La mañana de hoy, 24 de Mayo de 2021, fue la ceremonia de transmisión de mando y posesión presidencial de Guillermo Lasso Mendoza. El acto protocolar comenzó pasadas las 10 de la mañana en la Asamblea Nacional, en Quito. Lasso fue juramentado y asumió legalmente como Presidente Constitucional de la República. También asumió Alfredo Borrero como vicepresidente. El binomio de la ahora extinta alianza del Partido Social Critiano y el movimiento CREO ganó las elecciones presidenciales del pasado 11 de abril. 

Al evento asistieron familiares de Lasso, autoridades del Legislativo, jefes de Estado de otros países, representantes de organismos internacionales, autoridades nacionales, entre otros. También estuvieron en la ceremonia el presidente y la vicepresidente salientes, Lenín Moreno y María Alejandra Muñoz (la cuarta del gobierno que terminó hoy). La sesión fue atípica —la única en el último siglo hecha en una pandemia— y los asistentes tuvieron que ceñirse al protocolo de bioseguridad para prevenir la propagación del covid-19. 

Los invitados llegaron a la Asamblea desde las 8:30 de la mañana de hoy. Fueron recibidos por Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea Nacional. Debían seguir un cronograma para la llegada al Legislativo. Aunque en algunos casos como el de los vicepresidentes y las autoridades internacionales los horarios se mezclaron, la llegada de Lasso y de Moreno —los últimos en entrar, según el protocolo— se hizo en el orden planificado. 

A las 9:58 de la mañana, Guillermo Lasso llegó a la Asamblea Nacional de la mano de su hija María Mercedes, y acompañado de su esposa, María de Lourdes Alcívar. Lo siguieron sus otros 4 hijos, nueras, yerno, sus nietos y demás familiares. Cuando Llori los recibió, Lasso le dijo que era un gusto conocerla personalmente. 

PUBLICIDAD

Cuatro minutos después, llegó el presidente saliente Lenín Moreno acompañado de su esposa, Rocío González. Llori también lo recibió y le dio la bienvenida a la Asamblea. Según el protocolo, Moreno debía ser la última persona en llegar a la Asamblea Nacional para la ceremonia de posesión. Llori y Moreno entraron juntos a la Asamblea. Hicieron una venia frente al pabellón nacional y su estandarte y entraron. 

Noticias Más Recientes

Moreno entró en medio de (e ignoró con una sonrisa monalística, entre ingenua y sardónica) los gritos increpantes de la bancada de la coalición correísta UNES, que lo acusaban de traidor. Los legisladores correístas mostraban pañuelos negros con la frase “Otro Moreno nunca más”. Lenín Moreno fue designado por la Alianza País de Rafael Correa para que sea su sucesor en 2017, pero muy pronto ambos líderes se pelearon a muerte, partiendo y destruyendo a su movimiento político. El bando correísta acusó la traición de Moreno que, en cambio, alegaba haber sido engañado sobre el estado del país que recibió. Tras su breve recorrido por medio del hemiciclo del pleno, sin darse por enterado de los gritos, Moreno llegó al estrado, chocó los puños y estrechó las manos de varios de los asistentes y se ubicó junto a Lasso, Llori, Muñoz y Borrero. 

El primer punto en el orden del día fue el ingreso del Estandarte Nacional, la bandera y su escolta. Luego los presentes entonaron el Himno Nacional, al finalizarlo algunos asistentes gritaron “¡Qué viva el Ecuador!”. 

El primer discurso fue el de Guadalupe Llori. En su intervención, la Presidenta de la Asamblea dijo que era una celebración histórica porque se conmemoraba la independencia del Ecuador, pero también “porque después de más de una década se respira a libertad y democracia en un cambio de mando”. 

Llori resaltó la importancia de que el Ejecutivo y el Legislativo no estén lideradas por personas en una misma línea política, algo que pasa en Ecuador por primera vez en más de 10 años. En este caso, Lasso es de CREO y Llori de Pachakutik. La Presidenta de la Asamblea dijo que eso era una muestra de un país “con democracia plena, en el que se convive en la diversidad, toma decisiones en base a acuerdos sin temor a expresarse”. 

Llori dijo que debían trabajar en proyectos de ley que garanticen los derechos de los grupos más vulnerables de la sociedad como niños, niñas, nacionalidades indígenas, entre otros. Según ella, en los primeros 100 días de gobierno deben legislar para reactivar la economía, combatir el covid-19 y para generar empleo. “Debemos generar una hoja de ruta para los próximos 4 años”, dijo. Para hacerlo, añadió Llori, se debe lograr consensos en la Asamblea para poder legislar por la vida. La Presidenta de la Asamblea terminó su discurso diciendo que tenían una oportunidad histórica para “buscar la unidad en la diversidad, para hacer una minga por la ética, educación, salud y derechos humanos”. 

Inmediatamente después de su discurso, Llori le tomó el juramento presidencial a Guillermo Lasso. La Ley Orgánica de la Función Legislativa establece que el 24 de Mayo del año en el que hayan elecciones generales, el Presidente de la Asamblea debe tomarle el juramento al Presidente y al Vicepresidente de la República para posesionarlos en su cargo. Gillermo Lasso hizo su juramento sobre una Biblia católica sostenida por su esposa. Así, antes de las 10:30 de la mañana de hoy, 24 de Mayo de 2021, quedó legalmente posesionado como Presidente Constitucional de la República. 

Llori también le sacó la banda presidencial a Lenín Moreno y se la puso a Lasso. Después, le entregaron al flamante presidente el Gran Collar de la Orden Nacional al Mérito, una de las máximas condecoraciones ecuatorianas y que se entrega a los presidentes al asumir el mando como jefe de esa orden, del Estado y titular del Ejecutivo. 

Con la banda presidencial y el Gran Collar de la Orden Nacional al Mérito, Lasso firmó el decreto presidencial con el que asumió ser el jefe de Estado y de gobierno por los siguientes cuatro años. Antes de firmar el documento, Lasso se persignó. 

Una vez que Lasso fue oficialmente posesionado, Llori también le tomó el juramento de posesión a Alfredo Borrero. El nuevo vicepresidente juró al lado de su esposa, Lucía Pazmiño, de Guillermo Lasso y de Lenín Moreno. A las 10:40 de la mañana, Lenín Moreno y María Alejandra Muñoz salieron de la Asamblea como expresidente y vicepresidente —tal como manda el protocolo. 

Después de la salida de las antiguas autoridades y sus familias, Guillermo Lasso dio su primer discurso como Presidente de la República que duró más de una hora. Comenzó su discurso con dificultad para hablar en ciertos momentos su voz se quebró. Lasso dijo que era un día de “rememoración y de renovación porque el gobierno que hoy nace tiene ante sí la responsabilidad de liderarnos hacia un nuevo siglo de republicanismo ecuatoriano”. 

El nuevo Presidente dijo que hoy, 24 de Mayo de 2021, estábamos exactamente a un año del bicentenario de la Batalla del Pichincha. Era un momento para “examinar si a lo largo de estos años hemos estado a la altura de esos ideales republicanos que nos vieron nacer, si hemos hecho honor a los patriotas que le dieron la vida al país. ¿El país que recibimos responde a la grandeza de aquel sacrificio?”. Según Lasso, también debemos preguntarnos si especialmente en los últimos años en el país “se ha gozado de libertad, libertad de poderes e igualdad de oportunidades”.  

El presidente Lasso dijo que la respuesta era claramente que no: el país tiene históricos niveles de desempleo, corrupción, desnutrición y desigualdad. Además, dijo, el país no ha podido enfrentar la pandemia del covid-19, la falta de educación de oportunidades. La causa de esos problemas, dijo Lasso, era una sola: “que los gobernantes nos han fallado, no han sabido estar a la altura del sacrificio de nuestra gente” en la Batalla del Pichincha. 

Según Lasso, las autoridades anteriores cedieron “a la peor de las debilidades políticas: la tentación autoritaria”. Prometió enfáticamente cambiar esa situación. “En este nuevo siglo de republicanismo que estamos a punto de arrancar termina la era de los caudillos”, dijo Lasso. El recién posesionado Presidente dijo que en su gobierno se acabará la persecución política en Ecuador porque él no ha venido “a saciar el odio de pocos” sino “el hambre de muchos”. 

Lasso también habló de algunas de las prioridades de su gobierno. Lasso dijo que desde hoy entra en vigor el plan de vacunación contra el covid-19. Él ofreció vacunar a 9 millones de personas, más del 50% de la población del país, en sus primeros 100 días en el cargo. Lasso dijo que el renovado Ministerio de Salud será apoyado por el vicepresidente Borrero. Aseguró que después de los primeros 100 días, seguirán vacunando hasta que termine la pandemia. 

Después de que el Presidente terminó su intervención, los presentes entonaron el Himno a Quito y luego salió el Estandarte Nacional. Así finalizó la ceremonia de posesión y las autoridades salieron de la Asamblea. En su primer día como Presidente, Guillermo Lasso tendrá un almuerzo con otras autoridades, firmará decretos y los nombramientos de su gabinete y se reunirá con el Consejo de Seguridad Pública del Estado.