El Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA) es un mecanismo en línea que sirve para registrar la recaudación de pensiones alimenticias para los hijos e hijas de quienes fueron demandados para que ejerzan su obligación de paternidad o maternidad.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Según el Consejo de la Judicatura, el SUPA sirve para que se cumpla con el “beneficio del interés superior del niño, niña y adolescente” —quienes en el sistema son llamados beneficiarios o alimentarios. Las pensiones deben ser invertidas en la alimentación, vestimenta o medicinas de los niños. El monto que recibe cada representante del niño se calcula de acuerdo a la tabla de pensiones vigente, y varía dependiendo del salario que reciba el alimentante. En 2022, el salario básico unificado es de 425 dólares, por eso una pensión mínima para un niño de 0 a 2 años es de 119,51 dólares. 

PUBLICIDAD

Las mamás o papás demandados —llamados alimentantes— deben depositar las pensiones en una cuenta autorizada. En caso que no cumplan con el pago mensual de la pensión, automáticamente el SUPA calcula los intereses por mora, según la tasa activa referencial fijada por el Banco Central del Ecuador, más los pagos por transferencias. Por cada pensión en mora, también el sistema cuenta el interés y los cobros adicionales.

El Consejo de la Judicatura dice que cuando un padre o madre realiza el pago de una pensión, el SUPA inmediatamente lo actualiza en el sistema. Esto para evitar que las madres o padres que demandaron pidan una boleta de apremio —documento que sirve para presionar el pago y evitar la salida del país del alimentante. La boleta de apremio la otorga un juez y la hace efectiva la Policía.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

¿Cómo se paga una pensión alimenticia? 

Las madres o padres que están a cargo de los hijos —de hasta 18 años— pueden demandar en cualquier momento a los padres o madres que no asumen los gastos de crianza de sus hijos, según el Código de la Niñez y Adolescencia.

Luego de la presentación de la demanda, el demandado debe pagar la pensión alimenticia. Un juez determina una pensión alimenticia provisional hasta que concluya el juicio, dicen los artículos 8 y 9 del mismo código. El SUPA genera un código de tarjeta. Este es un código único con 8 dígitos; los primeros cuatro son de la provincia, luego viene un guión y después los cuatro números propios de la tarjeta. Por ejemplo, si la demanda se realizó en el Carchi, la tarjeta comienza con el código 0401. El código de tarjeta sirve para consultar el valor de la pensión alimenticia, el movimiento en la cuenta de la persona que lo demanda, y los valores pendientes por pagar. 

El alimentante debe ir a las ventanillas del Banco del Pacífico y bancos y cooperativas autorizadas para realizar el pago. Para hacerlo debe dar el código de tarjeta y el monto de la pensión que va a pagar; no puede pagar una fracción de la pensión mensual, pero sí puede adelantar el pago de pensiones. 

Revisa aquí la lista de instituciones financieras que recaudan las pensiones alimenticias. 

Si un alimentante está en mora, el sistema primero le cobra las deudas pendientes más antiguas. Es decir, las pensiones atrasadas o los acuerdos de pago a los que llegó el demandante y el alimentante ante un juez o mediador, los intereses, retenciones empresariales u otros cobros adicionales. 

Para consultar los valores pendientes o pagados de pensiones alimenticias se debe: 

  • Ingresar a la página web www.funcionjudicial.gob.ec 
  • Hacer clic en pensiones alimenticias/SUPA
  • Hacer clic en en el recuadro ingreso aquí
  • Aparece un recuadro para ingresar el número de cédula del alimentante o también se puede escribir el código de la tarjeta o el número del proceso judicial. 
  • Se despliega una ventana con la información sobre las deudas pagadas y las pendientes. 
Mayuri Castro
Periodista de GK. Cubre educación, migración interna y los derechos de las mujeres. En 2021 ganó la Mención de Honor en Acceso a la Salud del Premio Roche por el reportaje El consuelo de un país en crisis recae en sus estudiantes de psicología. Fue parte del equipo de Mongabay Latam y GK nominado al premio Gabo 2021 en la categoría texto con el especial Mujeres en la Amazonía: lideresas indígenas que están cambiando el rumbo de sus comunidades.