El policía Nixon Alejandro P. D., quien fue sentenciado a tres años en prisión por haber intentado traficar 185 tortugas bebé de Galápagos, fue liberado después de que un tribunal aceptara un recurso de apelación a su favor. Según el diario El Universo, que dice que tuvo acceso al acta judicial de la audiencia de apelación, el policía obtuvo su libertad debido a la crisis carcelaria que enfrenta el país. Te explicamos por qué obtuvo su libertad. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El pasado 30 de noviembre, el Tribunal de la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, habría aceptado el recurso de apelación para la suspensión condicional de la pena. El Código Orgánico Integral Penal (COIP) dice que la suspensión condicional de ejecución de la pena es un beneficio penitenciario que consiste en la no ejecución de la pena de prisión. 

PUBLICIDAD

El recurso de apelación para la suspensión condicional de la pena que presentó el policía, pedía se aceptara su libertad porque su futuro es “incierto” dentro de las cárcel porque en el país, las personas privadas de la libertad tienen que “sobrevivir”. En 2021, más de 320 personas privadas de la libertad han fallecido en al menos cuatro grandes masacres dentro de las cárceles.

¿Qué sucede con el caso?

Aunque el Tribunal haya aceptado el recurso para la suspensión condicional de la pena y ordenado la liberación del policía, eso no significa que el policía no debe cumplir con su sentencia. El COIP dice que la suspensión condicional de ejecución de la pena se otorga bajo ciertas condiciones. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

En este caso, las condiciones para que el policía obtenga su libertad son:

  • No salir del país.
  • Cumplir con la reparación integral de los daños establecida en su sentencia. 

La reparación integral que el policía tiene que pagar es de 639.100 dólares. El pago debe hacerse directamente al Parque Nacional Galápagos.

El caso sobre el tráfico de las tortugas, explicado

El 27 de marzo de 2021, durante una inspección rutinaria, personal del aeropuerto de Baltra y el Parque Nacional Galápagos encontraron una maleta con 185 tortugas bebé. Según el Ministerio de Ambiente y Agua, la maleta viajaba desde las islas hacia la ciudad costera de Guayaquil, en el Ecuador continental. Según un comunicado del Aeropuerto Ecológico de Galápagos, en Baltra, una pequeña isla del archipiélago, las tortugas fueron detectadas a través de las máquinas de rayos X del terminal de cargas. La maleta había sido declarada como “portadora de recuerdos”.

De las 185 tortugas encontradas, 10 murieron. Según la información entregada por autoridades del aeropuerto, fallecieron porque estaban envueltas en fundas plásticas. Se estimaba que los animales no superaban los tres meses de vida. Además, debido a que su caparazón era muy joven, los investigadores no pudieron determinar de qué islas provienen, ni a qué especie de tortugas pertenecen. 

Tener, transportar o traficar especies de flora y fauna silvestre terrestres o marinas, es un delito contra la flora y fauna silvestre. Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP) la persona que cometa este delito será sancionada con prisión de uno a tres años. En este caso, el policía había recibido la pena máxima porque el delito ocurrió en un área protegida, y así lo establece la ley. 

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.