El gobierno de Guillermo Lasso presentó hoy, 31 de mayo, el plan de vacunación contra el covid-19. Según el plan, se espera vacunar a nueve millones de personas en 100 días, es decir, al 74% de la población.

El viernes 28 de mayo el gobierno nacional había informado que todos los municipios  apoyarían el proceso de vacunación, por lo que el Municipio de Quito informó ayer, 30 de mayo, que se habían establecido cinco puntos fijos de vacunación. Entre ellos, la Unidad Educativa Sebastián de Benalcázar, el Centro de Atención Temporal Quito Solidario —ubicado en el Centro de Convenciones Quito del Parque Bicentenario—, la Unidad Educativa Municipal Calderón; la Unidad Educativa Bicentenario —en Quitumbe— y la Unidad Educativa Oswaldo Lombeyda,en Guamaní, al sur de la capital.

Al medio día de hoy, un equipo periodístico de GK visitó dos de estos centros, la Unidad Educativa Sebastián de Benalcázar y el Centro de Atención Temporal Quito Solidario, para ver cómo se desarrollaba el proceso. Constatamos que, en la Unidad Educativa Sebastián de Benalcázar, hay una persona del Ministerio de Salud Pública (MSP) a la entrada del recinto, que pregunta a quien quiera entrar, si es que la persona tiene cita en ese punto de vacunación.  Además, le pide la cédula de identidad. Las personas que ingresan pueden estar con un acompañantes, aunque en algunos casos entraban con más de uno.

Después de entrar al establecimiento y dirigirse a la zona destinada para vacunación, una persona del Municipio de Quito le indica el número de aula en la que será atendida. En el caso de los docentes que fueron vacunados con Astrazeneca, el funcionario les explica que el MSP recomienda que es mejor que se apliquen la segunda 60 días después de la primera dosis. “Por algún motivo o error se ha realizado la convocatoria a algunos maestros a los 28 días”, por lo que el personal del MSP les da a los docentes la opción de vacunarse en la fecha que dice su cita, hoy 31 de mayo, o en el plazo de 60 días que sería la fecha “más adecuada”, dijo el funcionario. El funcionario explicó que los docentes pueden decidir vacunarse o no con la segunda dosis, pero si deciden tomarla antes de los tiempos sugeridos, es bajo su responsabilidad, dice, y  deben firmar un formulario en el que se deslinda de cualquier responsabilidad al MSP.

PUBLICIDAD

El punto de vacunación en el Colegio Benalcázar está dividido en dos partes: en el primer piso hay nueve brigadas que inoculan a personas de la tercera edad y enfermedades catastróficas. Ocho de esas brigadas aplican las dosis de Pfizer y una la de Sinovac. El segundo piso está destinado para la vacunación de Astrazeneca y, hasta allí, acuden principalmente docentes que deben ser vacunados.

Noticias Más Recientes

Previo a la vacunación, en cada brigada, se encuentra un funcionario que constata en el sistema que la persona que llega conste en el plan de vacunación, además se le pide la cédula de identidad. Al finalizar el proceso el personal de salud le entrega un carnet de vacunación.

Carolina Chiriboga es profesora del Colegio José Eigel, y  le aplicaron la segunda dosis de Astrazeneca. Considera que este proceso de vacunación fue bueno, ordenado y tranquilo. Además, esta vez sí hubo un proceso de información antes de que el personal médico le pusiera la vacuna, dice Chiriboga y cuenta que le dijeron la marca de la vacuna que le iban a poner , los posibles efectos, pero dijo que nadie le informó correctamente sobre el plazo en el que debía ponerse la vacuna por lo que optó por que le vacunen.

A Yolanda de León, un funcionario del Municipio de Quito le explicó la recomendación del MSP para la segunda dosis de Aztraseneca, sin embargo, ella se sintió confundida porque considera que la explicación no fue dada por un médico por lo que ella intentó comunicarse con un doctor para que le recomiende qué hacer. Ambas maestras coinciden que este cambio en el tiempo definido para la segunda dosis causa desconfianza en el proceso de vacunación.

Otro de los puntos de vacunación fue el Centro de Atención Temporal Quito Solidario, ubicado en el parque bicentenario, en el antiguo aeropuerto de Quito. A las dos y media de la tarde, las carpas y las sillas de las salas de espera estaban completamente vacías y las puertas de entrada estaban cerradas sin cadenas ni candados. No había funcionarios de salud ni guardias de seguridad que informarán qué pasaba con este centro de vacunación que según el Municipio de Quito, debía estar habilitado hoy para vacunación.

La mamá de Jenny Orozco debía recibir la segunda dosis de su vacuna hace cuatro días, pero aún no ha podido ser inoculada por el cambio de gobierno y de las fechas del plan de inmunización. 

El centro de vacunación en el que recibió la primera dosis, en el sur de Quito, ya no está habilitado, por lo que Orozco llamó a la línea 171 el sábado pasado para recibir más información. Allí le dijeron que se acerque a uno de los puntos fijos.  

La tarde del domingo 30 de mayo se trasladó desde el sur al parque Bicentenario, en el norte de la ciudad, para intentar vacunar a su mamá pero el personal le dijo que volviera este lunes. 

Sin embargo, hoy Jenny se encontró con las puertas cerradas. Aunque el centro no estaba trabajando, hasta allí llegaron adultos mayores y personas con enfermedades catastróficas que esperaban vacunarse. Fueron en vano porque no había atención pero nadie les había notificado que este recinto no estaba trabajando. En la puerta del centro había una hoja que decía: en este establecimiento no se realiza el proceso de vacunación, por favor solicitar información al 717 o consulte su lugar de vacunación en el siguiente link: https://lugarvacunacion.cne.gob.ec/.”

GK contactó a los responsables de comunicación del Ministerio de Salud y  del Municipio de Quito para conocer por qué este centro de vacunación no está trabajando, pero hasta el cierre de esta nota no recibimos respuesta. A pesar de que ayer el Municipio de Quito difundió información sobre los puntos de vacunación, en la que incluyó al parque Bicentenario, hoy al mediodía, el MSP difundió otro documento en donde se encuentran registrados todos los centros a nivel nacional y en él no se incluye el Centro de Atención Temporal Quito Solidario.