Daniel Salcedo fue sentenciado a 13 años de prisión por peculado. La noche de ayer, 5 de julio, un juez sentenció a Salcedo y a otras 7 personas por  la compra irregular de fundas para cadáveres y otros insumos médicos en el Hospital de los Ceibos, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de Guayaquil. Actualmente, Salcedo cumple otra sentencia de 4 años de prisión por fraude procesal.

¿Qué dice la sentencia por peculado?

Salcedo y otras tres personas fueron sentenciados como coautores del delito y por eso también deberán cumplir 13 años de prisión. Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), un coautor es quien “coadyuve a la ejecución” de un delito —es decir, que contribuye a que se logre perpetrarlo. A otra persona, identificada como Jorge Antonio S.B., el tribunal le dictó seis años con seis meses de cárcel por ser cómplice del delito de peculado. 

La sentencia también incluye la publicación de disculpas públicas “en un medio impreso de circulación nacional” y que la sentencia sea publicada en el sitio web del IESS. 

El tribunal también sentenció a Susana Paola Mera, exgerente del Hospital de Los Ceibos, Cristina del Rocío Goya, responsable de compras públicas, y Johana Isabel Vinueza, exsubdirectora administrativa y financiera del hospital. Según un comunicado de la Fiscalía, las tres fueron sentenciadas a 13 años de prisión como autoras directas del delito de peculado. 

¿Por qué Salcedo es condenado como coautor y no como autor?

PUBLICIDAD

La Fiscalía dice que en el juicio también se demostró que las exfuncionarias del Hospital de Los Ceibos no trabajaron solas. El tribunal dijo que personas que no eran funcionarios públicos como Salcedo “coadyuvaron para que se perfeccione el delito”. 

La Fiscalía sostiene que Salcedo tiene “vinculación societaria con empresas que participaron en la emisión de proformas para adecuar a la propuesta de silverti como ‘la más favorable’ ”. Es decir, empresas de las que Salcedo era socio también presentaron proformas en el concurso que terminó siendo adjudicado para a Silverti S.A. Según la Fiscalía, la presentación de estas proformas era parte de un concierto ilícito para darle una apariencia de legalidad al concurso pero cuyo resultado estaba ya acordado de antemano por los ahora sentenciados. 

Según la Fiscalía, las proformas presentadas tenían valores más altos para mostrar a la proforma de Silverti como la más favorable. Una de esas compañías era Bioim que está vinculada a Ecap-Mediq, de la que Daniel Salcedo fue accionista hasta el 7 de mayo de 2020. El 4 de mayo de 2020, la Fiscalía allanó las oficinas de Silverti y otros inmuebles relacionados con el caso.Tres días después de esos allanamientos, Salcedo transfirió el paquete de 400 acciones de Ecap-Mediq a uno de sus amigos, Jorge San Lucas.

El juez también dijo que la contratación de la compra sí fue suscrita con Silverti S.A. y que se entregaron los insumos, hay un informe de recepción a conformidad para probarlo. Sin embargo, las bolsas no fueron pagadas en su totalidad porque estallaron las denuncias públicas y la Fiscalía abrió la investigación. Flores dijo que el que el pago no se haya hecho, eso “no significa que el actuar de las servidoras públicas sea justificable”. El juez dijo que se dispusieron recursos públicos de “manera arbitraria”. 

Noticias Más Recientes

¿Por qué delito fueron condenadas las personas involucradas?

La Fiscalía dijo que su investigación determinó que Mera y Vinueza “dispusieron abiertamente de fondos públicos para la adjudicación de un contrato” que tenía 872 mil dólares de presupuesto. Las exfuncionarias del Hospital de los Ceibos adjudicaron el contrato para comprar 4 mil fundas para cadáveres a Silverti S.A., que comercializa insumos médicos al por mayor, que las vendía a 148 dólares cada una. En el mercado esos mismos insumos costaban apenas 12 dólares cada una. 

Con el sobreprecio se podían haber comprado: 45.333 trajes de bioseguridad, 138.071 mascarillas KN95 o 525.714 mascarillas quirúrgicas en el pico de la pandemia en una de las ciudades más afectadas por el covid-19. En Guayaquil, entre marzo y mayo de 2021 murieron más de 15 mil personas. 

¿Cómo fue el juicio?

La audiencia de juicio duró 30 días. Según la Fiscalía, se convocaron a 112 testigos y la institución presentó 126 pruebas documentales ante el tribunal. 

PUBLICIDAD

La Fiscalía dice que esos documentos “evidenciaron una serie de inobservancias a la normativa de contratación pública”. Entre esas, la falta de un estudio de mercado adecuado y “un justificado incremento en los rubros de los insumos”, según el comunicado de la Fiscalía. El delito, dice la institución, se cometió “aprovechándose de la declaratoria de estado de excepción” por la pandemia de covid-19 en marzo y abril de 2020.

Según la Fiscalía, también se demostró que se falsificaron firmas para validar esa compra y beneficiar a la empresa adjudicataria, Silverti S.A. Ayer, el juez Francisco Flores —uno de los que integraba el tribunal que resolvió el caso— dijo que Silverti S.A. ofrecía bolsas para cadáveres con un incremento de más del 300% en su precio en comparación con otras empresas. Por eso, dijo Flores, la compra “no se justifica”. 

¿Quién es Daniel Salcedo?

Este es uno de los múltiples procesos judiciales por presunta corrupción en la pandemia en los que Daniel Salcedo está involucrado. 

En junio de 2020, Salcedo y su novia, Jocelyn Mieles, intentaron escapar del país en una avioneta pero se accidentaron a 30 kilómetros de la frontera de Ecuador, en la ciudad peruana de Tumbes. La entonces Ministra de Gobierno, María Paula Romo, dijo que antes de su intento de fuga, Salcedo ya había sido relacionado “a la investigación penal a proveedores y directivos de hospitales públicos” en la pandemia. 

Después del accidente de Daniel Salcedo, las autoridades detuvieron a su hermano Noé en la frontera con Perú. En su posesión encontraron 47.600 dólares en efectivo. Noé Salcedo no puedo justificar el origen de ese dinero. La Fiscalía abrió una investigación por presunto lavado de activos en la venta ilegal de insumos médicos contra los hermanos Salcedo. En este caso también se investiga a 6 empresas y otros proveedores del Estado. Según la Fiscalía, el monto lavado es de 3 millones de dólares. 

El pasado 3 de julio, Noé Salcedo fue sentenciado a 7 años de cárcel por otro proceso por delincuencia organizada en la venta de insumos médicos en la pandemia por el covid-19 en Guayaquil que había en su contra. También deberá pagar 8 mil dólares como multa. 

Daniel y Noé Salcedo también fueron procesados en una investigación por presunta delincuencia organizada en la venta de medicamentos con sobreprecio en los hospitales del IESS. La Fiscalía dijo que “como parte de una organización delincuencial”, varios funcionarios de la Seguridad Social y empresarios se habrían beneficiado de convenios de pago irregulares para la venta de insumos. La Fiscalía también vinculó a Paul Granda, exdirector del Consejo Directivo del IESS; exgerentes y empleados de los hospitales. 

El 25 de junio de 2021, la audiencia de juicio de este caso fue diferida por pedido de la defensa de uno de los procesados. La Fiscalía advirtió que la orden de prisión preventiva contra los hermanos Salcedo estaba por caducar. Sin embargo, el Departamento de Comunicación de la institución confirmó a GK que seguirán presos porque tienen sentencias y otros procesos judiciales en su contra.