Desde hoy, 14 de enero de 2022, hay una nueva reserva marina en Galápagos. La nueva reserva se llama Hermandad y será de 60 mil kilómetros cuadrados que servirán para ampliar la protección de las miles de especies que habitan en las aguas del archipiélago. La creación de la nueva reserva es una excelente noticia, sin embargo, todavía no podemos festejar como lo hubiéramos querido. 

El mecanismo para financiar la protección de Hermandad aún no se ha definido. 

Y sin financiamiento, los expertos temen que la reserva marina quede solo en papel. 

En un principio, cuando el presidente Guillermo Lasso anunció la creación de una nueva reserva marina en Galápagos, dijo que se haría con un canje de deuda por naturaleza, que se conoce como Debt for Nature Swap

El concepto fue creado en 1984 por el biólogo Thomas Lovejoy y es un mecanismo que permite que una organización o una entidad compren una parte de la deuda externa de un país a cambio de un compromiso de conservación. 

PUBLICIDAD

Una fría tarde de noviembre de 2021, en Glasgow, Escocia, el presidente Lasso no solo dijo que crearía una nueva reserva con un canje de deuda por naturaleza, sino que además prometió que se haría por el monto “más alto de la historia”. 

Días después, en una entrevista en Glasgow, el Ministro de Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Gustavo Manrique, me dijo lo mismo que el presidente Guillermo Lasso había dicho días antes delante de todo el mundo. “Esto [la creación de la nueva reserva marina] viene acompañado de otra decisión del Presidente, que es la creación de un canje deuda que, él ha dicho que será el canje de deuda más grande de la historia de la humanidad”. 

flecha celesteOTROS CONTENIDOS SOBRE MEDIOAMBIENTE

Pero el que Lasso lo haya dicho todavía no significa que será así. 

La tarde de hoy, horas después de que se firmó el decreto con el que se creó la nueva reserva, un grupo de periodistas que viajamos a Galápagos, pero que no pudimos estar en el evento oficial tuvimos un conversatorio con varias autoridades del gabinete ministerial como Gustavo Manrique, Ministro de Ambiente, Simón Cueva, Ministro de Economía y Finanzas, y Niels Olsen, Ministro de Turismo. 

Cerca de las 4:30 de la tarde, los cuatro ministros, acompañados de un representante del Ministerio de Producción, y la viceministra de Ambiente, Bianca Dager, llegaron a la embarcación Islander —que más que una embarcación parecía un hotel cinco estrellas sobre el mar.

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Todos los lunes, las mejores historias. Suscríbete a este newsletter y recibe el contenido más reciente de GK

Allí, en la cubierta, habían ordenado sillas en forma de U y una silla al centro para el ministro Manrique, que realmente no usó porque se quedó de pie. Los cuatro ministros usaban camisas blancas, prístinas, que resaltaban en contraste con el profundo azul del mar que bailaba a sus espaldas. Dager, la única mujer, usaba un vestido blanco igual de impecable que el de sus compañeros.

El objetivo era que nos despejen algunas dudas que teníamos sobre la creación de la reserva. Pero creo que muchos salimos con las mismas dudas, sobre todo, con respecto a cómo se financiaría la Reserva Marina Hermandad. 

Una periodista de Reuters le preguntó al ministro Cueva si se iba a hacer un canje de deuda o si había otros mecanismos que se están analizando para financiar la protección de la reserva. 

El ministro Cueva dijo que “en términos bien generales, efectivamente estamos trabajando en varios aspectos”. Pero explicó que no es algo simple porque es un tema que depende de múltiples actores nacionales e internacionales, y que hay varios aspectos que se deben evaluar. 

Sin embargo, el canje de deuda no es seguro aún. “Estamos evaluando una serie de opciones y el objetivo es tener un sistema que permita financiar de manera sostenible a la nueva reserva”, dijo Cueva. No especificó cuáles eran esos mecanismos ni si uno de ellos es el canje que el presidente Lasso prometió en Glasgow. 

Lo que sí dijo es que se está buscando un sistema que no dure solo en este gobierno, sino que perdure en el tiempo, idealmente con algo parecido a un fideicomiso. Un fideicomiso es una operación mediante la cual una persona u organización destina ciertos bienes a la ejecución de un fin específico. 

Esto es algo que la propuesta de canje de deuda por naturaleza sí permitiría hacer. De hecho, cuando el colectivo Más Galápagos propuso crear una nueva reserva con un canje de deuda en enero de 2021, se había planteado crear un “Fondo Internacional de Galápagos” que tenga un fideicomiso. Con eso, se buscaba financiar la conservación de la nueva área protegida a largo plazo. 

Pero como dijo Cueva —o lo dijo con su silencio— el canje aún no es una realidad porque hay otros mecanismos de financiamiento sobre la mesa. 

Hace dos meses en Glasgow, el presidente Lasso no solo habló de un canje sino de las opciones que tenían para hacerlo. El Presidente dijo en ese entonces que no habían definido con qué organización harían el canje pero que serían “muy cuidadosos” en la evaluación de cada una de las propuestas para “maximizar los beneficios de conservación” de las aguas de Galápagos.

El ministro Simón Cueva, en cambio, dijo que ahora hay muchas organizaciones internacionales y gobiernos amigos interesados en financiar la nueva reserva. “Y por eso es que estamos discutiendo más en detalle cuál es la opción más conveniente para el país, para asegurarnos que funcione”, dijo.  

Dos meses después, pareciera que no ha habido la evaluación que prometió Lasso. Y si la ha habido, se ha ampliado y ya no es solo una evaluación sobre con quién sería mejor hacer un canje de deuda por naturaleza; sino si el canje es el mejor mecanismo para asegurar recursos para la reserva o no. 

El único problema es que en Glasgow aún no había una reserva. 

Ahora sí la hay, y el reloj sigue corriendo. 

Sobre si se cumplirá la promesa del canje de deuda por el monto más alto de la historia que hizo el presidente Lasso en la COP, el ministro Cueva tampoco respondió la pregunta directamente. Dijo que las negociaciones que se están haciendo apuntan a tener un financiamiento a largo plazo. Pero que “la forma de financiamiento tiene varias opciones y tiene múltiples posibilidades… y por eso no queremos cerrar el abanico”. Pero de nuevo, no explicó cuáles son esas posibilidades. 

Tampoco dijo en qué plazo se prevé decidir cuál es la mejor opción de financiamiento para la reserva. Le pregunté si había una fecha tentativa, pero me dijo que “es muy difícil dar una fecha exacta sobre estos temas porque los temas financieros siempre implican una multitud de complicaciones”. 

Pero la reserva ya fue creada y sin un plazo o una fecha tentativa de cuándo se sabrá cómo asegurar su protección, hay un miedo latente de que se vuelva otra área protegida de papel. 

Cuando el presidente Lasso dijo que se haría un canje de deuda, Tarsicio Granizo, director de WWF Ecuador, dijo que era necesario que haya un mecanismo de financiamiento. De lo contrario, la reserva quedaría en papel como ha pasado con otras áreas protegidas de Ecuador que, al no tener recursos, no pueden ser protegidas. 

Walter Bustos, ex director del Parque Nacional Galápagos, me dijo en una entrevista por teléfono que “un ejercicio de ampliación sin recursos técnicos y económicos es letra muerta”. 

Por ahora, la incógnita más grande, sobre cómo se protegerá a la reserva marina Hermandad hasta que se defina cómo financiar su conservación, la resolvió Cueva. El ministro de Economía y Finanzas dijo que “haremos la coordinación interna necesaria para asegurar esos recursos precisamente”. 

Por ahora, sin certeza sobre el canje de deuda u otros mecanismos para financiar la nueva reserva, solo nos queda confiar en la palabra de Simón Cueva y esperar que pronto se defina cómo se protegerá Hermandad.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR