. ¿Cuándo empezaste a interesarte por estos temas? ¿Fue a raíz de La Cuca?

O sea no. Creo que desde siempre he estado interesada en estos temas. Siempre han estado ahí y me han interesado. En realidad todo el tiempo estoy leyendo de psicología, de filosofía y siempre he tenido mucho interés en eso.

Consumo muchísimo humor desde el cine, desde el stand up. Entonces creo que esa siempre ha sido mi forma de resolver los problemas o de encarar mis situaciones. Creo que es la unión de todo eso y quise hacerlo súper personal: en verdad sentir cómo es ser una mujer en Quito de treinta años y todo lo que conlleva.

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Y, claro, muchas veces una puede pensar que es la única que está viviendo algo, pero te das cuenta que se repite, y generalmente todas pasamos por las mismas experiencias. 

Entonces, hay un montón de temas en común que nos interesan. Muchos de estos son tabú, como la sexualidad, los treintas, ir envejeciendo y riéndote de eso con tus amigas, el machismo —que es un tema que yo creo que hace unos años en mi círculos no se topaba tanto y medio se normalizaba. Todavía se repetía la frase “ni el machismo, ni el feminismo”. 

Entonces, sabía que había algo importante ahí y en el hecho de enfrentar los otros temas desde el humor porque la gente siempre va a absorber con más ligereza y con menos rechazo si viene de allí.

¿Cuáles son tus referentes? Lo que te inspira. 

Me imagino algunos, pero ahorita ando consumiendo más ilustración feminista de humor como Lola Vendetta, Flavita Banana. De momento a ellas les sigo más.

Mencionaste el feminismo, la sexualidad, la edad, la salud mental como temas que abordas en La Cuca. Por qué esos, ¿y no otros temas?

Porque desde siempre fue una cuestión personal y, sobre todo, de reírse de uno mismo. Entonces, mientras más íntimo sea, siento que es más honesto. Por eso no topo temas políticos, ni de medio ambiente, ni muy lejanos. Porque eso es “ver hacia fuera”, cuando mi idea es “ver hacia dentro” y de una manera súper vulnerable. Estar súper orgullosas de ser vulnerables y reírse de uno mismo. Por eso quiero que sea lo más íntimo posible.

¿Por qué usar el humor? ¿Por qué el formato ilustración?

Creo que el humor es la mejor manera de comunicar. Primero, porque absorbe y también porque las cosas se vuelven ligeras. Y eso te da una mayor empatía hacia lo que ves y ¿por qué en ilustración? Siento que hubiese sido más común que hiciera algo desde el cine porque estudié cine como carrera principal. Y no me he ido tanto hacia allá. Creo que desde el Manual del Chuchaqui me gustan más los formatos cortos, rápidos, la idea de una. También estudié Publicidad, que no me encanta y no me dedico a eso, pero sí me llevó a tener una mente que abstrae un montón.

Entonces esa abstracción me sirve muchísimo para juntar el cine para contar historias, la publicidad para extraer, y la ilustración, que es a lo que ahorita más me estoy dedicando. Creo que las tres se juntan bien. 

¿A qué público te gustaría llegar?

Al ser tan personal, creo que el público al que más estoy llegando y al que me gustaría seguir llegando es mujeres en sus treintas. Y que sean curiosas y estén dispuestas a reírse de uno mismo para que tengan apertura a cualquier tema. 

¿Qué ideas o mensajes quisieras transmitir mediante tus ilustraciones? 

Primero, la importancia de mostrarse vulnerable porque, para cualquier tema, las ilustraciones nunca vienen desde una superioridad sino desde el “me río o me puedo reír de mí mismo”.

Segundo, el feminismo, que ahorita lo vemos todo el tiempo y yo, que estoy súper involucrada, digo “está ahí y todos sabemos de qué se trata”. Pero en realidad no tanto, no todos entienden.

Me encantaría que, más bien, por medio del humor, esa semillita crezca y alguien quiera investigar más del feminismo, que entienda lo que realmente está pasando. También me gustaría que estén abiertas a la sexualidad, a mostrarse así: honesta y vulnerable. 

De alguna manera empiezan a unirse todos los temas. Hay muchísimo de salud mental y eso también tiene que ver con la idea de que normalicemos los problemas mentales que podemos tener. No hay que escondernos, están ahí y más bien forman parte de un tema súper amplio.

Algunas de las cosas que has ilustrado, ¿te han pasado a ti?

Sí, creo que la mayoría sí me ha pasado. Pero el otro porcentaje es desde mis amigas, de esas historias que me dan siempre ellas. Entonces ahí voy cachando que está pasando, qué tal vez a mí no me pasa, pero que es común en otra gente. Entonces , por ejemplo, en las tías, pienso: ¿qué le preguntarían a esta amiga?. Y lo voy haciendo así.

Koryna Herrera
This author has not yet filled in any details.
So far the author has created 2 blog entries.